viviseccionLuego de que la Corte de Apelaciones de Santiago ordenara al Consejo de Transparencia facilitar su información respecto a la venta de animales para laboratorios, la organización animalista No Más Vivisección tuvo acceso elaboró un documento con los datos tras la experimentación animal en Chile.

Actualmente, el Instituto de Salud Pública es el principal proveedor en nuestro país de animales destinados a la experimentación en laboratorios.

Según lo detallado por la agrupación, el informe desarrollado entrega detalles “de las especies involucradas, la cepa y la cantidad de ejemplares, así como los ingresos por su venta. También se detalla el nombre de los compradores, a excepción de aquellos que se rehusaron a hacer públicas sus transacciones por “temor de que grupos animalistas extremos utilicen la información con el objetivo de poner en riesgo su seguridad personal y la de los funcionarios que prestan servicios en las instituciones” o porque consideraban que esta información comercial “puede perjudicar el desempeño de sus negocios y empresas”.

 

Compradores pueden ocultar su información

El documento señala que, desde el 2011 a la fecha, las ventas de animales a laboratorios disminuyeron en un 21%. No obstante, señala la agrupación, existen más proveedores dedicados a la venta de éstos para la experimentación. Además, la Ley de Transparencia faculta a los compradores a mantener sus datos en reserva, por lo que no se puede conocer a ciencia exacta el uso otorgado a los animales adquiridos.

Entre el 2012 y 2013, el total de animales vendidos por el ISP es de 317.308, cuyas transacciones suman más de 333.000.000 millones de pesos.

“Esperamos que, tanto la solicitud de transparencia como las campañas permanentes contra la experimentación en animales, demuestren a los principales responsables un creciente interés al respecto y, en consecuencia, puedan ser un motivo para reducir el número de víctimas. Deseamos, a partir de ello, que en el futuro esto se traduzca en la única solución posible para atacar el núcleo del problema: el fin del uso de animales en los laboratorios de investigación científica“, declaró la agrupación.