058_JoseMaza2José Maza, astrónomo de la Universidad de Chile, Magíster y Doctorado en Astrofísica de la Universidad de Toronto, Canadá, conversó con ElDesconcierto.cl acerca del anuncio científico que ha sorprendido a la comunidad. Se trata de la medición de ondas gravitacionales que porbarían la Teoría de la Inflación, una propuesta que vino a complementar el Big Bang. Los datos obtenidos por un grupo de científicos del Centro Harvad-Smidthsonian de Astrofísica, de ser confirmados, generarían un importante hito dentro del entendimiento del Universo por parte del ser humano.

Acá el diálogo con el Premio Nacional de Ciencias Exactas de 1999.

 

-¿Cómo surge esto de la Teoría de la Inflación y qué significa?

“La teoría fue un agregado del Big Bang que partió en el 80, con un par de científicos norteamericanos y un ruso. La inflación explica las cosas que no podía explicar el Big Bang, pero sin embargo, la inflación en sí es una cosa bastante extraña. Muchos escépticos no querían aceptar esta idea, y dejar al Big Bang como a solas, pero cómo éste no explica por sí sola algunas observaciones básicas de la cosmología, estaban planteando modelos bastante bizarros y muy distintos de los modelos convencionales”.

“La inflación ocurre dentro de una fracción pequeñísima del primer segundo de vida del universo. Pero tiene consecuencias tremendas y queda casi totalmente inobservable, porque el Universo, por 350 mil años era demasiado denso y caliente, porque estaba en una especie de neblina. Eso se disipó a los 350 mil años, y hasta el día hoy uno puede ver el momento en que se disipa esa neblina, que es lo que se llama la radiación de fondo cósmico. Entonces, la inflación queda totalmente escondida. Se pude decir que la inflación es como el instante de la concepción, poniendo un ejemplo biológico. Es como cuando el espermio fecunda al óvulo, y lo que nos muestra la radiación de fondo cósmico, es el momento del parto del Universo”.

“Por primera vez hay una observación de que la única explicación sensata es que haya existido un instante en la vida del Universo, en sus primeros años, que es lo que llamamos inflación”

-¿Cómo se explican los datos que ahora dicen probar esta teoría?

“En la inflación se deberían de haber generado ondas gravitacionales, y esas ondas la inflación las tiene que haber amplificado muchísimo. Esa amplificación tiene como consecuencia que la luz es totalmente al lote, y la luz o radiación en general, oscila para donde le da la gana. Pero hay planos preferentes de oscilación que se denominan polarización de la luz.Lo que ha dicho la teoría durante mucho tiempo es que producto de la inflación, se podrían producir formas especiales de polarización de la luz del fondo cósmico. Es como decir, si la guagua nace a los 9 meses, pero tiene por ahí un remolinito en la cabeza, eso podría tener que ver con el momento de la concepción”.

“Lo que acaban de detectar es que vieron una forma especial de la polarización de la luz que solamente lo podría producir ondas gravitacionales en el momento de la inflación, y que a su vez fueron por la inflación misma. Por primera vez hay una observación que la única explicación sensata es que haya existido un instante en la vida del Universo, en sus primeros años, que es lo que llamamos inflación. No es que uno esté viendo la Inflación, ni las ondas gravitacionales, sino que se ve la huella que dejaron y que se refleja en la polarización, que hoy se puede medir con instrumentos hiperprecisos”.

“El modelo cosmológico de hoy, con el Big Bang, la Inflación y todos los datos que hay, es un modelo bastante consistente. Hay muchos datos y muchas explicaciones y todas concuerdan bastante bien. Pero aquí aparece esto y lo ratifica. Lo curioso es que se creía los modos de polarización fuesen más tenues de lo que se esperaba. Curiosamente estaban buscando algo así como una aguja en un pajar y encontraron como un chuzo en un pajar. Era una oscilación bastante más grande”.

“Si el espacio y el tiempo se crean en el Big Bang, la materia, la masa y la energía, en su gran mayoría, se crea en el instante de la inflación”

-¿Estos datos están a la espera de ser confirmados?

“Este no es el único experimento y se espera que se confirme. Acá en el norte de Chile, en el cerro Chañantó, donde está el plató de ALMA a 5000 mil metros, unos 500 metros más arriba está el experimento que se llama ABS (Atacama B-mode Search) y están a punto de detectarlo, pero se adelantaron los tipos que están en el Polo Sur. Esto tiene una tremenda consecuencia en los modelos cosmológicos porque confirma la inflación y seguramente los detalles que se vayan obteniendo van a permitir hacer una sintonía fina mejor de la que tenemos ahora”.

-¿Este descubrimiento podría ganar el premio Nobel?

“Es un descubrimiento al nivel de Estocolmo, van a cobrar el premio Nobel. Sin duda será el resultado científico del año. Cuando se haga el resumen del año, este va a ser uno de los puntos más altos, y es posible que en la cosmología, sea el descubrimiento más importante de la década. El Big Bang era un traje que no le quedaba bien a los datos observacionales. La idea general era correcta pero los datos no andaban a la perfección, y con la Inflación como que se le agregaron cosas al traje que finalmente resultó ser un traje muy preciso”.

“Dicho de un modo burdo, el Big Bang dice que el universo nace en un punto. Cuando eso ocurre y ha crecido apenas al tamaño de algo más pequeño que un electrón, todo el universo es así de pequeño, viene este proceso de inflación que lo vuelve más de 20 órdenes de magnitud más grande. La inflación se produce a una velocidad muchísimo más rápida que la velocidad de la luz. Esto que nace con un volumen de casi nada, cuando termina la inflación uno tiene una cosa mucho más grande que el sistema solar, que contiene ahí toda la masa del Universo. Si el espacio y el tiempo se crean en el Big Bang, la materia, la masa y la energía, en su gran mayoría, se crea en el instante de la inflación. Esto es como una secuela del Big Bang. Sin eso no se puede entender nada de la cosmología”.

“los científicos nos pasaríamos de estúpidos si generamos una polémica artificial entre la religión y la ciencia”

-Entonces, ¿ahora sí que se podría decir algo así como que “Dios ha muerto”?

“Siempre he sido muy escéptico de aquellos que juegan con la ciencia y la religión. Ambos ámbitos del ser humano caminan por carriles muy alejados. Por mucho tiempo la religión quiso decirnos cómo y afortunadamente el hombre pudo pensar con más libertad y sin tener que ver si lo que pensaba estaba bien o mal de acuerdo con las escrituras u otra cosa. Hawking dijo por alguna vez que estas cosas probaban que Dios no existe. Yo creo que Dios, como dice Kazantzakis, está en el corazón del hombre y mientras alguien quiera tenerlo en su corazón, nadie se lo va a poder quitar, y los científicos nos pasaríamos de estúpidos si generamos una polémica artificial entre la religión y la ciencia. La religión es para entender el espíritu y la ciencia para entender la naturaleza. Nunca la religión ha explicado la naturaleza. Nosotros somos como gásfiter que hace pasar el agua por las cañerías, la religión son como los poetas y filósofos, atienden otro tipo de necesidades espirituales. Decir ahora que Dios no existe tras la comprobación de los modos B de polarización, sería una arrogancia tremenda de la ciencia”.