Un nuevo conflicto de interés medioambiental aparece en el horizonte de la administración de Bachelet. Esta vez la autoridad en cuestión es la Ministra de Minería, Aurora Williams, quien  se desempeñó como gerenta de administración y finanzas de la empresa Antofagasta Terminal Internacional S.A. (ATI), controlada por el grupo Luksic.

1391369872

Ello debido a los riesgos que supone para los habitantes de Antofagasta la construcción y posterior operación de la iniciativa que pretende trasladar concentrado de cobre desde el proyecto Sierra Gorda, a unos 150 kilómetros de la ciudad, hasta el puerto de la ciudad, operado por (ATI), donde se pretende instalar un galpón de acopio de metales tóxicos justo al frente al Liceo Nocturno B-32 Antonio Rendic, la Clínica Antofagasta, además de diversas consultas médicas y edificios residenciales.

Debido a las características del proyecto y el hecho que su aprobación se logró mediante declaraciones de impacto ambiental (DIA) que fraccionaron la totalidad del mismo  (“Recepción, acopio y embarque de cobre” por la empresa (ATI), el proyecto “Transporte ferroviario de concentrado de cobre”, presentado por la empresa Antofagasta Railway Company PLC (FCAB), perteneciente al grupo Luksic y el proyecto “Sierra Gorda”) la iniciativa ha encontrado el rechazo de diversas organizaciones sociales, así como también del Colegio Médico de Chile y Antofagasta (Colmed) y otras figuras públicas como las diputadas Paulina Núñez (RN) y Marcela Hernando (PRSD), quienes denunciaron que al segmentar el proyecto, las empresas lograron que cada una de las iniciativas fuese presentada como una Declaración de Impacto Ambiental (DIA), en vez de un Estudio de Impacto Ambiental (EIA), ahorrándose, de esta forma, la obligación de informar a la ciudadanía y dejando sin opción la formulación de observaciones por parte de la comunidad.

El 1 de febrero pasado, encabezados por el Presidente del Regional Antofagasta, Dr Aliro Bolados, diversas organizaciones presentaron un recurso de protección contra el galpón de ATI. Según la información aportada por el Dr Andrei Tchernitchin, que fue sumada al recurso de protección en la Corte de Antofagasta, el concentrado que será movilizado por el centro de la ciudad, sólo cuenta entre 30 a un 40% de cobre y el resto corresponde a plomo, manganeso, níquel, cadmio y cromo, cuya contaminación podría afectar nuevamente a una población antofagastina gravemente dañada por la alta ingesta de arsénico a través del agua potable, lo que hoy se traduce en que la primera causa de muerte de los ciudadanos de esta ciudad sea por cáncer de pulmón, vejiga y riñón.

Por su parte el arquitecto Luis Ugarte, fue una de las personas que apoyó el litigio contra la vulneración de la ley 19.300. “Cualquier proceso ambiental debe ser total. Aquí existía un estudio de la Minera Sierra Gorda en el cual decía que el concentrado de cobre tiene altos indices contaminantes, por lo cual debe utilizar mangas cerradas para trasladar el mineral hasta Puerto de Mejillones.A pesar de ello, Ferrocarril y la ATI hicieron un proyecto paralelo para trasladar cobre de Sierra Gordo por el puerto además de un acopio en el mismo galpón, cancelando en definitiva el sistema de mangas solo por abaratar costos”, denunció el profesional.

140227antofagasta_galponA fines de febrero la Corte de Apelaciones de Antofagasta acogió el recurso de protecciónpresentado por el Consejo Regional en contra del recinto de acopio. La noticia fue bien recibida por el Dr. Aliro Bolados, quien aseguró que era un triunfo de la ciudadanía antofagastina ante el riesgo a la salud que representa dicha infraestructura portuaria; “Esta es una gran noticia para Antofagasta, que pone muy contento al Colegio Médico, dado que los magistrados de la Corte de Apelaciones acogieron los argumentos científicos expresados por nuestra institución, ya que no es adecuado fragmentar un proyecto de tan alto impacto en la salud de la población”

No obstante esta semana el caso dio un nuevo giró luego que a través de una conferencia de prensa realizada por Colmed, donde dieron a conocer la noticia de que durante la próxima semana ingresaría a la Corte Suprema la causa que busca revertir el fallo de la Corte de Apelaciones, que ordenó no innovar en la construcción del galpón que albergará concentrado cobre en el puerto.

En la cita, el director nacional del Colmed manifestó que la contaminación que afecta a la región y actualmente a Antofagasta con la edificación de la estructura, está demostrada con estudios que dan cuenta que lo techos de los edificios y los arbustos del sector del puerto presentan los mayores niveles de toxicidad.

De acuerdo al presidente del Colmed Andrei Tchernitchin, “Por más que el gerente de ATI acuda y explique qué están haciendo las cosas bien, los estudios revelan lo contrario. Aquí debe quedar claro que nadie muere por plomo, pero está demostrado por estudios internacionales que afecta irreversiblemente la condición mental de los niños porque el desarrollo escolar no será igual al de los menores sanos”.

En la ocasión también estuvieron presentes las diputadas Marcela Hernando y Paulina Núñez, esta última emplazó a la actual ministra de Minería, Aurora Williams, a dar a conocer su parecer respecto al tema, dado sus antiguas funciones que desarrollo en ATI cuando se aprobó el proyecto y dado que en diciembre pasado, la actual ministra, salió a respaldar los cuestionamientos hacia el proyecto señalando que “la iniciativa es un orgullo para nosotros, y por lo mismo no queremos que sea un proyecto rechazado por la comunidad, por lo que aceptamos todas las observaciones que nos permitan mejorarlo y hacerlo más amigable”.