La Villa Estaciones Ferroviarias en la comuna de Puente Alto tiene 55 hectáreas y viven más de 10 mil personas. Las casas de toda la comunidad se encuentran a 3 metros sobre un basural y están expuestas a químicos y metales pesados, con riesgo de contraer enfermedades peligrosas.

El ex-vertedero La Cañamera funcionó en la comuna de Puente Alto entre los años 1972 a 1989. Recibía basura de, aproximadamente, 900 mil habitantes. De las 55 hectáreas que ocupa el basural, 15 fueron recuperadas para la construcción de un parque; el resto continúa intacto. Los vecinos no han recibido soluciones, excepto algunos a quiénes se les indemnizó con 5 millones de pesos.

A no más de 40 centímetros de tierra y relleno, todavía hay basura. Envases de comida, cajetillas de cigarros, zapatos, ropa; hay de todo. Muchos de los habitantes ya removieron los desperdicios que pudieron quitar de sus casas, sin embargo, es prácticamente imposible hacerse cargo de todos los restos que quedaron.

En 1997, y a pocos días de su inauguración, las casas Copeva de Puente Alto se inundaron con las primeras lluvias de ese año. Los terrenos los compró Copeva, empresa de Francisco Pérez Yoma, hermano del Ministro de Interior de ese momento. Además de ser endebles, tienen que lidiar con los problemas sanitarios del lugar. Algunas casas incluso se están hundiendo en la tierra. Trasladarlos del lugar es una solución que ninguna autoridad ha tomado en cuenta debido a su alto costo.

Luis González tiene 41 Años y desde hace más de 2 que tiene el síndrome de Guillain Barré. Esta es una enfermedad degenerativa muy rara y la contrae una de cada 100 mil personas. En la Villa Ferroviaria hay 27 casos. La alta presencia de metales pesados en el ambiente es uno de los factores que lo provocaron. Luis vivía solo. Su esposa, quién perdió varios hijos durante su embarazo por culpa de los químicos, lo dejó hace más de 1 año. Ahora se encuentra internado en un hospital.

Graciela Andrade vive en la Villa Ferroviaria y dirige organizaciones vecinales. Ella, en conjunto con los pobladores organizados, han luchado constantemente para poder conseguir soluciones. Graciela ha estado en mesas de trabajo y cortes de calles, todo para poder mejorar su calidad de vida y la de sus vecinos.

[rev_slider tresmetros]