FútbolEducación, salud, delincuencia, vivienda y medioambiente, entre otros. La agenda de los candidatos presidenciales contempla ciertos tópicos de referencia que no pueden faltar. Sin embargo, a tres días de las elecciones, otros temas que parecieran ser de interés nacional han quedado bajo la mesa.

El deporte no es un área que obligue a los candidatos presidenciales a pronunciarse. Al momento de revisar sus programas políticos, sólo Franco Parisi (Independiente), Marcel Claude (Partido Humanista), Evelyn Matthei (Alianza por Chile), Michelle Bachelet (Nueva Mayoría) y Marco Enríquez-Ominami dan a conocer sus propuestas en la materia.

 

Las ideas deportivas de los candidatos

El independiente Franco Parisi dedica un capítulo de su programa a proponer la creación de un Consejo para el Deporte de Alto Rendimiento, la implementación de talleres deportivos obligatorios en la educación primaria y secundaria, además de hacer obligatoria la implementación de ciclo vías “en cada una de las comunas del país”.

En sus propuestas, Parisi agregó que “debemos devolver la fiesta popular con sus bombos y banderas” a los estadios, además de crear una institucionalidad de seguridad y supervisión específica de las barras del fútbol.

Por su parte, Michelle Bachelet, promete la creación de 30 nuevos Centros Integrales de Deporte. Éstas instalaciones especializadas serán creadas durante los primeros 100 días de gobierno de la candidata.

Entre otras ideas, Bachelet asegura que, de llegar a La Moneda, abogará por la implementación de un Laboratorio de Dopaje, un Centro de Recuperación Deportivo y centros de entrenamiento a nivel regional.

 

Fin a las S.A. y reformulación de plan Estadio Seguro

En su programa, el candidato Marcel Claude, señala la necesidad de protección de salud y previsión para los deportistas profesionales, fondos concursables para el desarrollo deportivo y la democratización y transparentación de las federaciones deportivas.

En este plano, Claude promete el fin de las sociedades anónimas el fútbol, y la recuperación de las bandas y cultura de barras.

MeoPor su parte, el candidato del Partido Progresista, Marco Enríquez-Ominami, señala que duplicará el presupuesto actual del Instituto Nacional de Deportes, creará un departamento orientado a la detección y financiamiento de deportistas en las etapas previas al alto rendimiento, y reformulará el plan Estadio Seguro.

A sus propuestas, sumó la idea de establecer un marco regulatorio que devuelva los clubes deportivos a sus socios.

Por último, Evelyn Matthei, aseguró que planean avanzar hacia una superficie de estructura deportiva mínima de 3,5 metros cuadrados por habitante, además de potenciar la creación de becas de perfeccionamiento deportivo en el extranjero

A esto se suma la singular idea de “Empresa Saludable”, que pretende promover la práctica del deporte en las empresas y entregar, como parte del sueldo de los trabajadores, bonos de actividad física, similar al bono de colación, para ser utilizados en gimnasios y recintos deportivos.

 

“No tienen propuestas sólidas”

Desde el periodismo deportivo, algunos comunicadores analizan el panorama de propuestas de los candidatos presidenciales. “Creo que el deporte es un tema tan trascendental como la salud o la educación, es una base esencial para las personas”, señaló el periodista de Mega, Rodrigo Sepúlveda.

“Me gustaría ver propuestas a largo plazo”, agrega. “Que así como ellos dicen que se preocupan de los pobres, fueran capaces de ir a los barrios a buscar cabros con talento en distintas áreas, que no tienen recursos, y los ayudaran a tener una carrera”.

Sepúlveda aseguró que los candidatos que prometen el regreso de los bombos a los estadios no hacen más que populismo. “Qué importa al final un bombo más o un bombo menos, eso es para los medios, es cortoplacista”, manifestó.

Por su parte, el periodista de CDF y Radio Bío Bío, Pablo Flamm, señaló que “los candidatos no tienen propuestas sólidas respecto al deporte, no fue para nada un tema ni en los debates ni en la agenda. Salvo ideas sueltas, parece ser un tema que no tiene trascendencia”.

Desde su perspectiva, es fundamental “pensar en un desarrollo real de una política deportiva para la población. Es necesario pensar el deporte a nivel social, sobre todo si consideramos las cifras de obesidad infantil, que alcanzan el 80%.

Por último, el diputado de la comisión de Deportes, Gabriel Silber (DC), el plan Estadio Seguro y la Ley de Sociedades Anónimas en el fútbol deben ser repensadas. “El plan Estadio Seguro es uno de los proyectos más equivocados del gobierno de Piñera, un bombo no hace más ni menos seguro un estadio”.