metroSon cerca de 180 obreros que se desempeñan en las obras de la Línea 3 del Metro de Santiago, contratados por la empresa española a cargo de la construcción. Durante la jornada del día lunes paralizaron las obras a modo de presión por la negativa de la empresa a negociar. La respuesta desde la empresa no se hizo esperar y este viernes consiguieron sentarse a analizar la propuesta que entregaron a los empleadores.

Sebastián Cubillos, Director Nacional del Sindicato de Trabajadores de la Construcción (SITEC Chile), y delegado de la obra a cargo de la empresa española Ferrovial Agoman S.A. comentó quisieron iniciar hace más de un mes el proceso de negociación pero los representantes se negaron a siquiera estudiar la propuesta.

“Le entregamos el plan que consiste en entregar mejoras en temas salariales, en seguridad y salud de los trabajadores y además de una definición mejor de los horarios de trabajo, porque éstas son jornadas extenuantes de 12 horas de trabajo, las cuales no han sido remuneradas al 100% porque todos los meses les quedan debiendo horas a los trabajadores y sin explicación”, aseguró Cubillos.

Como las obras deben avanzar en un tranco rápido, los horarios de trabajos son aprovechados al máximo por la constructora, que tiene entre las 8 am y 8 pm para desarrollar las faenas. El sistema de turno en cambio, puede variar más allá de las 10 horas por trabajador, según explicó Cubillos.

“Algunos meses trabajaban 8, 10, hasta 12 horas diarias, y recibían la misma remuneración. Aquí la empresa no ha aclarado cuál es el sueldo base. (…) Las jornadas son tan extenuantes que eso puede provocar accidentes graves, y ojalá no sean fatales“, agregó.

El acuerdo colectivo agruparía al 80% de los obreros que se desempeñan en 6 piques distintos para la construcción de la futura Línea 3 del Metro.

 

Mesa técnica analiza las opciones

Gracias a la medida de presión del lunes, representantes sindicales y de la empresa se reunieron hoy para analizar las demandas, sin llegar todavía a un acuerdo completo. Según explicó Sebastián Cubillos, la empresa propuso el establecimiento de bonos por cumplimiento de metas, que consistía en avanzar 50 metros mensuales en el proceso de excavación y construcción del túnel en los 6 piques. Sin embargo, se negaron a acepar ya que de acuerdo a los mismos obreros, esas metas de avance “son imposibles de lograr”.

Por mientras, la definición del sueldo base sigue siendo analizada y para el lunes se espera que las reuniones sigan su curso a la espera de lo que decida aceptar o rechazar los obreros de la Línea 3 del Metro.