sala-camara-diputados-chileMientras la ANEF y el Gobierno se encuentran negociando el reajuste a los trabajadores públicos, surge nuevamente un punto de preocupación ciudadana y que refleja los altos niveles de desigualdad en Chile. Se trata de los desproporcionados sueldos que reciben los parlamentarios chilenos, los cuales se encuentran muy por sobre el promedio de sus pares en América latina.

Dicha diferencia sideral entre nuestros legisladores y los del resto de la región quedó graficada en un estudio publicado en agosto pasado por el diario colombiano Semana.com, donde queda en evidencia que Chile supera ampliamente, incluso por más del doble, las remuneraciones que perciben los congresistas de Brasil, país que alcanza el segundo lugar del triste ranking (ver infografía).

salarios-730x350

Esto ha provocado que algunos candidatos independientes estén considerando propuestas que disminuyan la cantidad de recursos públicos que los parlamentarios perciben como ingresos.

Candidatos quieren sueldos más bajos

foto-bio-2Es el caso del ex dirigente estudiantil, y candidato de Revolución Democrática (RD) por Santiago Centro, Giorgio Jackson (@GiorgioJackson) quien expresó en una entrevista a Radio Cooperativa, que le parecía “poco ético” el sueldo de los congresistas en Chile. “No digo que los parlamentarios no hagan nada. Muchos se sacan la mugre y están trabajando todo el día y toda la noche. Pero también hay periodos como esta época en que la sala se ve vacía. Lo que digo es que es poco ético que haya una diferencia de 37 veces entre el sueldo de un parlamentario y el de un trabajador. (…)Lo máximo debería ser 20 veces y eso significa que sea la mitad de la dieta actual. Los diputados por ley ganan lo mismo que un ministro: 7.800.00”, expresó Jackson.

El análisis del ingeniero Industrial apunta principalmente al nivel de desigualdad que expresan estas cifras, por lo que él, junto ex compañeros del movimiento estudiantil como el candidato por Punta Arenas Gabriel Boric, aseguran que las remuneraciones parlamentarias deben ser reducidas al menos a la mitad. “Cuatro millones de pesos es un sueldazo y bajarlo sería mandar una señal sobre las brechas salariales. (…) Alguien que aspira a cargos de representación popular no es por las lucas sino por el servicio público. Sería un insulto decir que no voy a vivir de sobra con lo que gana un parlamentario“, criticó el candidato de RD.

“Los parlamentarios se han transformado en instituciones y parlamentarios para sí mismos, se fijan normas para ellos y no son representantes del pueblo sino que prácticamente son funcionarios de una casta burocrática”

En una línea similar se posiciona Esteban Silva (@esilvacuadra), candidato a senador por Santiago Oriente. Para el también presidente del Movimiento del Socialismo Allendista de Chile, las consecuencias de que los parlamentarios perciban sueldos tan altos genera un distanciamiento entre las autoridades y la ciudadanía. “Los parlamentarios se han transformado en instituciones y parlamentarios para sí mismos, se fijan normas para ellos y no son representantes del pueblo sino que prácticamente son funcionarios de una casta burocrática. Es decir, se aumentan ellos mismos, a través de mecanismos que no tienen ninguna fiscalización ciudadana real, sus propios ingreso”, lanza Silva.

Para Silva, la idea de reducir las remuneraciones es positiva pero también plantea que dichos recursos sean destinados a promover instituciones que permitan a la ciudadanía formular y presentar proyectos de ley. “El tema no es sólo cantidad de dinero que ganan, sino cómo se emplea el dinero. Por lo tanto, si uno construye mecanismos de participación que se expresen posteriormente en una ley, estoy seguro que reducir los sueldos y los ingresos, en ese marco, va en una buena dirección”, explica el candidato allendista.

Una de las razones que se entrega a la hora de argumentar a favor de los altos sueldos de los parlamentarios es que, supuestamente, una buena remuneración permite reducir los niveles de corrupción, sin embargo, Silva se encargó de recordar los episodios recientes del parlamento que desmienten esta afirmación. “Hay personas como la señora Isasi, que han reconocido participar en debates de alta sensibilidad como lo es la ley de pesca y recibir dineros de quienes se han visto beneficiados por esas leyes. Y ganan dinero que en mi opinión, si no es ilegal, al menos ed ilegítimo”, finalizó.

Expertos proponen cambiar sistema de entrega de recursos

MarcelaRios-250x200La doctora en Ciencias Políticas, Marcela Ríos, miembro del Programa para de Gobernabilidad del PNUD, cuestionó las propuestas de candidatos que buscan solamente reducir las remuneraciones de los parlamentarios, pues dichas medidas no modifican el sistema y sus problemas. “Si bajamos los sueldos de los parlamentarios sin regular en nada lo que se está gastando en campaña, va a generar la apertura de un espacio para que los parlamentarios tengan que salir a buscar a empresarios, y a cualquiera, para buscar los recursos para financiar una campaña, cosa que no es buena para el sistema democrático. Tendría sentido si va acompañado de otras medidas adicionales, si no es una cosa medio populista. Porque cuando solo se mira el sueldo y no cómo funciona el sistema en su conjunto, insisto, no está esclareciendo bien el problema”, señaló Ríos.

En esa línea, la académica feminista señaló que “me parece que una medida importante sería poder sacar todos los ítem que no son de sueldos, y que sean pagados directamente de parte de las corporaciones y no se les entregue a los parlamentarios. Porque esto genera dos problemas ante la ciudadanía: uno, que los sueldos sean vistos como mucho más altos de los que son, y dos, también abre un espacio de discrecionalidad para que los parlamentarios usen esos recursos a veces sin tanto control”.

Marcela Ríos defendió de igual modo que las autoridades y miembros de la alta dirección pública perciban buenos ingresos, pues ello aporta en reducir la corrupción. “En general, es bueno invertir recursos en pagar más que dignos, sueldos altos a los funcionarios públicos de alto nivel porque efectivamente eso hace que el Estado sea competitivo con el sector público, que tengas gente altamente calificada que está dispuesta a trabajar en el sector público y eso es bueno para el país en general”, finalizó la destacada cientista política.