Los Cuerpos Perdidos del español José Manuel Mora, estuvo en cartelera desde el 6 hasta el pasado 29 de julio en el Centro Cultural Matucana 100. La obra aborda los femicidios cometidos en Ciudad Juárez como eje central. El dramaturgo viajó a México para escribir esta obra, seleccionada en el X° Festival de Dramaturgia Europea Contemporánea y en la que actúan los destacados actores Eduardo Paxeco y Santiago Meneghello, entre otros. La alta cifra de asesinatos no resueltos en Ciudad Juárez –que se estiman en más de 3000- sirve como punto de partida para la creación de la atmósfera enrarecida y enigmática que envuelve a Los Cuerpos Perdidos.  

Este montaje, llevado a escena por el director nacional Marco Espinoza (Piaf, Cómo aprendí a manejar) y que estará durante todo julio en cartelera en el Centro Cultural Matucana 100, fue escrita por el español José Manuel Mora gracias a una beca del programa Iberescena, e indaga en la impunidad y en la ola de violentos crímenes cometidos en Ciudad Juárez, cuyas víctimas en su mayoría han sido mujeres. El montaje se desenvuelve a través del caso de Yo (Eduardo Paxeco), un académico español que enseña física en la Universidad de Ciudad Juárez, y que no sólo descubre una brutal realidad donde junto con las diferencias sociales y raciales, se evidencian crímenes de desaparición y asesinato de mujeres, sino también se ve a sí mismo como partícipe de esta seguidilla de atroces acontecimientos.

“La puesta en escena pretende evidenciar la brutalidad de los femicidios a través de la exposición cruda y objetiva de los hechos por medio de recursos brechtianos de expresión escénica”, explica Marco Espinoza.Los Cuerpos Perdidos aborda la dolorosa prevalencia de la memoria social a partir de las tragedias individuales y plantea un cuestionamiento sobre la legitimidad de usar -y, por tanto, manipular- la barbarie y el dolor ajeno como material de creación.

El dramaturgo español, José Manuel Mora, explica que en México encontró dos palabras claves para enfrentarse a la escritura: dolor y memoria. “El dolor siempre me había parecido una experiencia personal, íntima e intransferible. En cambio, la memoria se me apareció en México como experiencia transferible y colectiva. Así, mientras el primero es natural y largo, la segunda es corta y artificial y, en la obra, levanta una ficción inspirada en lo real sobre la barbarie, el mal, la injusticia y la locura”. La actuación se vale de la interpretación de varios roles en un mismo actor, desarrollado la creación del personaje y su caracterización a la vista del público para exponerlo objetivamente en sus virtudes y defectos. La obra también utiliza recursos audiovisuales como mecanismo de distanciamiento en la creación de espacios y como medio documental al instalar la realidad dentro de la representación.

Los Cuerpos Perdidos recibió en 2009 el XVIII premio de la Sociedad General de Autores y Editores de España (SGAE) en la modalidad teatro y ha sido incluida en la colección teatro autor. En Chile, en tanto, la obra fue seleccionada en el X° Festival de Dramaturgia Europea Contemporánea, realizada en el Göethe Institut durante agosto y septiembre de 2010, donde fue presentada como semi-montaje -también bajo la dirección de Marco Espinoza- con funciones en Santiago y La Serena. El elenco que montó la obra en nuestro país fue conformado por Eduardo Paxeco, Eduardo Herrera, Marcela Salinas, Félix Venegas, Santiago Meneghello y Alejandra Díaz Scharager. La escenografía fue diseñada por Jorge “Chino” González y Koke Velis, el vestuario fue creación de Jorge “Chino” González, la iluminación fue diseño de Koke Velis, mientras que la realización audiovisual estuvo a cargo de Rafael Burgos.