Cerrar publicidad
Politica 04.03.2014

El debilitado rol de la DC en el nuevo gobierno

La polémica veraniega por la designación del gabinete dejó como principal afectada a la Democracia Cristiana, y no solo por la renuncia de Claudia Peirano a la subsecretaría de Educación. Como la cartera es hoy uno de los puestos claves para medir el pulso entre los partidos gobernantes, los cuestionamientos a la idoneidad de Peirano […]

Por Víctor Guillou Vásquez

Estudiantes-protestan-en-Santiago-de-Chile-exigen-acceso-a-la-educación-universitaria-créditos-y-becas.expandLa polémica veraniega por la designación del gabinete dejó como principal afectada a la Democracia Cristiana, y no solo por la renuncia de Claudia Peirano a la subsecretaría de Educación. Como la cartera es hoy uno de los puestos claves para medir el pulso entre los partidos gobernantes, los cuestionamientos a la idoneidad de Peirano -estrechamente ligada a los sectores más conservadores de la DC- calaron hondo en las filas falangistas, pues vienen a confirmar la pérdida de peso del partido al interior de la nueva coalición de gobierno.

Una de las representantes del ala conservadora de la DC es Mariana Aylwin, quien junto a Claudio Orrego y Alberto Undurraga habían propuesto el nombre de Peirano para el cargo de subsecretaria, y justamente por ello fue enfática en alzar la voz para criticar el episodio que terminó con su renuncia.

“La señal que me parece complicada es la de que aquí estás con el programa o en contra del programa. Y la verdad es que en los temas de la gratuidad, el fin del lucro o en la nueva Constitución no hay una sola manera de abordarlos y, por lo tanto, aquí va a haber discusiones que me parece que son legítimas y que van a ser difíciles de abordar. Pareciera aquí que solo tienen la verdad absoluta los dirigentes estudiantiles, los movimientos sociales o un grupo de la Nueva Mayoría. El resto tendrá que asumir lo que la mayoría manda y veo que hay un riesgo de caer en el totalitarismo de los extremos. Lo veo con preocupación, porque aquí se vienen discusiones que van a ser muy complejas”, señaló a The Clinic hace algunas semanas.

El sector conservador de la DC liderado por la directiva que encabeza Ignacio Walker ha expresado, además, su preocupación de cara al próximo congreso ideológico programado por junio, en el que la contraparte, el ala más progresista, intentará ratificar los acuerdos establecidos en 2007, donde la posición abiertamente contraria al lucro se impuso. Esto es lo que hoy genera más división interna. Sin embargo, los ánimos parecen estar tan crispados que al menos Maria Aylwin ya se restó de la importante jornada de discusión. “La odiosidad en la DC está instalada. Por ello, no creo que valga la pena asistir al congreso ideológico. Yo, por lo menos, no voy a participar”, aseguró Aylwin.

 

¿Nueva Mayoría o vieja Concertación?

ernestoaguilaPara el analista político Ernesto Águila, académico de la Facultad de Filosofía y Humanidades de la Universidad de Chile, la constante pérdida de gravitación política que hoy se expresa con fuerza al interior de la DC, da cuenta de un proceso que comenzó con la movilización estudiantil de 2006, pero que se consolidó en 2011 con “la conformación de un proyecto más claro”.

Lo que estamos viendo es si efectivamente la vieja Concertación se va a transformar en Nueva Mayoría, o van a predominar más los elementos de continuidad. (…)La Democracia Cristiana es clave en este sentido, porque por la mitad de ella pasan las dos almas de la vieja Concertación; una que es mucho más vinculada a la continuidad del modelo, y otra que está más cercana a los sectores inconformistas o críticos”, analizó Águila.

Para el académico, uno de los aspectos importantes que puede definir el futuro del partido en el conglomerado de gobierno tiene que ver con el próximo congreso ideológico, en el cual podrían confrontarse las dos alas, aunque no solamente por el tema Educación. “El conflicto de hacer una modificación sustantiva del modelo neoliberal está bastante tensionado” indicó.

Además, puso en duda que los votos de la DC para las grandes reformas lleguen sin una negociación de por medio. “Creo que sacan cuentas demasiado alegres cuando se señala que están los votos para las tres grandes reformas que ha ofrecido el gobierno de Bachelet, que son la educacional, tributaria y la Nueva Constitución. Creo que hay que contar los votos de nuevo”, postuló.

Sin embargo, para Águila, el debate específico en torno a la reforma educativa es donde más tensiones se expresan. “No creo que sea diferente a otros partidos, pero en la DC se expresa más la existencia de un empresariado vinculado al mundo particular subvencionado, y eso es de público conocimiento. Entonces, hay un tema de concepciones pero también de intereses, que yo creo se van a poner en juego, y donde más se tensiona esto es en la DC”, comentó.

micco_valePara Sergio Micco, cientista político que participó en el anterior congreso ideológico de la Democracia Cristiana, los acuerdos expresados en aquella oportunidad no están bajo cuestionamiento.

“En el anterior congreso se definió por unanimidad que no se podía lucrar con dineros públicos, otra cosa es que con dineros privados de padres de familia que pagan por una educación particular, los dueños de esos colegios puedan retirar utilidades de esos colegios. Eso se dijo que no se podía hacer con dineros públicos y desde ese momento no hay dos opiniones”, aseguró.

Sin embargo, reconoce que el debate sobre el tema fue “áspero” dado que éste se realizó posterior a la revolución “pingüina”, pero afirmó que en la próxima cita se ratificará lo adoptado en 2007.

“Los partidos políticos tienen un funcionamiento distinto al que conoce la opinión pública, sobre todo a nivel de bases. La gente que tiene acceso a los medios de comunicación social no son los mismos militantes de base de los partidos y que son los que resuelven los temas. Ahí siempre hay una disparidad entre los diputados y senadores, y lo que ocurre en la política más oficial y de elite con lo que ocurre en los partidos”, analizó.

 

Ignacio Walker y la foto en la que no sale la DC

Fue un modo bastante claro de llamar la atención directa de Michelle Bachelet. La mandataria electa aseguró en alguna ocasión, respecto de las visiones disidentes de su programa de gobierno, que aquellos que se movían no salían en la foto. Usando la misma figura, Ignacio Walker mostró su molestia en torno a la marginación de la cartera que liderará Nicolás Eyzaguirre y señaló su preocupación por “estar fuera de la foto en educación, donde más diferencias hay con la izquierda”.

La declaración que realizó a La Tercera hace algunas semanas tardó un tiempo en generar la respuesta desde Tegualda, donde aún funciona el equipo del futuro gobierno, y esta semana finalmente acordó reunirse con el futuro ministro para abordar las diferencias en el tema.

Para Ernesto Águila, “el programa es una carta de navegación suficientemente clara como para que ellos en sus distintos sectores se definan si se van a alinear en torno a ese programa o no. Evidentemente, en su sector más conservador, la DC está tratando de generar posiciones en lo que viene de la negociación de los otros cargos del ministerio de Educación”, aseguró sobre la cita de Eyzaguirre y Walker.

Por su parte, Micco apuntó que las aprehensiones de la DC surgen porque “hay muchos aspectos del programa de Michelle Bachelet que no coinciden con el planteamiento que está aprobado en el quinto congreso del partido, y eso va a ser un debate que será tenso”. “Así es la democracia” apuntó.

 

Tags

Notas Relacionadas

Comentarios