feuvLas votaciones comenzaron el pasado 26 de noviembre. Cuatro listas de colectivos políticos diversos se enfrentaron con la idea de obtener el mando de la Federación de Estudiantes de la Universidad de Valparaíso para el próximo año, entre ellos, comunistas y socialistas versus el Frente de Estudiantes Libertarios (FEL) y la Unión Nacional Estudiantil (UNE).

El escenario político presagiaba una disputa intensa que se contuvo hasta el momento de conteo de votos. Fue entonces cuando comenzaron las irregularidades del proceso, tal como aseguran los involucrados.

“En los centros de estudiantes donde hay conducción de la UNE hubo suplantación de identidad y fraude en términos de que se malversaron los votos. En un comienzo, el margen de error era de un 2% y después, por Tricel, se corrió a un 4% porque había muchas carreras cuestionadas. Finalmente, se encontró con estas carreras que tenían más de un 7% de diferencia entre la cola de los votos y firmas”, relata el candidato a secretario general de la lista “Súmate” y militante de las Juventudes Comunistas, Mario Domínguez.

Ante las diferencias en la suma de sufragios y las firmas recolectadas, el Tribunal Calificador de Elecciones (Tricel) de la institución decidió impugnar las dos urnas involucradas, que suman 150 votos. Hasta entonces existió acuerdo entre los estudiantes.

Sin embargo, el estatuto de los estudiantes de la universidad aclara que las mesas impugnadas deben ser abiertas en un plazo máximo de 72 horas, cosa que no se realizó.

“Luego de impugnar dos urnas, el Tricel, compuesto en su mayoría por Juventudes Comunistas -4 de sus 3 miembros-, decide no abrir esas urnas. Nosotros asumimos el hecho de que no coincidían, entonces se debían impugnar, pero el estatuto establece muy claro que cuando sucede esto, en un plazo máximo de 72 horas, las urnas deben ser abiertas”, explicó Pamela Bustamante, apoderada de la lista “Avancemos”, que aglutina a FEL, UNE y colectivos independientes.

Bustamante agregó que “el Tricel hizo oídos sordos, patea el proceso, y después, más encima, decide no abrir la urna de manera unilateral”.

 

Centros de alumnos no reconocen la elección

A los reclamos de la lista de FEL y UNE, se suma la renuncia de las dos listas restantes a la participación en las elecciones. Además, una serie de centros de alumnos de la institución han mostrado su rechazo al proceso.

“Lo que jamás esperamos, era una traición de parte de los mismos estudiantes, mucho menos que tuviesen practicas tan poco éticas, esto, referido a lo ocurrido por el Tricel 2013 respecto de nuestra urna, la que fue impugnada por argumentos poco claros, todo esto para, según nosotros, favorecer claramente a las Juventudes Comunistas, para que siguiesen un año más al poder, para controlarnos y reprimir el deseo de los estudiantes a emitir juicios en un futuro Gobierno de Bachelet”, señaló el Centro de Estudiantes de la carrera de Ingeniería Civil Biomédica a través de un comunicado.

FEUVDeclaraciones similares fueron emitidas por las carreras de Nutrición y Dietética, Administración Hotelera y Gastronómica, Ingeniería Ambiental, entre otras. Sin embargo, el Tricel ya reconoció a la lista “Súmate” como ganadora de las elecciones.

“Tras realizar el conteo de votos de todas las urnas restantes correspondientes a las elecciones de la Federación de Estudiantes UV, los resultados totales son los siguientes: Lista 1: 445 Lista 2: 1646 Lista 3: 1712 Lista 4: 360 Nulos: 75 Blancos: 6 Total: 4244”, informaron oficialmente.

Pese a las quejas de diversos sectores estudiantiles al interior de la universidad, el Tricel argumentó que las 72 horas de plazo para realizar el conteo de votos de las dos mesas impugnadas ya habían transcurrido y procedieron a nombrar a la lista de las JJCC y JS como electa, con 75 por ciento de los votos escrutados.

 

Exigen nuevas elecciones para el 2014

El resultado oficial y la declaración pública no fue suficiente para libertarios y militantes UNE, quienes aseguraron que abogarán por nuevas elecciones y que no reconocen a la lista “Súmate” como ganadora.

“No vamos a dejar que esta federación asuma, para nosotros no es una federación electa sino una lista que se atribuye el triunfo en la elección”.

No vamos a dejar que esta federación asuma, para nosotros no es una federación electa sino una lista que se atribuye el triunfo en la elección. Al igual que las otras listas que participaron en el proceso, no vamos a permitir que ellos asuman”, declaró Carolina Zapata, candidata a secretaria general del proyecto de FEL, UNE e independientes.

Por su parte, Mario Domínguez, quien ya fue reconocido por el Tricel como el nuevo representante de la Federación de Estudiantes de la Universidad de Valparaíso, aseguró que “si ellos quieren tomar acciones, nosotros estaríamos dispuestos porque tenemos toda la argumentación estatutaria que respalda la victoria alcanzada, una que alcanzamos justamente. No cometimos ningún error dentro de las elecciones, jamás hubiéramos pasado a llevar la soberanía de los estudiantes”.

El resultado de las elecciones provocó una serie de comentarios en las redes sociales, entre los que se destaca el saludo de la Secretaria General de las Juventudes Comunistas, Karol Cariola: “Saludos a la nueva federación electa de la #FEUV a seguir luchando por una reforma educacional real para Chile @_marioalbertod”, escribió desde su cuenta en Twitter.

En tanto, la presidenta electa de la Federación de Estudiantes de la Universidad de Chile, Melissa Sepúlveda, manifestó: “3 de 4 listas retiradas de elecciones de la @Feuv x irregularidades. Malas prácticas debilitan a la organización y movilización estudiantil.”

 

“Un Confech para Bachelet”

El enfrentamiento entre comunistas, socialistas, libertarios y militantes de la UNE podría crecer al alero de fuertes declaraciones sobre procesos eleccionarios pasados. Carolina Zapata manifestó que el objetivo de las JJCC es “tener un Confech y un órgano estudiantil que esté a favor del gobierno inminente de Michelle Bachelet. En eso ellos han perdido el apoyo de los estudiantes de las distintas las universidades y sin duda no han sido capaces de aceptar eso y han reventado procesos”.

En específico, Zapata aseguró que hubo irregularidades en las elecciones de la Universidad de Playa Ancha –donde el Tricel también está compuesto por mayoría de militantes comunistas–, en la Universidad Diego Portales y en la Universidad de Viña del Mar.

“Es paradójico que ayer los rostros más conocidos de las Juventudes Comunistas, Camila Vallejo y Karol Cariola, estuvieran firmando públicamente un acuerdo por las buenas prácticas en la política y al mismo momento gente de su partido está reventando procesos eleccionarios”, argumentó.

Domínguez, en tanto, agradeció el saludo de Cariola y aseguró que han sido claros al momento de plantear sus intenciones respecto al mundo social y la alianza con la Nueva Mayoría.

“Creemos que el próximo año debe ser de movilizaciones, vamos a salir a las calles a exigir las demandas del movimiento estudiantil, como siempre. No nos perdemos, sabemos que la Concertación puede volver a tener las prácticas que tuvieron durante 20 años y eso es algo que nosotros no vamos a permitir”.