PortuariosMuchos días tuvieron que pasar para que el Gobierno de Sebastián Piñera aceptara participar de una mesa de negociación junto a los dirigentes portuarios que se encuentran paralizados. Sin embargo, el encuentro comenzó esta mañana marcado por la ausencia de la empresa Ultraport, de propiedad de la familia Von Appen.

En el encuentro, se reunieron el ministro de Agricultura, Luis Mayol, el titular de Transportes, Pedro Pablo Errázuriz, el subsecretario del Interior, Rodrigo Ubilla. y el ministro del Trabajo, Juan Pablo Jobet. Por parte de los empresarios asistieron las firmas STI y Puerto Lirquén, mientras que los trabajadores fueron encabezados por el dirigente de San Antonio, Sergio Vargas.

Antes de comenzar la instancia, Vargas aseguró que el paro no se bajará hasta lograr un acuerdo, pese a las amenazas de los empresarios y las presiones del Ejecutivo.

 

La irresponsabilidad de los empresarios

Pese a que el Gobierno ha asegurado que no cumple un rol dentro del conflicto, el vocero de la Unión Portuaria de Chile manifestó que son ellos y los empresarios quienes deben referirse a dos de sus más importantes demandas: el pago retroactivo de la hora de colación desde el 2013 y la libertad sindical y resguardo de los derechos de contratados y eventuales.

Durante la paralización, el sector empresarial y las autoridades han criticado con fuerza a los trabajadores, acusándolos de no pensar en el país y atentar contra la economía nacional, entre otros epítetos. A las declaraciones se han sumado los medios de comunicación en sus diversos formatos, tales como la actuación del periodista Matías del Río en su iracunda entrevista a Sergio Vargas en el programa Tolerancia Cero.

Según Valentina Doniez, antropóloga de la Fundación Sol, estos son intentos de “amedrentar o de generar una situación donde los trabajadores portuarios quedan como malos por las pérdidas que afectan al país, pero estas pérdidas son también por la responsabilidad de los mismos empresarios que prefieren perder dinero en vez de sentarse a negociar con los trabajadores”.

“Si Matías del Río dice que los trabajadores portuarios tienen que pensar en las pérdidas, los empresarios también deberían pensar en el país”.

Por ello, Doniez aseguró que “si Matías del Río dice que los trabajadores portuarios tienen que pensar en las pérdidas, los empresarios también deberían pensar en el país”.

Durante la mañana, el ministro del Trabajo reconoció que “la situación no da para más” y sus palabras cobraron especial sentido tras los episodios de represión policial que vivieron durante la jornada de ayer los trabajadores y que terminó con 22 dirigentes detenidos.

En tanto, la ausencia de Von Appen en la reunión fue uno de los aspectos más comentados.

Según Jorge Bustos, presidente de la Congemar, éstos podría resolver las cosas de otro modo, dada su cercanía con diversas figuras políticas. “Yo, desde que tengo uso de razón, que veo cenar a Von Appen con el señor Martínez y con Andrade, así como a otros ministros y a la última ministra Evelyn Matthei. Han tenido una suerte de cooptación de dirigentes sindicales”.

En tanto, las empresas presentes en la mesa negociadora aseguraron que son las víctimas de “una extorsión por parte de un grupo minoritario de dirigentes sindicales que presionan ilegalmente por medio de un paro también ilegal, el cual han mantenido utilizando la violencia y generando un clima de amenazas permanente hacia nuestros trabajadores y sus familias”.

 

SitecoSolidaridad multisectorial

Del otro lado de la moneda, los trabajadores portuarios han recibido diversas manifestaciones de apoyo durante el último tiempo. Además de ser ovacionados por su coraje, han servido de ejemplo y motivación para otros actores sociales.

“No hay otra unidad laboral como la de los portuarios”, manifestó Takuri Tapia, dirigente de la Federación de Estudiantes de la Universidad de Santiago. Tapia aseguró que han compartido con los trabajadores paralizados y “está el acuerdo de ambas partes de comenzar a trabajar en conjunto” en futuras reivindicaciones sociales.

En tanto, los portuarios han recibido el apoyo de otros sectores como los Mineros Subcontratos de la Mina El Teniente de Codelco, quienes, liderados por el Sindicato Siteco, realizaron un paro solidario bajo el mensaje “Fuerza, portuarios. No están solos”.

La Federación Sindical Mundial también se sumó al apoyo. La organización agrupa a más de 80 millones de miembros en 120 países y expresó su solidaridad hacia los portuarios chilenos con una declaración pública.portuarios-mejillones

“El FSM rechaza enérgicamente la represión estatal y la brutalidad de la policía contra los trabajadores y dirigentes sindicales que luchan, las amenazas contra los dirigentes sindicales y los esfuerzos del Estado chileno para romper la huelga, utilizando las fuerzas especiales de Carabineros no a los trabajadores movilizados para entrar en el puerto de San Antonio”, expresaron.

Mientras, Bustos, dirigente de la Congemar, reafirmó que lo que suceda en los próximos días dará cuenta del peso de las familias más poderosas de Chile al mando de los puertos, “quienes tienen una relación incestuosa con los Gobiernos”.

En tanto, durante hoy, la mesa negociadora no llegó a ningún acuerdo y los trabajadores anunciaron que el paro se mantendrá. Las conversaciones serán retomadas mañana al mediodía.