bolsas plásticasLa última sesión del Concejo Municipal de Punta Arenas aprobó la ordenanza que prohíbe la entrega de cualquier tipo de bolsa plástica a los clientes del comercio magallánico. La medida, aplicada en otras comunas del país como Pucón, apunta directamente a disminuir la contaminación que provocan en rutas y caminos la acumulación de es estos polímeros, aún cuando sean consideradas como biodegradables.

Según consigna La Prensa Austral, la ordenanza dispone sustituir “el uso de bolsas de polietileno o de cualquier polímero plástico, y la utilización y entrega de las mismas al público, en todo local comercial de la ciudad, que se utilicen para el transporte de mercadería, productos y/o artículos, aún aquellas que se indican como biodegradables u oxobiodegradables. Quedan exceptuados aquellos envases que se utilicen exclusivamente para envolver alimentos perecederos; tales como, productos cárnicos, pescados y mariscos, productos de rotisería y de fiambrería, además de las utilizadas en alimentos al vacío y como contenedores de residuos cumpliendo la normativa legal vigente”.

La idea es que en el plazo de un año, los titulares de los establecimientos comerciales dispongan de bolsas reutilizables “que resulten compatibles con la minimización del impacto ambiental”.

La iniciativa cuenta también con una moción parlamentaria presentada por la diputada y actual senadora electa por la zona, Carolina Goic, presidenta de la Comisión de Zona Extrema de la cámara, y la cual ya consiguió el acuerdo para legislar en la materia.

“Hemos acordado que este proyecto pase a votación al interior de la Cámara de Diputados y de esta manera podamos seguir avanzando en erradicar de nuestra Patagonia la contaminación que hoy tenemos con la presencia de miles de bolsas plásticas, que se ha convertido en uno de los principales focos contaminantes que hoy vivimos”, explicó Goic a Radio Polar.

La aprobación de dicha normativa busca proteger a toda la Patagonia chilena de la acumulación de dichos elementos contaminantes, que de acuerdos a datos oficiales del Ministerio del Medio Ambiente, en Chile significa la utilización de cerca de 250 millones de bolsas plásticas al mes, de las cuales cerca del 90% termina en un vertedero.