Río PueloAunque la aprobación del proyecto se olfateaba hace mucho en Cochamó, los vecinos no esperaban que fuera tan repentina. Durante la semana pasada, antes de que la Corte de Apelaciones de Puerto Montt admitiera el recurso de protección en contra del informe ambiental que recomendó su construcción, el presidente Sebastián Piñera se hizo presente en la zona.

Las sospechas se despertaron luego de que diversas acusaciones de conflicto de interés salieran a la luz. Recientemente, El Mostrador señaló que Ignacio Guerrero y José Cox, históricos socios del presidente, poseen el 35% de la propiedad de Mediterráneo. Guerrero y Cox serían del selecto grupo de empresarios y amigos de Piñera, mientras que el último habría liderado una recolección de fondos para su campaña presidencial del 2009.

La votación favorable al proyecto se realizó justo un día después de que el Mandatario visitó la zona, sin aviso previo. Por ello, el diputado DC Patricio Vallespín aseguró que Piñera “presionó para que se aprobara, lo que – en una materia que tendrá que aclarar el Gobierno – seguro responde a la relación de amistad que existe entre él y los propietarios de Mediterráneo, dos de los cuales participaron activamente en la recolección de fondos para su campaña presidencial en el 2009?.

 

El incierto futuro turístico de Cochamó

Río PueloEl proyecto implica un tendido eléctrico de 63 kilómetros que se extenderá de manera visible entre Lago Tagua Tagua y Río Puelo, con el objeto de abaratar costos, según señalan los vecinos. En los espacios afectados por la iniciativa viven hoy comunidades indígenas que no fueron consultadas, pese a que el convenio 169 de la OIT al que Chile suscribe así lo indica.

“Para entrar al Valle del Puelo, hay que pasar por la orilla del río y también por el Lago Tagua Tagua. Las torres irían absolutamente a la vista del lago, que es uno de los principales atractivos turísticos de Cochamó. Las torres estarían totalmente a la vista de los turistas, por lo que este proyecto hipoteca su futuro turístico”, argumentó Rodrigo Condeza, secretario de la Corporación Puelo Patagonia.

Además, hoy existen denuncias en la Superintendencia de Medio Ambiente debido a la construcción de un camino que parece haber sido hecho para propiciar “el acceso a la central hidroeléctrica, por ahí van a pasar todas las maquinarias”, explicó Condeza.

Las torres podrían afectar también el caudal del río, motor de la ciudad ubicada en Cochamó, tal como señaló el movimiento Más del Sur, liderado por Alejandro Navarro, a través de un comunicado público: “Las autoridades regionales han asestado un duro golpe a la Comuna de Cochamó, mediante la aprobación de un proyecto hidroeléctrico que entubará el caudal del Rio Puelo a lo largo de seis kilómetros, secando prácticamente el curso normal de las aguas, acarreando ello un desastre ecológico sin parangón”.

 

La venia del Intendente Regional

Por otra parte, el intendente regional de Los Lagos, Jaime Brahm, ha manifestado públicamente su apoyo a la iniciativa y aseguró que tomarán todas las medidas necesarias para evitar su impacto en el paisaje de Cochamó. Sin embargo, sus palabras generan desconfianza en la comunidad.

“Él postula que las torres, al ser pintadas de verde, minimizarán el impacto. Entonces, cuando tienes declaraciones así, es como difícil hablar con el intendente”.

“Él postula que las torres, al ser pintadas de verde, minimizarán el impacto. Entonces, cuando tienes declaraciones así, es como difícil hablar con el intendente. Ellos fueron muy claros en decir que el gobierno no estaba apurado en presentar este proyecto”, señaló Condeza.

Brahm jugó un rol importante en la aprobación de la iniciativa, pues es quien preside la Comisión de Evaluación Ambiental encargada de evaluarla. En tanto, los opositores al proyecto, que ya se encuentran organizados, no han podido hablar con el director del Servicio de Evaluación Ambiental, ya que éste decidió tomar vacaciones al día siguiente de la aprobación del proyecto.

Sin embargo, los vecinos de Cochamó ya han presentado acciones judiciales y la Corte de Apelaciones de Puerto Montt acogió recientemente el recurso de protección en contra del Informe Consolidado de Evaluación Ambiental (ICE). En adelante, el camino será largo, pero están dispuestos a dar la pelea.

Piensa que Hidroaysén está aprobado hace 4 años y mira dónde está. Eso pasa cuando las empresas no hacen bien las cosas. Lo que va a pasar con Mediterráneo es lo mismo”, sentenció el secretario de la Corporación Puelo Patagonia.