encuesta CEP “Es una propuesta absolutamente formal. Si quieren se las mando a decir con rosas o con flores, pero es una propuesta formal, no sé qué más quieren que se les diga”, explicaba Marcel Claude a la prensa, ante la respuesta desanimada de sus contrincantes.

Días atrás, en la recta final de las elecciones presidenciales, el candidato del colectivo Todos a La Moneda, hizo un llamado a Roxana Miranda, Alfredo Sfeir y Marco Enríquez a aglutinar sus programas y propuestas en una sola candidatura presidencial que logre sobrevivir a la primera vuelta.

“Hay cuatro candidaturas que son comunes, que podrían perfectamente ser una, que son la de Marco Enríquez-Ominami, Roxana Miranda, Alfredo Sfeir y la nuestra del movimiento Todos a La Moneda”, declaró. “Es tiempo para decir hoy, frente a los medios de comunicación, que existe todavía la posibilidad”. Los aludidos, en tanto, dieron un rápido portazo a la propuesta.

 

 

CUATRO CANDIDATURAS: ¿UN MISMO CAMINO?

En términos concretos, las candidaturas de Enríquez-Ominami, Sfeir, Miranda y Claude convergen en criterios de políticas públicas –tales como la defensa de la educación como derecho social- y libertades individuales –matrimonio gay y despenalización de la marihuana-, entre otros aspectos.

Forjando candidaturas independientes del duopolio político constituido por la Alianza y la Concertación, mantienen diferencias relacionadas con las propuestas y soluciones ante ciertos problemas.

Entendemos que con Meo aun tenemos diferencias de fondo en relación al cobre y a las AFP’s”, ejemplifica Karen Hermosilla, vocera del candidato humanista. “Nosotros no queremos que el 49% del mineral siga quedando en manos de privados, como tampoco que exista una AFP estatal, porque esto no suprime el problema de las pensiones de hambre, nosotros queremos un sistema de reparto solidario. Es por eso que fue claro al señalar que el llamado es para los votantes de Meo y no para él, quien debe definirse si es más Enríquez o más Ominami”.

Así, como ha sido desde el regreso de la democracia a Chile,  la perspectiva electoral evidencia la incapacidad de la izquierda independiente de organizar y coordinar criterios comunes.

 

LA NEGATIVA DE LOS OTROS CANDIDATOS

Según datos recopilados por el comando de Marcel Claude, un 53% de los jóvenes entre 18 y 35 años pretende votar por él. Dichos datos, aseguran, pueden dar una sorpresa en las elecciones del próximo domingo. Por ello, hasta ahora, desde su comando estiman que no es una opción seria pensar en que Claude dejaría la campaña  en beneficio de alguno de sus compañeros, sino precisamente todo lo contrario.

El llamado de Claude provocó la molestia de la candidata del Partido Igualdad, que anteriormente estuvo en un proceso de negociación fallido con el movimiento Todos a La Moneda.  “¿Cuál es el interés hoy día de estar llamando a candidatura única, cuando ya estamos todos inscritos en la papeleta?”, recordó.

En opinión de Miranda,  “ocupar estos intentos de llamar a la convergencia son sólo y exclusivamente para tener ventana mediática, para tener espacios de comunicación”.

En tanto, según lo señalado por el Partido Ecologista Verde, que apoya a Alfredo Sfeir, ellos también desarrollaron intentos por constituir una sola candidatura junto al Partido Humanista. Sin embargo, ninguno de los esfuerzos permitió dar luz verde a una supuesta alianza.

Al respecto, la vocera de Claude destacó la principal diferencia que su candidato mantiene con las demás candidaturas y volvió a reiterar la necesidad de un esfuerzo: “Tenemos una diferencia que radica en nuestra vocación de poder. Para nosotros esta candidatura no es solo una plataforma discursiva de un segmento de la población, sino un proyecto país, colectivo y popular. No sólo apelamos a los ecologistas, o a los pobladores, sino a todo el tejido social que hoy atomizado cae en estas diferenciaciones, como si se tratara de un nicho de mercado. Nuestra vocación de poder se basa principalmente en ser esa verdadera mayoría que palpita en las calles”.