bolsa4Terminaba enero de 2013 y Antofagasta vivía una encrucijada importante. Buscar inversionistas externos  o mantenerse con una deuda que alcanzaba los 300 millones de pesos. Llegó el día 24, y la incertidumbre se acabó. En la cancha número 5 del Estadio Regional Calvo y Bascuñán, apareció el nuevo dueño del club, Jorge Sánchez, empresario y presidente del directorio de Factor One S.A., compañía dedicada al factoring.

¿Qué significa factoring? El también llamado factoraje consiste en un contrato mediante el cual una empresa traspasa a otra entidad sus facturas emitidas para obtener de manera inmediata el dinero.

Esta situación, dicen los entendidos, es añeja. Los clubes mantenían antiguamente altos niveles de endeudamiento, y la única manera de recurrir a dineros frescos y de manera rápida era por medios de los factoring.

Esta situación, se suponía, quedaría en el pasado con la ley de Sociedades Anónimas Deportivas, pero el caso de Antofagasta da clara cuenta que no fue así. Y aún más llamativo resulta el hecho que otro de los socios de Factor One, Felipe Muñoz, es el mandamás de otro club de fútbol, en este caso Deportes Copiapó. De hecho, informaciones de prensa locales aseguran que Sánchez asumió en Antofagasta para que Muñoz no enfrentara conflictos, ante la normativa que prohíbe a un dirigente formar parte de más de un club. Pero serían dos caras del mismo dueño.

Blanco y Negro, la S.A. menos popular al mando del equipo más popular

Los cánticos contra la concesionaria de Colo Colo suenan fuerte en el Estadio Monumental David Arellano cada vez que la hinchada pierda la paciencia contra sus directivos. El emblemático proceso de revolución interna que desarrolló el movimiento Colo Colo de Todos, consiguió 37 mil nuevos socios. La idea de la corriente liderada por Marcelo Pablo Barticciotto promete generar cambios en la conducción con la campaña que busca revocar el contrato de concesión, y a la vez cambios profundos en los estatutos de la corporación y el Club Social y Deportivo Colo Colo.

Uno de los argumentos que se esgrimen como parte de la demanda revocatoria sería el pésimo manejo institucional del club, que lo tiene sumido en una de sus peores crisis futbolísticas, sin trabajo destacable de cadetes. A eso se suma que la concesionaria aún no cancela la deuda que adquirió el club con el fisco, uno de los puntos principales por el que surgieron las S.A.D. y que en el caso de la tienda popular, actualmente ascendería a los 21 mil millones de pesos.

Y el caso del archirrival colocolino no es tan distinto. A pesar que por el momento, los resultados en torneos internacionales le han dado cierta tranquilidad a Azul Azul S.A., la deuda con el fisco que llevó al club universitario a la quiebra en 2006, según el último informe de Tesorería, alcanza los 11 mil millones de pesos.

Así se suman antecedentes que dan cuenta de un fracaso estructural del modelo privado en el fútbol chileno, que no ha logrado subsanar las principales razones económicas por las cuales fueron creadas. Este diagnóstico es compartido por uno de sus principales responsables, Francisco Vidal.

El ex vocero de gobierno dijo en un programa televisivo en abril de este año que se arrepentía de haber impulsado el proyecto de ley que originó las S.A.D. “Me acuerdo perfectamente del tema, porque en ese tiempo había un ‘despelote’ absoluto en la gestión de los clubes, y además la deuda que tenían con el Servicio de Impuetsos Internos era brutal. Yo era Ministro Secretario General de Gobierno del Presidente Ricardo Lagos, estaba encargado del tema y vi esa ley con la esperanza de que gracias a ella se ordenara la actividad, pero al final se metió el billete y se perdieron la pasión y la identidad. Por eso ahora estoy arrepentido de ser uno de los responsables de haber hecho lobby por esa norma”, declaró en la oportunidad.

Ciertamente, los cambios en el cuerpo legal deberían producirse lo antes posible, el problema radica en los intereses políticos que se han introducido con fuerza justamente tras la entrada en vigencia de las S.A.D., y que en el caso de Colo Colo quedó bastante claro con la utilización que hizo el entonces candidato Sebastián Piñera para posicionarse mejor en los sectores populares. Una situación que según varios periodistas deportivos, podría revivirse de cara al próximo periodo de campaña en el que el actual presidente buscaría retornar a La Moneda en 2018.

Una última pregunta, ¿Quién impulsó el proyecto de las S.A., en los Noventa? El actualmente S.E., cuando era senador de la República. Hay quienes creen en las coincidencias.