paro peonetas

Foto Facebook Fenasipec.

Ya es el cuarto día en que los trabajadores de la empresa de Transportes T.L.N. y el segundo para los de Transportes Quintana, ambos enfrascados en negociaciones con las filiales de Andina. Hoy, después de días de ‘brazos caídos’, decidieron impedir que partieran los camiones repartidores desde la moderna planta ubicada en Renca, considerada una de las más tecnológicas de Sudamérica.

El presidente de la Federación Nacional de Sindicatos de Peonetas de Coca Cola (Fenasipec), Gerardo Fuquett, comentó que las razones de la movilización recaen en la reubicación de 140 trabajadores de ambas empresas, a los cuales no se les quiere reconocer como parte del acuerdo colectivo alcanzado el año pasado, en el habían conseguido el sueldo mínimo garantizado, mayor respeto a sus jornadas, además del pago específico de movilización y colación a los compañeros de trabajo.

Hoy, una vez recontratados sus colegas por otras empresas transportistas, el acuerdo quedó en letra muerta. “La empresa le impuso un acuerdo colectivo a los trabajadores y este convenio merma el trabajo que hemos logrado en dos años como Federación, por lo tanto organizamos a los viejos y impusimos esta negociación colectiva, la aplicamos y partimos con el paro al tiro”, comenta sobre la movilización que iniciaron esta semana.

Esta movilización ha afectado el suministro al comercio de las comunas de Renca, Colina y parte de Pudahuel, y según explicó el dirigente, no concluirá hasta no finiquitar el término de conflicto. “El tema es recuperar lo que se ganó con la negociación colectiva del año pasado como Federación; estos son los mismos trabajadores que fueron despedidos cuando Andina cerró cinco empresas y luego fueron reubicados en otras empresas. Por lo tanto, partían como trabajadores nuevos, pero ellos ya saben la ruta, y que llevaban años trabajando, al ser despedidos y finiquitados, fueron contratados en otras empresas que bajaron sus sueldos, lo que es intolerable”, señaló Fuquett.

El dirigente sindical explicó que espera que las negociaciones lleguen a buen puerto, aunque aclaró que las condiciones del proceso no están siendo resguardadas por los organismos correspondientes.  “Estamos en un proceso que no está normado por la Dirección del Trabajo”, apuntó.

Ambos sindicatos también se encuentran en un importante litigio en los tribunales de trabajo que podría marcar un hito dentro de los fallos relativos a la subcanotratación. El fallo en este caso se espera para marzo próximo.