Holanda es mundialmente conocida por sus calles amigas de los ciclistas y su desarrollada red de ciclovías y senderos para bicicletas, no obstante incluso en ciudades con estas características existe un gran número de intersecciones que son excesivamente grandes y demasiado centradas alrededor de los autos.

En la ciudad de Eindhoven, planificadores y diseñadores crearon la “Hovenring”, una hermosa rotonda “flotante” pensada especialmente para ciclistas. La infraestructura, de uso gratuito, permite que los ciclistas provenientes de cuatro rutas distintas ingresen a la estructura circular de 72 metros de diámetro a través de rampas y salgan en cualquier otra avenida, sin toparse en ningún momento con los automovilistas que circulan por la autopista que pasa bajo la rotonda.

hovenring-eindhoven-bridge-woe5-690x388

El desarrollo urbano del sector, y el consiguiente  aumento del tráfico, impulsó a construir la Hovenring con el objetivo de separar el tráfico de automóviles con el de bicicletas y otorgar seguridad vial a los ciclistas holandeses, quienes en la década del 70 a través de la organización ciudadana y la protesta pública, lograron que la bicicleta tuviera un status similar al del transporte motorizado  dentro de la planificación y desarrollo urbano.

El siguiente ipv Delft video es una obra de arte en sí mismo, échale un vistazo aquí:

)