HertzMás de 15 años de investigación y 40 a la espera de la justicia dan sus primeros frutos. El ministro en visita de la Corte de Apelaciones de Santiago, Leopoldo Llanos, dictó sentencia en una de las primeras instancias de la investigación por los 14 homicidios calificados, realizados el 19 de octubre de 1973.

Cuatro ex uniformados fueron sentenciados a 15 años y 1 día de prisión sin beneficios, mientras que otros cuatro involucrados obtuvieron penas de libertad vigilada. Los involucrados en el episodio Antofagasta formaron parte de una comitiva dirigida por el general Sergio Arellano Stark, llamada “Caravana de la Muerte”, que recorrió 16 ciudades de Chile a bordo de un helicóptero Puma para acelerar procesos de ajusticiamiento contra los detenidos de la dictadura.

Además, el ministro Llanos ordenó al Fisco y a los condenados a pagar diversos montos indemnizatorios por el daño moral producido.

Al respecto, la abogada Carmen Hertz, defensora de la familia de Eugenio Ruiz-Tagle -militante Mapu ejecutado- reflexionó: “Han sido 40 años de impunidad, con una lentitud enorme en los procesos por muchas razones”.

“El fallo me parece muy contundente, es un fallo fundado, en que se condena a Arredondo, a Moren Brito y a todos integrantes de la Caravana a una pena al menos proporcional para la naturaleza de los crímenes que cometieron, que son 15 años y un día”, declaró Hertz.

 

Síndrome Pinochet

Pese a señalar que, desde su perspectiva las condenas debieron ser de presidio perpetuo, la abogada manifestó su deseo de que los sentenciados no reciban ningún tipo de beneficios posteriormente y sus penas sean cumplidas en la cárcel.

En tanto, el general Arellano Stark no fue condenado ya que fue declarado inimputable previamente debido a una supuesta demencia senil. Según Hertz, esta es una expresión más de lo que los abogados de Derechos Humanos llaman “síndrome Pinochet”, en alusión al sobreseimiento del dictador.

“Quien comandó esta comitiva, por encargo especial de Pinochet, general Arellano Stark, eludió la acción de la justicia porque hace ya dos años que obtuvo un certificado de alzheimer y alcoholismo crónico, lo cual le ha beneficiado en el sentido en que no cumple la condena en el caso Cauquenes, a la que fue sentenciado, e inmediatamente después de esa condena obtuvo este certificado”, argumentó.

Otros generales culpables “se escudan siempre en la demencia senil, al igual que Pinochet, para eludir la acción de la justicia”.

La abogada manifestó que la actitud de Arellano Stark “no es de extrañar”, pues los otros generales culpables “se escudan siempre en la demencia senil, al igual que Pinochet, para eludir la acción de la justicia”.

Hertz se refirió también a la causa que contempla el asesinato de su esposo, ocurrido en Calama, cuyo proceso judicial mantiene un sumario abierto desde hace 15 años. “Ahí hay una verdadera denegación de justicia en la medida en que ha pasado de ministro en ministro, de mano en mano. Los familiares de Calama están muriendo”, recordó.

En tanto, la vicepresidenta de la Agrupación de Familiares de Detenidos Desaparecidos, Mireya García, reconoció los avances en la justicia tras las primeras condenas del caso, pero señaló que “han pasado cuatro décadas antes de que se dicte una resolución judicial y eso claramente ha significado mucha frustración, mucho dolor y mucha impotencia por parte de los familiares, hay muchos que siguen esperando”.