FeminismoCada 25 de noviembre se conmemora el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia Contra la Mujer, recordando el asesinato y tortura sufrido por las hermanas Mirabal durante la dictadura de Rafael Leónidas Trujillo, en República Dominicana.

En Chile, uno de los países con la tasa más alta de violencia contra las mujeres en Latinoamérica, la fecha se vive con especial sensibilidad tras la reactivación del debate respecto al aborto seguro y los recientes casos conocidos de abusos sexuales hacia niñas.

¿Cuáles son las principales rasgos de la violencia en Chile? Eldesconcierto.cl entrevistó a tres mujeres feministas, quienes se expresaron respecto al rol del Estado, las políticas públicas y las demandas más urgentes del género para los próximos años.

 

Femicidio: un concepto estrecho

A la hora de analizar el rol que han cumplido los últimos gobiernos en el diseño de sus políticas de género, Sandra Palestro, miembro de la Red Chilena Contra la Violencia Hacia las Mujeres, es enfática en señalar que éstos tienen obstáculos desde su conceptualización sobre el propio abuso.

La idea de femicidio que maneja el Estado es errada, a nuestro juicio, porque considera la violencia contra las mujeres solamente al interior de la familia. Eso oculta otros ámbitos y todas las edades en que las mujeres viven violencia. Las políticas fragmentan más bien el problema, no ayudan a comprender que este es un fenómeno cultural que nos afecta a todas las mujeres desde la niñez hasta la adultez mayor”, argumenta.

En efecto, según cifras del Servicio Nacional de la Mujer, han fallecido 36 mujeres en Chile a causa de un delito calificado como femicidio. En tanto, según Palestro, se han registrado 51 casos de mujeres asesinadas por desconocidos o sus parejas, contabilizando a las niñas que han fallecido producto de abuso sexual.

“Son femicidios igual y por una ley quedan invisibilizados”, agregó Palestro, recordando que, además, por cada caso de violencia contra la mujer con resultado de muerte hay, al menos, dos femicidios frustrados: “A la fecha hemos registrado más de 100. Otra realidad bastante oculta es de las mujeres que se suicidan porque ya no toleran más violencia en sus vidas y eso es absolutamente desconocido”.

 

Violencia estructural

Más allá de las cifras, diversas voces femeninas coinciden en que la violencia contra la mujer en Chile tiene una amplia expresión en diversas áreas de la vida cotidiana. Así lo reconoce Melissa Sepúlveda, presidenta de la Federación de Estudiantes de la Universidad de Chile y militante feminista del colectivo La Alzada, quien señala que es el mismo Estado el responsable de la violencia y discriminación vivida por el género.

Melissa Sepúlveda: “El Estado mismo ejerce la violencia, por ejemplo, al no tener una legislación a favor del aborto o al permitir leyes discriminatorias como en el área de la salud con las Isapres hacia la mujer”.

“El Estado mismo ejerce la violencia, por ejemplo, al no tener una legislación a favor del aborto o al permitir leyes discriminatorias como en el área de la salud con las Isapres hacia la mujer”, reflexionó.

Según Sepúlveda, cada vez que el tema es abordado desde las políticas públicas “se hace mediáticamente de una forma súper amarillista y siempre enfocándose en una historia en particular y no viendo la violencia estructural que existe hacia las mujeres”.

“Hay un componente cultural que ha validado una forma de construir familia, relaciones de pareja, y toda la institución familiar que es tremendamente violenta hacia las mujeres y que es validada socialmente. Esa validación cultural permite que problemas como la violencia sean minimizados, que las mujeres muchas veces se sientan en desventaja no pudiendo denunciar y que se conciba como normal”, añadió.

En tanto, Claudia Dides, del movimiento Miles Chile, aseguró que las medidas por parte de los gobiernos han sido “absolutamente débiles” y que, en el país, “hay mucha violencia no solamente física sino que psicológica en las relaciones laborales, al interior de las instituciones como universidades, ONGS y empresas. Esta una sociedad con grandes características de machismo que se expresa desde la crianza hasta la adultez”, declaró.

Según la Encuesta Humanas 2013, un 62,6% de las mujeres cree que la violencia ha aumentado, mientras que un 67% de ellas considera que “la violencia hacia las mujeres en las relaciones de pareja es un problema que afecta a todas las mujeres”.

 

Aborto seguro: la deuda pendiente

Los últimos casos de abuso sexual de menores con resultado de embarazo han despertado el debate sobre el aborto, práctica que es prohibida en todos los casos en Chile. Las organizaciones feministas reconocen que es una de las demandas más urgentes en este momento y aseguran que han topado con el conservadurismo de distintas bancadas políticas a la hora de despenalizarlo.

Para nosotras la negación del aborto es una violencia más del Estado hacia las mujeres”, reconoció Palestro. “Un parlamento mayoritariamente de hombres decide sobre la penalización de las mujeres que abortan y además se suma a esta agresión horrorosa que es obligar a niñas que no están en condiciones de tener un hijo a llevar a término ese embarazo producto de violación”.

En tanto, Dides señaló que “hay una especie de castigo divino al decir que si una niñita es violada, bueno, Dios se lo puso en el camino y tendrá que tenerla, eso es aberrante. Da vergüenza la cantidad de niñas que han sido violadas en los hogares, se habla de 38 niñas al día y a la clase política parece no interesarle el bienestar de la infancia”.

AficheAl respecto, y recordando los polémicos dichos de la conductora Claudia Conserva hace unos días, Dides reconoció: “Yo también, a mi hija, si la violaran, le hago un aborto, no lo dudo ni dos minutos”.

 

Marcha en todo Chile

Para este lunes 25 de noviembre, la Red Chilena Contra la Violencia Hacia la Mujer y una serie de organizaciones feministas han convocado a una manifestación masiva. En Santiago, la convocatoria está fijada para las 20.30 horas en Plaza Italia, a la que se sumarán 23 ciudades a lo largo del país.

“Creo que en chile se vive un incipiente rearme del movimiento feminista, esperamos hoy día en la tarde tener una gran convocatoria”, expresó la presidenta de la Fech. “Lo principal es poder diagnosticar y evidenciar cómo se manifiestan todas las formas de discriminación y violencia, ese es el primer paso”, aseguró.

“¡Basta de complicidades e impunidad social!” es la consigna que impulsa las movilizaciones. Más información en: http://www.nomasviolenciacontramujeres.cl/.