Fuente: Agencia de Noticias

La Confederación de Estudiantes de Chile (CONFECH) convocó a una marcha para el 17 de octubre en todas las capitales regionales del país.

La Confederación de Estudiantes de Chile (Confech), que agrupa a 30 federaciones universitarias del país, convocó a la última gran marcha nacional del actual escenario de campaña para las elecciones de noviembre. La marcha se realiza al menos en cada una de las capitales regionales, con el propósito de posicionar las principales demandas del Movimiento Social por la Educación, como por ejemplo la “desmunicipalización” de los liceos públicos; y término al lucro con platas fiscales en los colegios particulares subvencionados para así revertir el derrumbe de la matrícula pública.

Ésta última en la actualidad abarca apenas al 38% de los escolares, mientras que en el año 2000 era de 53%, y en 1973 era de 80%, como sucede en el promedio de los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), grupo internacional de referencia para políticas públicas, que suma a 34 países, entre los que se encuentra Chile desde el año 2007.
El vocero del Zonal Metropolitano de la Confech, y presidente de la Federación de Estudiantes de la Universidad Católica, Diego Vela, expresó que el propósito de esta nueva marcha del 17 de octubre es forzar a las candidaturas a definirse en función del petitorio del Movimiento Social por la Educación, que ya ha consolidado respaldo y solidaridad por parte de la ciudadanía.
En este sentido, el dirigente de la Universidad Católica afirmó ante medios de prensa que “esa solidaridad que se ha generado se tiene que plasmar en cambios concretos y este año es fundamental para eso, este año va a afectar los próximos cuatro años que vivamos como país, este año se van a fijar los cimientos con los cuales construyamos un nuevo Chile en los próximos 20 años y entendemos que la única manera para lograrlo va a ser si trabajamos juntos. Durante más de 23 años estamos acostumbrados a delegar en otros los cambios que nosotros queremos lograr y justamente entendemos que si seguimos con esa lógica esos cambios no llegaran y eso es algo que se tiene que asegurar a través de espacios concretos de incidencia”.
El movimiento plantea que debe estrecharse la relación “entre lo social y lo político”, para así superar el “disfraz de discusión técnica y supuestamente neutral con el que la clase política y algunas candidaturas pretenden vestir al debate educacional”. Es por ello que, según adelantó el vocero de la Coordinadora Nacional de Estudiantes Secundarios (CONES), Moisés Paredes, darán a conocer -en el contexto de la marcha del 17 de octubre- un documento expresamente dirigido y entregado a cada una de las candidaturas presidenciales.
Por esto, el dirigente de los estudiantes secundarios aseveró ante la prensa que “la discusión no se puede remitir tan sólo a sus comandos, sino que se debe hacer de cara a la ciudadanía, de cara a las organizaciones sociales y es así que de parte de la Coordinadora Nacional de Estudiantes Secundarios (CONES) en la segunda semana de octubre vamos a sacar un documento con el cual nos vamos a sentar con los candidatos, va a ser una Guía de Ruta, va a ser un emplazamiento directo, y no porque queramos hacerle la pega, sino porque aquí queremos generar verdadera incidencia política y esa incidencia la vamos hacer proponiendo, movilizando y también teniendo la capacidad de sentarse a dialogar cuando sea posible”.