El lunes pasado el vocero de la Coordinadora Nacional de Estudiantes Secundarios (CONES), Moisés Paredes, entregó su respaldo público a la candidatura de Michelle Bachelet para la segunda vuelta presidencial del próximo 15 de diciembre.

El hecho tuvo lugar en un encuentro que sostuvo la postulante a la presidencia con diversas figuras jóvenes.  “Qué importante es que ustedes asuman un compromiso de involucrar a sus organizaciones, a sus pares, llamando a los jóvenes a votar para dar un mayor empuje a los cambios que Chile necesita”, declaró la expresidenta según Radio Cooperativa.

Sin embargo, el apoyo mostrado por el dirigente secundario no involucra a su organización, pues como el mismo aclaró posteriormente, “lo hizo a título personal”. Esta decisión le ha costado a Paredes un fuerte cuestionamiento respecto de su rol político como vocero de la CONES, en tanto utilizó dicha tribuna para verter en la esfera pública una opinión propia y hacer un llamado a votar por Bachelet.

Foto @ComandoMichelle

Foto @ComandoMichelle

Respecto a las críticas emanada desde la misma CONES, Paredes afirmó para El Desconcierto que “de haber alguna aprensión por lo que hice, es en la asamblea de federaciones de la Coordinadora donde se verá”. El Presidente del Centro de Estudiantes del  Liceo Arturo Alessandri Palma dijo estar consciente de los costos políticos de sus declaraciones, pero que “no controla a los medios de comunicación” en tanto relacionen su preferencia electoral con el cargo representativo que posee. “Yo solamente asistí a la actividad y ahí verán los medios lo que hacen”, añadió.

No es primera que Moisés Paredes aparece respaldando al conglomerado que conforma la Nueva Mayoría. El pasado 29 de noviembre, esta vez a nombre de la CONES, brindó su apoyo a la candidatura de Jaime Gajardo para su reelección en el Colegio de Profesores.

 

Exdirigentes al Parlamento

A diferencia de la Asamblea Coordinadora de Estudiantes Secundarios (ACES), la CONES ha llamado en reiteradas ocasiones a participar de los comicios ciudadanos, ejemplo de ello fueron las municipales del año 2012.

Actualmente, las posturas políticas de la organización siguen apuntando en esa dirección: “Como Coordinadora siempre hemos planteado que lo político no puede estar alejado de lo social, y es por eso también que durante años anteriores hemos realizado un llamado a votar”, explicó Paredes.

“Nosotros como ACES no estamos para nada de acuerdo con esta acción que está realizando él. Ya sea a título personal, ya sea a título de CONES, encontramos que nuevamente están cayendo en el juego del sistema y de la misma Concertación. Cuando nosotros decimos que no creemos en Bachelet es porque realmente es así”

En ese sentido, considerando la llegada de antiguos líderes del movimiento estudiantil al Congreso, afirmó: “no solamente fueron dirigentes estudiantiles,  sino que son personas que de alguna u otra forma quieren transformar este país con distintas visiones, que son válidas. En el Parlamento van a ser eco de las demandas que evidentemente deben estar presentes el 2014 con las organizaciones sociales también en las calles, porque la democracia no se puede remitir sólo a los votos, no se puede entender como algo de una día, sino que se aplica siempre y eso es parte de la construcción de políticas públicas con las organizaciones sociales“.

 

La ACES toma distancia

Con una fuerte crítica al accionar del dirigente de la CONES, Isabel Salgado, vocera de la ACES, rechaza lo que considera una inconsecuencia de ciertos sectores del movimiento estudiantil que apoyan a la Nueva Mayoría: “Nosotros como ACES no estamos para nada de acuerdo con esta acción que está realizando él. Ya sea a título personal, ya sea a título de CONES, encontramos que nuevamente están cayendo en el juego del sistema y de la misma Concertación. Cuando nosotros decimos que no creemos en Bachelet es porque realmente es así“, sentenció.

Si bien ambas organizaciones funcionan con una orgánica distinta, por un lado la ACES que utiliza las asambleas autónomas en cada colegio, provincia y región; y por otro la CONES que trabaja Centros de Estudiantes y federaciones, es decir la representatividad, las dos siempre se han mostrado contrarias a las medidas que adoptó el otrora gobierno bacheletista al momento de enfrentar la revolución pingüina de 2006.

“Ellos traicionaron al movimiento estudiantil en 2006, el 2011 la Concertación siendo mayoría en el Parlamento no realizaron los cambios, entonces ahora venir a apoyarla, en el fondo, contradice toda la lucha“, declaró Salgado. “Obviamente él habla desde su puesto como vocero de una organización que funciona con federaciones, que una propuesta sumamente institucional“, agregó.