• La iniciativa busca desde la creación musical homenajear a las víctimas de la dictadura.
  • Manuel García, Camila Moreno y Alex Anwandter apadrinarán a los ganadores del concurso y participarán junto a ellos en un gran recital de cierre.

Con la finalidad de realizar un homenaje a las víctimas de la dictadura, que no han sido tributadas públicamente, y descubrir nuevos talentos nacionales, este 2013, cuando se cumplen 40 años del golpe de estado; el Museo de la Memoria y los Derechos Humanos, Balmaceda Arte Joven y el Museo de la Solidaridad Salvador Allende, lanzan el concurso nacional Mala Memoria, Música para no olvidar. La mecánica del concurso será la siguiente: En el sitio malamemoria.cl estará disponible el Informe Rettig con el listado calificado de víctimas de la dictadura que, en su mayoría, no ha recibido reconocimiento público. Los participantes tendrán tres meses (julio, agosto y septiembre) para escribir una canción sobre uno de los casos no tributados, grabarla en un demo y subirla al portal del concurso. Luego el jurado elegirá cuatro finalistas que trabajarán junto a los artistas en el proceso final, mediante sesiones de estudio, para luego presentar el producto definitivo en un gran concierto gratuito en la explanada del Museo de la Memoria y los Derechos Humanos. Esta actividad busca además descubrir nuevos talentos de la escena musical chilena, quienes tendrán la oportunidad de colaborar directamente con destacados artistas nacionales y ser parte de un show musical masivo, que se desarrollará en enero del próximo año. La iniciativa considera la participación de artistas como Camila Moreno, Álex Anwandter y Manuel García, entre otros; quienes serán parte de un jurado que seleccionará las canciones y los participantes de este tributo. Estos artistas tendrán un rol pedagógico al apadrinar a las nuevas voces que participen del proyecto, para trabajar con ellos sus creaciones y afinarlas para obtener un resultado final. La iniciativa convoca a todos los creadores e interesados a lo largo de todo al país; hombres y mujeres de 18 a 40 años. Es un proyecto que busca incentivar a que los jóvenes creen sus propias canciones, y así motivar la reflexión sobre la memoria, la solidaridad y la importancia de los Derechos Humanos.