La justicia ratificó este lunes la condena a prisión de 6 miembros la cúpula de la Dirección de Inteligencia Nacional (DINA), la policía secreta de Augusto Pinochet, por el secuestro calificado de Muriel Dockendorff, ocurrido en 1974, informaron fuentes judiciales.

En un fallo dividido (2-1), la Cuarta Sala de la Corte de Apelaciones de Santiago confirmó las penas dictadas en primera instancia por el juez especial Alejandro Solís, de 15 años de cárcel contra el general (r) Manuel Contreras, ex director de la DINA, el ex brigadier Miguel Krassnoff y el coronel (r) Marcelo Moren Brito.

Otros 3 antiguos agentes, el ex suboficial Basclay Zapata, el ex oficial de Carabineros Gerardo Godoy y el ex coronel de Gendarmería Orlando Manzo fueron sentenciados a 10 años de prisión.

Contreras suma casi 300 años de prisión en condenas. Con este fallo, Manuel Contreras acumula condenas por más de 295 años de prisión en decenas de juicios por violaciones a los derechos humanos cometidos durante la dictadura.

En su resolución, la corte determina que “los (antecedentes) anteriores, suficientemente contundentes, que constituyen presunciones graves, precisas y concordantes” acreditan “la participación de estas personas en el secuestro calificado de Muriel Dockendorff”.

La Corte, no obstante, rechazó una demanda civil presentada por los familiares de la víctima al considerar que no es competencia del tribunal.

El caso Dockendorff

Muriel Dockendorff, una estudiante universitaria de 23 años, militante del MIR (Movimiento de Izquierda Revolucionaria), fue detenida en Santiago el 6 de agosto de 1974 por agentes de la DINA tras haber sido liberada de un arresto anterior, ocurrido el 6 de junio de ese año, junto a su marido Juan Molina Manzor, por efectivos de la Fuerza Aérea (FACH).

Dockendorff fue liberada el 12 de julio, mientras que su esposo continuó preso hasta junio de 1975, cuando fue expulsado de Chile.

Tras su segunda detención, Muriel Dockendorff fue llevada al centro de detención, tortura y desaparición ubicado en la calle Londres 38, en el centro de Santiago.

Allí, según diversos testigos, fue torturada y trasladada posteriormente al centro de detención y tortura de Cuatro Álamos, donde su rastro se perdió hasta la actualidad.

El nombre de Muriel Dockendorff fue incluido en 1975 en la llamada “Operación Colombo”, que consistió en un montaje de la DINA para encubrir la desaparición de 119 prisioneros políticos, la mayoría de ellos miembros del MIR.

El montaje consistió en la edición, por única vez, de la revista “Lea” en Argentina y “O Novo Día”, en Brasil, en las que se publicaron los nombres de los 119, con la versión de que habían muerto en pugnas internas del MIR.

Fuente: Diario nacion.cl