La Fech ha cumplido un papel decisivo en la historia de Chile. Basta recordar aquel famoso discurso de Allende desde su balcón, discurso de la victoria, o los épicos tiempos en que Yerko Ljubetic y tantos otros la refundaban para devolverle su rol central en las luchas sociales del siglo XX. Luego de esforzados recomienzos posdictatoriales en los 90, la federación se estabilizó como un referente fundamental de la movimientalidad hasta llegar durante las movilizaciones de 2011-2012 a un momento cúlmine que la convirtió en uno de los dos o tres referentes fundamentales de la amplia impugnación al modelo neoliberal que hoy recorre nuestra sociedad.

Que el tema educacional sea una de las claves de ese malestar se debe sin duda en parte importante al papel de las federaciones de estudiantiles en la movilización social, junto a un revitalizado movimiento secundario. Por tanto, frente al actual proceso eleccionario ¿quién gana la Fech? ¿Cuán comprometidos pueden estar sus futuros dirigentes con la gobernabilidad?, no son preguntas de menor importancia en la medida en que aluden a la capacidad que el movimiento puede tener para mantener la vitalidad de lo social en el próximo ciclo político. Pero asimismo, aún cuando la estrategia triunfante estuviese críticamente distanciada de la Nueva Mayoría, es importante apreciar qué acentos se ponen respecto de la organización y la movilización hacia adelante.

A pocos días de las votaciones, eldesconcierto.cl entrevistó a los tres candidatos mencionados, para conocer de primera mano sus puntos de vista.

Entrevista a Melissa Sepúlveda.

Entrevista a Sebastián Aylwin.

Entrevista a Irací Hassler.