Los puertos de la Unión Portuaria del Bío Bío votaron hoy una huelga indefinida solidarizando con los trabajadores del Puerto de Angamos, en Mejillones, quienes durante esta jornada y la de ayer, se han enfrentado continuamente a numerosos efectivos de Fuerzas Especiales de Carabineros.

Cerca de 3 mil trabajadores están paralizados en el Bío Bío, en respuesta al casi nulo avance de las negociaciones entre los obreros y la empresa Ultraport, del empresario pinochetista Sven Von Appen.

Los huelguistas de Mejillones, que se encuentran apostados en un campamento con instalaciones livianas, están sitiados por más de una quincena de buses de Fuerzas Especiales que cerraron todos los accesos al lugar. El hecho ha generado fuertes enfrentamientos, sobre todo durante la jornada de ayer donde la policía tuvo que retroceder de cara a la determinación de los trabajadores.

La movilización se está llevando a cabo desde el día lunes, en tanto las conversaciones que han sostenido los trabajadores de Mejillones, Antofagasta, Esperanza y Coloso con Ultraport no han sido fructíferas. Las demandas más importantes, que además representan a todos los portuarios de Chile, dicen relación con el reconocimiento de las organizaciones sindicales.

El ministro del Interior, Andrés Chadwick, dijo esta mañana que se aplicará la ley para garantizar al funcionamiento de los puertos que hasta hoy se mantienen paralizados.”También expresamos la voluntad del Gobierno de hacer cumplir nuestras responsabilidades legales en cuanto a garantizar la libertad de trabajo, y garantizar el orden público, a efecto de que no exista un grupo pequeño de chilenos que se sienta con el derecho de abusar o actuar en contra de ley, generando un daño tan grande a cientos de miles de trabajadores y todo el país, con la paralización que están efectuando”,declaró de acuerdo al sitio soychile.cl

Sin embargo, la Unión Portuaria de Chile no descartó que las huelgas en San Antonio y Mejillones se sigan replicando a lo largo del país, discutiendo incluso la posibilidad de un paro nacional, apoyado por diversas organizaciones sociales y estudiantiles.

Fotografía: Mauricio Zarricueta

Fotografía: Mauricio Zarricueta

 

Fotografía de Mauricio Zarricueta

Fotografía de Mauricio Zarricueta