quila_disco-510x339

Foto: Facebook de Quilapayún.

Quilapayún, banda emblemática de la Nueva Canción Chilena, sorprendió a sus seguidores con un anuncio a través de su página de Facebook. La noticia: el hallazgo de una copia del master original de la reconocida obra “Cantata de Santa María de Iquique”, del fallecido compositor Luis Advis. De inmediato, el posteo comenzó a circular por las redes sociales, provocando los festejos de sus seguidores.

“Una excelente noticia. Encontramos una vieja cinta de los tiempos de la UP con la copia del master de la Cantata Santa María. Ahora falta digitalizarla y ponerla a disposición del público. Eso es lo que pensamos hacer en los próximos días”, explicaron en la red social.

La imagen además del hallazgo fue ampliamente compartida en la red social, y de la cual el fundador y director de Quilapayún, Eduardo Carrasco, comentó que “la letra que se lee en la vieja caja es mía. Las vueltas de la vida”.

Carrasco comentó a ElDesconcierto.cl los detalles del momento en el que recibió el llamado de una ex bailarina del ballet Pucará, quien tenía la cinta del master. “Ella me contó que tenía una cinta, que no sabía muy bien cómo había ido a parar a sus manos, y que tampoco el valor de lo que podía contener la cinta. Entonces fui a su casa y me di cuenta que la caja de la cinta estaba escrita con mi letra, y yo no recordaba cómo había sido grabada esa cinta. Al abrir el paquete donde estaba me di cuenta que era una copia de estudio”, detalló.

El fundador de Quilapayún recordó la importancia del hallazgo, puesto que los originales fueron destruidos en dictadura como una forma de ocultar la música que acompañó al movimiento social en la época de la Unidad Popular.” Es muy importante (el hallazgo) porque hasta ahora, todas las copias de la Cantata incluyendo los CD’s y todas esas cosas que circulan, no están hechos de una copia del master directo sino que son copias de discos que existieron en Europa”, explicó.

quilaSegún comentó Carrasco, la calidad de la cinta magnética grabada en el estudio les permitirá digitalizar la obra para ser remasterizada y por fin recuperar el sonido original. “Está en perfecto estado, sólo tiene unos pequeños detalles porque la cinta se dobló en una parte, pero nada que no se pueda corregir en el estudio”.

“Ya he escuchado algunas canciones y hay una gran diferencia en el sonido de esto con el de los CD’s que están circulando. Estamos muy felices y contentos, fue una cosa muy extraña lo que pasó, porque fue como un regalo. Después de tantos años aparece esto”, relató con emoción Carrasco.

Otro de los integrantes de Quilapayún, Ismael Oddó -hijo de de Willy Oddó, miembro original de la agrupación- comentó la importancia de este acontecimiento para el referente del folclor nacional.

Todos los archivos desaparecieron o fueron destruidos durante el golpe militar. Nosotros no tenemos ningún tipo de archivo de los discos anteriores al 73. Obviamente no fuimos el único grupo afectado, toda la discografía de la Nueva Canción Chilena le sucedió algo parecido. Todo lo de Víctor Jara, lo de los Inti Illimani, o Ángel Parra, fue saqueado y destruido, precisamente para dejar estas obras en el olvido. Afortunadamente, como muchos ciudadanos valientes se atrevieron a guardar alguna copia de sus discos, todavía siguen apareciendo, esta vez la copia de un master, que es uno de los hallazgos más grandes que nos ha tocado”, indicó Oddó.

Oddó aseguró sentir una “alegría gigantesca” tras conocer del hallazgo, y que “ver la reacción de la gente en Facebook es lo que más me conmueve, a la gente le resuena en el pecho la posibilidad de una reedición de un disco a partir de un material que finalmente reaparece y que había sido cuidado durante todos estos años”.

La obra es portadora de un mensaje que es de todos y de una historia que le pertenece a todos. Eso es emocionante, ver cómo la gente se hace cargo de la memoria. Eso es lo bello para mí”, defendió Oddó.

Ismael Oddó asegura que cada vez que han presentado la reconocida obra en conjunto con Quilapayún, significa una experiencia de compromiso especial para cada uno de ellos, y por ello la conexión con el público sigue siendo de gran intensidad. “No es un simple ejercicio musical o técnico, para nada. En absoluto. Es volver a impregnarse de esa obra, a contar lo que aún sigue teniendo mucha vigencia desde el punto de vista político global, a no callar las cosas que se tienen que contar precisamente para que los derechos a la vida y de los trabajadores, de las clases más vulnerables, sean respetados”, concluye Oddó.

 

El recorrido histórico y futuro de la Cantata

Imagen 1(2)La obra que compuso Luis Advis a fines de 1969 se hizo principalmente conocida gracias a la agrupación Quilapayún, de quién se conoce esa versión histórica de uno de los episodios más sangrientos de historia de Chile. Conformada por dieciocho partes, incluyendo relatos que originalmente interpretó Héctor Davauchelle, en la Cantata se plasman los hechos ocurridos en la Escuela Santa María de Iquique el 21 de diciembre de 1907, donde más de 3.600 obreros del salitre fueron asesinado cruelmente por tropas del Ejército de Chile, comandadas por el general Roberto Silva Renard, durante el gobierno del presidente Pedro Montt.

Carrasco recordó el renombre internacional que alcanzó la obra, que presentaron en varios países, entre ellos Estados Unidos, donde la misma Jane Fonda realizó los relatos que conforman la Cantata. “Sí, en Estados Unidos, Jane Fonda hizo los relatos. También la presentamos en Francia y con distintos actores en muchas partes del mundo. Existe traducción de la obra al alemán, italiano, japonés, etc. Y cuando nos presentábamos en esos países, cantábamos las canciones en castellano y trabajábamos con un actor que relataba en el idioma del país en el que estábamos. Esto lo presentamos en el Teatro Rex, en el Olimpia, donde tocamos el primer concierto después del golpe, tocamos el 15 de septiembre de 1973. Es una obra que está llena de recuerdos y emociones para nosotros”, recordó.

Tras el histórico hallazgo, el fundador de Quilapayún aseguró que esperan “que las nuevas ediciones de la Cantata sean con el sonido recuperado. Vamos a digitalizar, a masterizar con los medios que existen ahora que son mucho más sofisticados que los que había cuando se hicieron las primeras copias del CD, así que vamos a tener una cantanta remozada. Y estamos a punto de celebrar los 50 años, el próximo año, y será un momento importante para nosotros”, finalizó.