La derrota por 1 a 0 que el Club Palestino le propició a la U. de Concepción en la cuarta fecha del torneo de apertura los dejó en el primer lugar de la tabla de posiciones, así también como en el ojo de una enfurecida comunidad israelí.

Lógicamente, no fue la victoria de los dirigidos por Emiliano Astorga lo que molestó, sino su nueva camiseta estrenada en el encuentro.

palestino_lider_del_torneo_al_vencer_a_u_de_concepcion2

En esta oportunidad, la indumentaria de los sarracenos tenía  estampado en su pecho el mapa de Palestina hacia el año 1946, misma figura que anteriormente habían utilizado para reemplazar los números “1” en la parte posterior y que sacó ronchas en los defensores del Estado de Israel.

A raíz de este hecho, la Embajada de Israel emitió un comunicado de prensa en donde afirman que la utilización de ese uniforme es una “provocación sin precedentes y especialmente grave por realizarse en un evento deportivo“. Esta reacción replica las emanadas desde la CJCH a principios de este mes.

Dichos reclamos fueron potenciados entonces por el presidente del Club Deportivo Ñublense y miembro de la comunidad judía, Patricio Kiblisky, quien pidió a la Asociación Nacional de Fútbol (ANFP) una sanción inmediata en contra del club. Posteriormente, dicha organización ordenó la remoción del estampado en la parte posterior  y, para sorpresa de todos, en la última fecha el conjunto sarraceno salió a defender una camiseta con un mapa mucho más grande y dorado.

camiseta palestino

Seguir utilizando este mapa de cualquier forma en la camiseta de ese club constituye para nosotros una expresión política que busca la negación de la existencia del Estado de Israel“, así termina la misiva publicada desde la embajada israelí. Sin embargo, la FIFA explicó a través de un comunicado oficial que no se trata de un acto político, sino meramente deportivo y que le compete resolver solamente a Chile.

Así lo explicó el destacado Premio Nacional de Periodismo Deportivo 2002, Marco Antonio Cumsille, en una columna difundida por El Mercurio. En ella,  el periodista describe el conducto por el cual se llevó a cabo el reclamo por los dirigentes de Chillán, además de las respuestas que les hicieron llegar desde la organización internacional FIFA.

“La FIFA envió una respuesta en la que señalaba que el caso era deportivo y que los tribunales debían resolver en ese ámbito.(…) con los antecedentes a la vista era posible concluir que el caso es interno de Chile y que su naturaleza es netamente deportiva, sin implicaciones en otro ámbito“, expuso el periodista.

Por lo demás, sentencia: “Más allá de las tremendas presiones que recibió la gente de Palestino, el uso simbólico del territorio donde partieron los primeros inmigrantes que dieron vida al club, no es un arma ni un instrumento político, sino un elemento de identidad para quienes aman a la institución. El Tribunal, con el incombustible Botto a la cabeza, logró sacarlo del dorsal de la camiseta, pero lo instaló en el corazón.Y lo que está en el corazón es indeleble a las presiones y a otras maniobras de opereta”.