Nicolás-Eyzaguirre-A1Por más de una hora se extendió la reunión entre el futuro ministro de Educación, Nicolás Eyzaguirre, con los representantes del Colegio de Profesores. El ex presidente del directorio de Canal 13 llegó acompañado por quien será la subsecretaria del ramo, Valentina Quiroga. En la cita en que estuvo la mesa directiva del gremio educacional, encabezada por Jaime Gajardo (PC), abordaron las concordancias existentes entre el programa de gobierno y las propuestas que hace años ha expresado el órgano colegiado de los profesores, y fue calificada como positiva desde ambos lados.

La reforma educacional fue el centro de la reunión, solicitada por el mismo Eyzaguirre en la jornada de ayer, y había sorprendido a la directiva del Colegio de Profesores luego de 4 años en los que se vieron relegados a un segundo plano por el gobierno saliente. El mismo Gajardo expresó en la previa lo esperanzado que se sentían como gremios. “Es inédito y debe significar un nuevo trato“, comentó a La Nación.cl

La reunión de hoy, que duró cerca de una hora y media, se desarrolló en el octavo piso de la sede de la gremial de profesores, ubicada en calle Moneda, y de forma paralela se produjo una manifestación encabezada por miembros de la Coordinadora de Padres y Apoderados (Corpade), quienes llegaron para protestar por el cierre de más de 30 establecimientos en la educación municipalizada.

Cuando uno ve madres que están defendiendo el lugar de estudios de sus hijos, uno siente natural solidaridad. Cerrar un colegio no es como cerrar una fábrica de salchichas, son seres humanos, con compañeros, con tradición”, expresó a la salida el futuro ministro tras conversar con los preocupados apoderados.

 

Vuelve el diálogo

El presidente del Colegio de Profesores calificó de “muy positiva” la reunión y que la interpretaba como “una señal de reponer el diálogo” con las autoridades de la cartera, situación que durante los últimos 4 años prácticamente no existió. Gajardo aseguró además que “hay bastante coincidencia” con la reforma propuesta en el programa de gobierno.

El guiño de Eyzaguirre fue aún más claro al aseverar que “cualquier reforma educacional hay que pensarla desde el aula donde hay dos actores: los profesores y los estudiantes”, y agregó que la reunión lo había dejado esperanzado de cara al comienzo del nuevo gobierno el próximo martes.

 

La visión del Secretario General

dariovasquezwebOtro de los miembros de la directiva del Colegio de Profesores se refirió a la cita con el magisterio. Darío Vásquez, secretario general de la colectividad, analizó los pormenores de la reunión. “Tuvimos la oportunidad después de 4 años de poder plantearle a la autoridad nuestra visión de los cambios que la educación necesita, sobre todo en la educación pública, el fin al lucro y el tema del ejercicio de la profesión docente”, comentó Vásquez.

Para el secretario general del Colegio de Profesores, los puntos compartidos con el gobierno para la reforma de educación son un buen antecedentes pero puso la nota de preocupación por el futuro de la discusión parlamentaria y los tiempos que ello pueda demandar. “Las cosas no son fáciles, no es llegar y lanzar un proyecto y que todos los ciudadanos, parlamentarios y autoridades políticas se cuadren. La experiencia nos dice que no es así, por lo tanto se van a levantar voces en este país. Las cosas no están inclinadas sólo hacia un lado, hay fuertes sectores políticos de este país que están con el modelo, quieren mantenerlo”, apunta.

Vásquez asegura que Eyzaguirre señaló respecto de la expectativas de cambios a futuro que mejor había que centrarse en las medidas que serán tomadas. “Él mismo dijo que no podía decir que hoy lo iban a arreglar pero que obras son amores y no buenas razones. Es buena la frase porque hay que cobrársela“, comentó el dirigente gremial.

Según relató, desde la directiva del Colegio de Profesores solicitaron al futuro titular de Educación mantener una agenda abierta, lo que fue acordado e incluso se anunció el nombramiento de una persona que se dedicará a mantener el vínculo directo con la instancia gremial.

Consultado sobre la posibilidad de que el gobierno busque un alineamiento del gremio con el programa de gobierno como forma de descomprimir la “presión de la calle”, Vásquez asguró que si bien existen acuerdos, de no prosperar, seguirán manifestándose.

“En el juego político todos hacen lo que tienen que hacer. Es lógico que el gobierno quiera dar esa señal para poder decir que ellos tienen la voluntad y esperar lo que los gremios y los estudiantes, sindicatos y federaciones puedan disponer. Pero insisto que si esa señal no se traduce en cosas concretas en los primeros dos meses de gobierno, todo va a ser un volador de luces, y ahí la presión de la calle para presionar será fundamental para presionar al parlamento, donde hoy ya no tienen la excusa que usaron durante 20 años, de no tener las mayorías suficientes para producir los cambios”, analizó Vásquez.

Finalmente, el dirigente del gremio de profesores fijó su posición frente a las posibilidad de asistir como Colegio a las marchas estudiantiles que se puedan generar poco tiempo después de asumido el nuevo gobierno. “Yo no lo aseguraría porque no conduzco este gremio, pero sí creo que hay hacerlo de todos maneas, y sería un craso error de la conducción actual del gremio que en una situación como esa no nos plegáramos a los estudiantes para presionar al gobierno“, concluyó.