El Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC), dio a conocer durante la jornada de ayer, en Yokohama, Japón, un informe en el que se señala que los efectos del cambio climático ya se pueden constatar en los continentes y en los océanos y que sus consecuencias pueden ser “graves, generalizadas e irreversibles”.

sintesis_onuEl informe  “Cambio climático 2014. Impacto, adaptación y vulnerabilidad” constituye la evaluación más exhaustiva hecha hasta ahora sobre este fenómeno en el mundo, en él se detalla el impacto del cambio climático hasta la fecha, los riesgos futuros que se derivan de él y las posibles medidas que se pueden impulsar, subrayando la precaria preparación global para afrontar este fenómeno y el hecho de que la cantidad de evidencias científicas sobre el impacto del calentamiento planetario se han duplicado desde el informe anterior publicado en 2007.

Los sistemas naturales se están llevando la peor parte actualmente, pero los científicos temen un creciente impacto en los seres humanos. Es probable que nuestra salud, nuestras casas, nuestros alimentos y nuestra seguridad se vean amenazadas por temperaturas cada vez más altas, señala el documento.

Vicente Barros, copresidente del Grupo de trabajo II, manifestó al divulgarse el informe que “vivimos en una época en la que el cambio climático está causado por el hombre”.

“En muchos casos, no estamos preparados para los riesgos relacionados con el clima a los que nos enfrentamos. Invertir en una mejor preparación puede reportar dividendos en el presente y en el futuro”, agregó este experto de la Universidad de Buenos Aires.

Asimismo, los autores aseguran que el calentamiento global aumenta el riesgo de conflictos armados en todo el mundo, ya que agrava la pobreza y las crisis económicas. Por lo tanto, se está convirtiendo en un factor determinante en las políticas de seguridad nacional de los Estados.

Impactos inequívocos

hielosYa se han observado impactos del cambio climático en la agricultura, la salud humana, los ecosistemas de la tierra y los océanos, el abastecimiento de agua y los medios de vida de algunas personas.

“Con niveles elevados de calentamiento por el aumento continuo de las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) será difícil controlar los riesgos y aunque se invierta de manera significativa y continuada en la adaptación, nos encontraremos con limitaciones”, declaró Chris Field, copresidente del Grupo de trabajo II..

El rasgo más llamativo de esos impactos que se han observado es que se están produciendo desde los trópicos hasta los polos, desde las islas pequeñas hasta los grandes continentes y desde los países más ricos hasta los más pobres.

Según Field, en el informe se llega a la conclusión de que las personas, las sociedades y los ecosistemas son vulnerables en todo el mundo, pero la vulnerabilidad es diferente en los distintos lugares. “Con frecuencia, el cambio climático interactúa con otras tensiones y así aumenta el riesgo”.

Seguridad alimentaria

1sequia1-300x225De acuerdo a las proyecciones establecidas en el informe, la seguridad alimentaria constituye un área de preocupación significativa. Se estima que para el 2050 las cosechas de maíz, arroz y trigo se verán impactadas con pérdidas de más del 25%.

Después de 2050, aumenta el riesgo de impactos más severos, ya que los ciclos de auge y caída afectan a muchas regiones. Al mismo tiempo, subirá la demanda por alimentos de una población mundial que se calcula en unos 9.000 millones.

Muchas especies de peces, una fuente crucial de alimentos para mucha gente, también se mudarán debido a las aguas más cálidas. Se estima que en algunas partes de los trópicos y la Antártica, la pesca potencial podría declinar en más del 50%.

Chile y el cambio climático

De acuerdo con la tipificación de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre Cambio Climático, Chile es un país social, económica y ambientalmente vulnerable al cambio climático, puesto que posee zonas costeras bajas; zonas áridas y semiáridas; áreas susceptibles a la deforestación o erosión, a los desastres naturales, a la sequía y a la desertificación; áreas urbanas altamente contaminadas y ecosistemas frágiles.

Un estudio sobre vulnerabilidad en Chile —publicado en Primera Comunicación Nacional de Cambio Climático—, muestra que nuestro país podría verse altamente afectado por menor disponibilidad del recurso hídrico en la zona central, la cual es eminentemente agrícola. También se espera una intensificación de la aridez y avance del desierto hacia el sur, mayores precipitaciones en la zona sur y fenómenos de El Niño más frecuentes e intensos.

Asimismo, el “estudio de Variabilidad Climática en Chile para el siglo XXI” del año 2007, encargado por Conama a la Facultad de Ciencias Físicas y Matemáticas de la Universidad de Chile, muestra variaciones de temperatura y precipitaciones en todo el país, las cuales se intensifican, dependiendo de la cantidad de GEI tomadas como base. De acuerdo con este informe, se estima que la mayor variación de temperatura se producirá en el Norte Grande y Norte Chico, especialmente en la zona andina.