yofirmoEste parece ser el año en que las cosas cambiarán para los consumidores de marihuana. Con fines terapéuticos o no, la cannabis se ha metido de lleno en la discusión de los temas pendientes para el gobierno entrante, que por estos días ya tiene encima la presión de los usuarios.

Despenalización del autocultivo es lo que se pide. Hoy, esta práctica es ilegal y ha significado el encarcelamiento y persecución de miles de chilenos, que lideran las estadísticas policiales juntos a los detenidos por porte y consumo, superando incluso las cifras relativas al tráfico.

“Nosotros estamos abogando por el derecho que las personas tienen a ejercer una práctica que es cultivar y usar cannabis como parte de su ejercicio de derechos fundamentales. Si las personas lo van a usar con fines recreativos, medicinales o sacramentales, eso va a depender de cada persona. Nosotros no queremos cuestionar, ni impedir, ni imponer ninguna limitación. No es la intención privilegiar un uso por sobre otro”, argumentó Paulina González, psicóloga de Triagrama, una de las fundaciones que integran Poder Ciudadano Cannabis, organizadores de #YoFirmoAutocultivo.

La campaña debutó ayer de la mano de Dignidad Digital, el nuevo portal que pretende dar espacio a diversas iniciativas de activismo ciudadano. En él, sus organizadores llaman a firmar y a participar de la inquieta movilización que ya se siente alrededor de las autoridades.

 

La venia del Parlamento

Existen algunos casos emblemáticos de encarcelamiento a causa de la ilegalidad del autocultivo. Por ejemplo, el del doctor Milton Flores, reconocido psiquiatra que por autocultivo ilegal cumple 541 días –remitidos a firma mensual en Gendarmería de Chile-, una multa, inhabilidad para ocupar cargos públicos y la suspensión de sus derechos políticos mientras dura la condena.

Además, se pretende tomar una muestra bióloga de Flores para ser incluido en el Registro de ADN Criminal, algo a lo que el siquiatra se ha negado rotundamente. “Nosotros lo consideramos una vulneración a su libertad de consciencia”, comentó González. 01-02-2014-Decomiso

A la experiencia del siquiatra se suma el caso de Carlos Salinas, cultivador de cannabis condenado a 5 años y 1 día de prisión por plantar marihuana sin permiso del SAG. Como ha testimoniado Salinas y las organizaciones que lo apoyan, éste administraba aceite medicinal para él y su hermano, ambos enfermos de cáncer. Salinas, que ya cumple 1 año y 5 meses en prisión, es un peligro para la sociedad según la justicia.

La criminalización que avala la ley respecto de los usuarios de cannabis es uno de los principales argumentos para despenalizar el autocultivo. Además, muchos han señalado que el actual momento por el que pasa Chile ya no resiste más una legislación obsoleta y restrictiva que se ve reflejada en la calificación de la marihuana en la lista de drogas duras.

Hoy día tenemos en la Cámara de Diputados y en el Senado amplio respaldo para este tipo de iniciativas, para modificar la política de droga que tenemos y para dejar de criminalizar a los usuarios. La política de drogas actual no ha discriminado entre traficantes y usuarios, la mayor parte de los procesos son por porte, cultivo y tenencia y no por narcotráfico”, señaló la actriz y activista Ana María Gazmuri.

Por ahora, sólo hace falta la firma de la presidenta de la República para que el primer paso se consolide, ya que la ex directora del Senda, Francisca Florenzano, habría dejado listo un decreto que regresa a la cannabis a su categoría de “droga blanda”. Tal como destacó la actriz, parlamentarios de diversas bancadas ya han manifestado su voluntad de legislar a favor del cambio de calificación. Entre ellos, incluso, miembros de la derecha.

 

mari“Queremos que suceda este año”

La idea de los organizadores de la campaña es acelerar al máximo la discusión sobre la despenalización del autocultivo. “En este momento están confluyendo diferentes aristas de la situación”, señaló la psicóloga González, en alusión al debate político. Además, rescató un llamativo antecedente: el Instituto de Salud Pública (ISP) autorizó la entrada al país de Sativex, un medicamento hecho en base a cannabis con fines terapéuticos.

Según sostienen, la regulación de la marihuana debería tener un carácter muy similar al marco que hoy regula al alcohol y al tabaco. Pese a que la medida debería ir sumada a una reforma profunda de la política de drogas en Chile, éste sería un gran paso para frenar la criminalización de “los usuarios y cultivadores que deciden no querer vincularse con el tráfico ni delincuentes. Esto permitiría que todos aquellos que están con procesos, acusados por cultivo ilegal, pudieran ser liberados”.

Por ahora, los organizadores llaman a firmar y participar de las propuestas y diversas movilizaciones. Además, se muestran seguros de que este año se podrá avanzar en la materia.

Nosotros tenemos la determinación de trabajar para que esto pueda suceder durante este año. Creemos que es perfectamente posible y que están las condiciones. Hay más elementos científicos e información sobre la mesa. Hay parlamentarios que estarían a favor”, argumentó González.

En tanto, Ana María Gazmuri, hizo un llamado directo a Bachelet, “en su calidad de médico, comprometida con aliviar el sufrimiento humano”, a que termine con la regulación que afecta a miles de chilenos, muchos de ellos enfermos, que deben lidiar con la justicia.

“En Chile, los usuarios cannábicos son miles. Somos el país con más alto consumo de Latinoamérica, queremos que las fuerzas y energías estén enfocadas en eliminar el narcotráfico, a quienes llenan nuestras poblaciones de pasta base y de marihuana prensada”, recalcó.