Obama Lutka“Los crímenes de los Estados Unidos han sido sistemáticos, constantes, salvajes, y no ha habido remordimiento, pero de hecho muy pocas personas han hablado de ellos. Hay que concedérselo a América. Ha llevado a cabo una manipulación absolutamente clínica del poder a escala mundial, mientras se presentaba con el disfraz de una fuerza del bien universal.” Harold Pinter, Discurso de aceptación del Premio Nobel, 7 de diciembre de 2005.

“Obama es solo un verdugo obsecuente. Desde el punto de vista de la clase gobernante, es el testaferro perfecto porque su mera apariencia confunde y desarma a tantos. Parece haber pasado toda su vida tratando de ser escogido para el papel de Judas. Y todo esto está en su currículum vitae.” -bevin, Comments line, Moon of Alabama.

Según un sondeo recientemente publicado por Wall Street Journal/NBC News, las tasas de aprobación de Barack Obama han caído a un nuevo punto bajo de 41por ciento con 54% de los encuestados diciendo que “desaprueban” de la tarea que está realizando. El manejo por Obama de la economía, la salud y la política exterior fueron especialmente mencionados por la mayoría de los encuestados. Sobre la atención sanitaria, piensan que Obama ha fortalecido la industria de seguros con fines de lucro con pocos beneficios para la gente trabajadora de a pie. El estudio también mostró “la aprobación más baja de todos los tiempos” para el manejo de la política exterior por el presidente. Y respecto a la economía, los resultados fueron aún más impactantes; todo un 57 por ciento de los encuestados “cree que EE.UU. se mantiene en una recesión” mientras “un 65% cree que el país va mal encaminado”. El desengaño generalizado con la actuación de Obama ha debilitado su apoyo entre los negros, los latinos y las mujeres, tradicionalmente los grupos más leales en la base del Partido.

No cabe duda de que Obama ha sido afectado por la anémica recuperación o por su concentración en la reducción del déficit en lugar de la creación de puestos de trabajo. El alto desempleo, el estancamiento de los salarios y la baja de los ingresos han afectado fuertemente las expectativas, lo que ha limitado el consumo y el crecimiento. El índice Gallup de Confianza Económica muestra ahora un “fuerte descenso en la visión del futuro”… “ya que cerca de un 57% de los encuestados dijeron que las cosas están empeorando, no mejorando.”

Por cierto, las cosas han empeorado bajo Obama, considerablemente, motivo por el cual muchos de sus más ardientes partidarios están dejando de apoyarlo. Y la desilusión tampoco se limita a la política económica. Recientes análisis confirman lo que la mayoría de la gente ya sabe, que el público está cansado de las intervenciones, las provocaciones, las interferencias y las interminables guerras. El pueblo estadounidense es cada vez más aislacionista y quiere que el gobierno se aparte de conflictos externos. En un reciente estudio, PEW resume la atmósfera en el país:

“Por primera vez desde 1964, más de la mitad (52%) está de acuerdo en que EE.UU. “debiera preocuparse de sus propios asuntos internacionalmente y dejar que otros países hagan lo mejor que puedan por cuenta propia”; 38% no está de acuerdo, según un estudio realizado en octubre-noviembre de 2013. Del mismo modo, un 80% está de acuerdo con la declaración: “No debiéramos pensar tanto en términos internacionales sino concentrarnos más en nuestros propios problemas nacionales y en reforzar nuestra fuerza y prosperidad en el interior”. (U.S. Foreign Policy: Key Data Points from Pew Research, PEW Research Center)

El sondeo de PEW simplemente se extiende sobre los resultados en otros estudios como el siguiente de LA Times:

“Dos tercios de los estadounidenses entrevistados en un sondeo reciente dijeron que los 12 años de guerra librada en Afganistán… no han valido el precio pagado en vidas y dólares…

El estudio realizado para los medios por Langer Research Associates of New York estableció que la desilusión con la guerra dirigida por EE.UU. fue expresada por una mayoría de todas las tendencias políticas. En general, un 66% de los encuestados dijeron que la guerra no ha valido la pena. Los que se identificaron como liberales fueron los más descontentos con la inversión militar: un 78% dijo que la guerra fue un error.(Poll: Two thirds of Americans say Afghan war not worth fighting, LA Times)

Lo mismo vale para Iraq. La guerra no valió la pena. ABC News dice:

“Diez años después de que los ataques aéreos estadounidenses contra Bagdad marcaron el comienzo de la guerra de Iraq, casi seis de cada 10 estadounidenses dicen que la guerra no valió la pena – una opinión continuamente compartida por mayorías desde que el éxito inicial fue reemplazado por años de continuo conflicto.

Casi tantos dicen lo mismo sobre la guerra en Afganistán en el último sondeo de ABC News/Washington Post. Y mientras las críticas a ambas guerras han bajado de su nivel máximo, la intensidad del sentimiento sigue siendo elevada, y las fuertes críticas superan de lejos a los fuertes partidarios.” (A Decade on, Most are Critical of the U.S.-Led War in Iraq, ABC News)

Y eso nos conduce a la actualidad y a la amenazadora perspectiva de una guerra con Rusia por los eventos en Crimea. La gente piensa lo siguiente según un sondeo en el

Washington Post :

“Un nuevo sondeo sugiere que los estadounidenses tienen muy poco deseo de ser implicados en la crisis en Ucrania. Solo 29 por ciento de los estadounidenses quieren que el gobierno de Obama adopte una ‘posición firme’ contra la incursión rusa en su vecino, según un sondeo de Pew Research Center, mientras casi el doble –56 por ciento– prefieren que EE.UU. no se implique demasiado en Ucrania.

El sondeo refleja un público estadounidense cansado de guerras que todavía es muy renuente a involucrarse en conflictos internacionales. El pueblo de EE.UU. se opuso de la misma manera a una intervención militar en Siria el año pasado, a pesar de que el presidente Obama llamó al uso de la fuerza y buscó aprobación del Congreso para la acción.” (Few Americans want ‘firm stand’ against Russia in Ukraine, Washington Post)

Por cierto, a Obama no le interesa lo que desee el pueblo de su país. Va a hacer lo que está comprometido a hacer; tomar medidas duras contra las libertades civiles, estrangular la economía, y propagar la guerra por el planeta. En lo que respecto al belicismo – está haciéndolo mejor que Bush. ¿No me creéis? Estudiad este pasaje de International Business Times:

“En su sondeo de Fin de Año, encuestadores de WIN y Gallup International entrevistaron a más de 66.000 personas en 65 naciones y establecieron que 24 por ciento de todos los encuestados respondieron que EE.UU. ‘es la mayor amenaza para la paz en el mundo actual’. Pakistán y China figuran muy por debajo de EE.UU. en el sondeo, con 8 y 6 por ciento, respectivamente” (In Gallup Poll, The Biggest Threat To World Peace Is… America?, IBT)

Ahí lo tenéis, la presidencia de Obama en resumidas cuentas: “EE.UU. es la mayor amenaza para la paz en el mundo actual”. Recordad, este sondeo no fue realizado durante los años de Bush. Oh, no. Todo esto es obra de Obama, cada pizca.

Resumamos: La mayoría de los estadounidenses piensa que Obama está haciendo un pésimo trabajo. Piensan que la economía está en pésimo estado, y que su situación financiera está empeorando. También piensan que el país va por el camino equivocado, que EE.UU. es una amenaza para la paz mundial, y no quieren más malditas guerras.

Comprobad una y otra vez.

Por lo tanto, ¿cuál pensáis que ha sido la reacción del gobierno de Obama ante esta manifestación del público?

Están felices. Así es, están felices. A pesar de la caída de las cifras en los sondeos y de la baja en apoyo público, el equipo de Obama se siente vindicado por el hecho de que no es tan ampliamente denigrado como el gobierno de Bush. Es su parámetro: Bush.

Os diré cuál ha sido. Están felices. Así es, están felices. A pesar de la caída de las cifras en los sondeos y de la baja en apoyo público, el equipo de Obama se siente vindicado por el hecho de que no es tan ampliamente denigrado como el gobierno de Bush. Es su parámetro: Bush.

Y podrían tener algo de razón, después de todo, ¿quién hubiera pensado que un presidente podría abrogar el habeas corpus, destruir la economía, lanzar guerras y golpes como si tal cosa, vaporizar a cientos de personas inocentes en ataques de drones, intensificar la vigilancia de todo hombre, mujer y niño en EE.UU., y reivindicar el derecho a asesinar ciudadanos estadounidenses sin debido proceso, sin incitar a millones de estadounidenses indignados a agarrar sus horcas y dirigirse a Washington?

Es lo que habría pasado si Bush estuviera todavía en el poder, ¿verdad? Pero Obama consigue un “pase”. ¿Por qué? Porque es un hombre negro elocuente, carismático, a quien todavía admira la vasta mayoría de los demócratas. ¿Podéis creerlo?

Obama representa todo lo que esa gente profesa odiar –guerra, ataques de drones, Guantánamo, austeridad, Wall Street (ningún enjuiciamiento), detención indefinida, privilegio ejecutivo (para asesinar), etc.– y todavía lo colocan sobre un pedestal. Por eso pensamos que Obama es la mayor invención de relaciones públicas de todos los tiempos; un modelo galvánico que incorpora todas las características encomiásticas del liderazgo y quien –al mismo tiempo– es capaz de realizar los actos más despreciables e inhumanos sin la menor duda o remordimiento. Es un hombre que no siente nada hacia sus prójimos, ni empatía, compasión, o piedad. Lo que le importa es que sigue fielmente el guión que le ha sido prescrito por sus malvados manipuladores, esa odiosa amalgama de mandamases de las corporaciones, mandarines bancarios y holgazanes egresados de las grandes universidades que componen la pecaminosa Cleptocracia de EE.UU. La mejor descripción de Obama que haya leído se encuentra en la sección de comentarios de un blog de política exterior llamado Moon of Alabama por un bloguero llamado “bevin”. Dice lo siguiente:

“Pienso que Obama carece totalmente de escrúpulos… es solo un verdugo obsecuente. Desde el punto de vista de la clase gobernante es el perfecto testaferro porque su simple apariencia confunde y desarma a tantos. Parece haber pasado toda su vida tratando de ser escogido para el rol de Judas. Y todo se encuentra en su curriculum vitae…

Lo presentan como negligente, nunca responsable, nunca conectado intencionalmente a un acto malvado, nunca atraído a actos de duplicidad por intención consciente. Es la imagen falsa, la desinformación proyectada sobre su persona…

Se me ocurre que Obama es todas esas cosas. Y que ese es el centro de la maldad en su persona – que carece de conciencia o principio, simplemente un carnicero común que hace su trabajo, cumple las condiciones de su empleo, hace lo que le dijeron que hiciera…

Lo veis como enfocado e intencional.

Yo lo veo como alguien que firma una pila de autorizaciones de muerte sin leerlas, o sin volver a pensar en ellas. ¿Recordáis solo después de noviembre de 2008, esperando para asumir su puesto, cómo los israelíes atacaron Gaza, obviamente para mostrarle quién manda? ¿No sentisteis que incluso ellos se sorprendieron ante la despreocupación con la que contempló cómo esas masacres extraordinarias se desarrollaban ante sus ojos?

No le importaba. Y estaba, finalmente, liberado de la tarea de pretender que le importaban cosas semejantes.

Es lo que le gusta realmente al ser Presidente: puede descansar mientras ocurre la matanza, no tiene que pretender que le importa, no tiene que emitir algún tipo de juicio moral.

Recordad cuando preguntó a su padrastro: “¿Has matado hombres?”

La respuesta que recibió fue “Solo hombres que eran débiles”.

Desde entonces se ha adherido a ese estándar moral.” (bevin, Moon of Alabama)

Eso resume perfectamente al sujeto: una calabaza vacía que nunca tuvo ninguna intención de cumplir sus promesas, quien siente un desdén extremo hacia los tontos que votaron por él, y quien siente que es tan fácil matar a un hombre, su familia y sus hijos, como aplastar una mosca sobre su brazo. Como señala bevin, Obama “es un timador y un sociópata”.

Y ahora el sociópata ha concentrado su atención en Ucrania donde está decidido a llevar a Rusia a un conflicto sobre Crimea a pesar de que Moscú ha apoyado a EE.UU. en la Guerra contra el Terror, ha retirado sus armas pesadas de la parte occidental de Rusia, reducido sus fuerzas armadas convencionales en 300.000 soldados, y cumplido todas sus obligaciones bajo el Tratado de las Fuerzas Armadas Convencionales en Europa (FACE).

Moscú ha hecho todo lo que se le ha pedido. ¿Y qué ha hecho Washington por su parte?

Valentin Mândr??escu, Editor de Reality Check de The Voice of Russia, lo resume como sigue en el sitio en la web Testosterone Pit:

“Washington no ha cumplido ninguno de sus acuerdos clave hechos con URSS/Rusia durante los últimos 30 años. A Gorbachov le prometieron que Europa Oriental no sería incorporada a la OTAN. Un país tras otro fue hecho parte de la OTAN y Yugoslavia fue desmantelada a pesar de las objeciones de Rusia. EE.UU. actuó como el vencedor de la Guerra Fría y guió sus políticas según el famoso principio de “¡Vae victis!” ¡Ay del vencido! (Valentin Mândr??escu, Editor of The Voice of Russia’s Reality Check, From now on, No compromises are possible with Russia, Testosterone Pit)

Desde el desmantelamiento de la Unión Soviética, EE.UU. ha rodeado Rusia con bases militares, entrenado tropas en Georgia que fueron finalmente utilizadas para combatir a Rusia en Osetia del Sur, instigó numerosas revoluciones de color en antiguos Estados soviéticos, y comenzó a desplegar un sistema de defensa de misiles en Europa Oriental que dará a Washington la capacidad para un primer ataque con armas nucleares que destruirá “el equilibrio estratégico en el mundo” y obligará a Putin a reanudar la carrera armamentista.

Así hace amigos Washington; aplastando su cara contra el pavimento cada vez que puede. ¿Suena familiar?

El miércoles, Obama se reunió con el primer ministro impostor de Ucrania, Arseniy Yatsenyuk, en la Casa Blanca en un intento de prestar credibilidad al gobierno salpicado de nazis del jefe del golpe. Obama aprovechó el evento en la Casa Blanca para aplaudir el golpe y prometer apoyo al agresivo gobierno contrario al Kremlin. Poco después de que Obama terminara su declaración, blogs publicaron copias de una resolución que fue emitida por el Parlamento Europeo solo 15 meses antes condenando a los grupos que ahora forman parte del gobierno ucranio respaldado por EE.UU. Un pasaje del texto de esa resolución dice:

“El Parlamento Europeo… está preocupado por el creciente sentimiento nacionalista en Ucrania, expresado en el apoyo al Partido Svoboda, que, como resultado, es uno de los dos nuevos partidos que entran al Verkhovna Rada; recuerda que puntos de vista racistas, antisemitas y xenófobos contradicen los valores y principios fundamentales de la UE y por ello llama a los partidos pro democráticos en el Verkhovna Rada a que no se asocien, apoyen o formen coaliciones con ese partido.” (Moon of Alabama)

¿Qué os parece? Por lo tanto el Parlamento Europeo vio el peligro planteado por esos grupos y los denunció antes de cambiar de opinión y se dio cuenta de que esos matones neonazis fanáticos podrían ayudar a promover sus objetivos de política exterior. Ahora las naciones de la UE se alinean tras Obama quien hace todo lo que puede por provocar a Putin para poder extender la OTAN hasta las fronteras de Rusia, tomar el control de críticos corredores de gasoductos y recursos vitales, e instalar sistemas de armas en el perímetro de Rusia. Son los objetivos del gobierno a pesar de la amenaza que plantean para la democracia, la seguridad, y la estabilidad regional, fuera de la posibilidad de una tercera guerra mundial.

Conclusión: No se llega a ser “la mayor amenaza para la paz mundial” sin esforzarse por lograrlo.

Obama quiere demostrar que está a la altura de la tarea. Desgraciadamente, pensamos que así es.

Fuente: Rebelion.org desde http://www.counterpunch.org