canal azapaEl proyecto de Entubamiento del Canal Azapa ya está en curso. La obra involucra una inversión de 18 mil 500 millones de pesos, cuyo monto será cubierto en un 75 por ciento por el Estado, mientras que el porcentaje restante deberá ser cancelado por los regantes.

La iniciativa surgió por petición de los agricultores y hoy se enmarca en el Plan de Recursos Hídricos de Arica. El Canal de Azapa, imprescindible para los regantes de la zona, es abierto y registra filtraciones y hurtos de agua, por lo que éstos decidieron pedir una solución a las autoridades. El proyecto por el que se optó, finalmente, nunca contó con la aprobación y el voto de todos los miembros de la Comunidad de Aguas del Canal de Azapa (COMCA), sino sólo de su directiva.

“De todas las propuestas que hubo, nosotros no elegimos eso. La directiva, a nombre de todos nosotros, eligieron entre nueve opciones la de entubar. Una de ellas era recuperar el canal, mantenerlo, pero ellas eligieron esa. La mejor decisión hubiera sido que se presentara cada uno de los proyectos y que la asamblea decida, pero la directiva dijo que no”, explicó Isabel Quispe, vocera de los opositores de Comca.

La obra, que recorre 42 kilómetros del valle, implica la expropiación de terrenos de al menos 63 accionistas, quienes se enteraron de la situación por una publicación en el Diario Oficial. Éste y otros puntos fueron sellados en el Protocolo de acuerdo 4042, firmado por el Ministerio de Obras Públicas, el Gobierno Regional y la directiva de Comca a fines del 2012. En el documento, la directiva se comprometió a pagar el 25 por ciento de la obra con un 4 por ciento de interés anual en UF’s y, según denuncian los agricultores, nunca fueron consultados.

 

Expropiación y endeudamiento

Sólo a partir del año pasado, los regantes del Valle de Azapa supieron que el proyecto ya estaba listo para su ejecución. En febrero, en tanto, Sebastián Piñera visitó la zona y recalcó que la iniciativa “es una de las obras emblemáticas de la región” pues, según el ex mandatario, el proyecto beneficiará a más de 200 mil agricultores, además de la generación de energía a través de 7 mini centrales hidroeléctricas.

“Entubar el canal de Azapa involucra 7 mini centrales hidroeléctricas. Y dime tú cuál es el beneficio para el agricultor. Tú que tienes mayor conocimiento: agua, energía, ¿a quiénes van a beneficiar? Si hay proyectos mineros al interior que están parados porque no pueden activarse. Nosotros vamos a estar endeudados 25 años, con nuestra agua que es nuestra y las mineras saben perfectamente que ellos no pagan derechos de agua”, argumentó Quispe.

Las diferencias con la directiva terminaron motivando la reunión de los opositores del proyecto, quienes hoy se encuentran organizados para frenar la iniciativa y ocupar dichos recursos en la reparación del canal.

“Si a ti te dicen: saben qué, vamos a construir una ciclovía y después te enteras que ya no vas a tener antejardín y además que tal ciclovía vas a tener que pagarla por 15 años. Tú vas y dices no, que mejor no la construyan y ellos responden ‘no, señora, es que usted la pidió’”.

Según Quispe, pese a que ellos exigieron una solución ante el conflicto, también tienen derecho a manifestar sus diferencias con las soluciones otorgadas. “Si a ti te dicen: saben qué, vamos a construir una ciclovía y después te enteras que ya no vas a tener antejardín y además que tal ciclovía vas a tener que pagarla por 15 años. Tú vas y dices no, que mejor no la construyan y ellos responden ‘no, señora, es que usted la pidió’. Y si dices que la quieres pagar al tiro, te dicen no, que lo van a evaluar, pero la deuda ya está”, explicó.

Ubicados en una zona de escasez hídrica, los agricultores han recalcado la importancia de terminar con el Código de Aguas de la dictadura y revisar la iniciativa, algo que ya le piden a la administración de Bachelet. “La postura de este gobierno es de revisar el proyecto”, declaró la vocera, asegurando que estarán atentos a lo que decida las nuevas autoridades, lo que seguramente será decisivo para el futuro de las obras.