incendio valpoA horas del incendio que destruyó más de 2 mil hogares en Valparaíso, diversos actores comienzan a despejar las responsabilidades y visiones de la tragedia que repite viejos capítulos de la historia de la ciudad.

El abandono de las autoridades, la falta de políticas de prevención y la pobreza de sus habitantes son algunos tópicos comunes de análisis por estos días. Al respecto, los expertos en la materia han apuntado al mismo responsable: el Estado. Ese que vio crecer hace más de 40 años a la ciudad sin habilitar caminos para el paso de bomberos y sin regularizar las construcción ni el diseño público en general.

Recientemente, en una entrevista con El Mostrador, el presidente del Colegio de Arquitectos, Sebastián Gray, señaló que, una vez más, el Estado ha tenido que enfrentar tragedias para perfeccionar sus programas de emergencia: “Tiene que pasar una desgracia tan gigantesca como esta para que el Estado de Chile de un salto hacia el futuro y se planteen las cosas de una manera distinta de como las venía haciendo por décadas. Es parecido al efecto de un terremoto”.

Christián Morales es audiovisualista y uno de los autores de las publicaciones “Valparaíso no Patrimonial”, que han sacado a flote diversas historias no oficiales respecto a la ciudad protegida por la Unesco. Hoy, como otros, manifestó sus dudas ante la intencionalidad del incendio.

“El fuego comienza en el camino La Pólvora y comienza a consumir Valparaíso por atrás. Por un lado tienes muchas casas que son tomas de terreno, que no están regularizadas. Segundo, se dice que hay gran parte del camino La Pólvora y otros sectores de arriba donde hay plantas, fauna que es autóctona, por lo tanto los terrenos no se pueden vender. Entonces, si hoy todo eso está perdido por el incendio, obviamente se puede hacer lo que se quiera con los terrenos. Ahí empieza el tema de la especulación inmobiliaria”, argumentó.

Para muchos no es una locura pensar en una teoría al respecto dados los intereses e inversiones desarrolladas en el puerto, sin la consulta ni la venia de su gente. Un ejemplo de ello es el Mall Barón, un proyecto que contó con amplio rechazo ciudadano pero que ya está en construcción.

 

“Chile no merece Valparaíso”

incendio-valparaiso-2Los primeros peritajes para dar con las causas del incendio han descartado la participación de personas en el mega incendio, sosteniendo que se maneja la hipótesis de que el desastre se habría iniciado debido al choque de dos aves en un poste de alta tensión.

Según información dada a conocer por los medios tradicionales, debido al fuerte viento reinante, los cables habrían chocado entre sí, produciendo chispas que al caer al suelo desataron el incendio en el sector Los Molles.

Al parecer, un funcionario de Conaf habría observado la situación y dado aviso a sus superiores. El Departamento Forestal de Carabineros, efectivos del OS-9 y Labocar ya se encuentran trabajando en esa teoría y habrían encontrado a las aves relacionadas al relato.

Para Morales, sin embargo, autor de “Valparaíso No Patrimonial”, dicha hipótesis es “absurda” y no tiene grandes expectativas respecto a lo que despejen futuras investigaciones.

El argumento es que los porteños están acostumbrados a volver a pararse. Yo comparto que esto no es sólo un evento de la naturaleza y aquí hay manos que están metidas. Las investigaciones, como todo, quedarán a medias. Porque hay mucha plata y montón de cuestiones entre medio que uno nunca va a saber”, señaló.

El audiovisualista recordó que Valparaíso se encuentra quebrado, con una profunda crisis económica que ha justificado durante años la falta de políticas de mejoramiento de viviendas y sus calles.

“A las autoridades les importa un carajo Valparaíso. Cuando existe una verdadera preocupación no tiene que ver con el accionar de cuando ocurre la catástrofe, sino con acciones preventivas”.

Según Morales, tragedias como éstas demuestran que “a las autoridades les importa un carajo Valparaíso. Cuando existe una verdadera preocupación no tiene que ver con el accionar de cuando ocurre la catástrofe, sino con acciones preventivas. Si a ellos les interesa la ciudad, la tendrían cuidada, tendrían un plan de resguardo, conociendo la topografía de Valparaíso y todo. Les interesa cuando queda la cagá”.

Durante la mañana, El País publicó una entrevista donde el urbanista Iván Poduje analizó las responsabilidades y factores de planificación respecto al incendio. En la instancia, aseguró que pese a que hay explicaciones de la tragedia por razones de naturaleza, la propagación, el daño y la vulnerabilidad de la gente son conocidos hace décadas.

Algo parecido, desde la pena que remueve a los porteños por estos días, le ocurre a Christian Morales, que ha dedicado gran parte de su trabajo a la observación y documentación de la vida en el puerto: “Yo creo que Chile no merece Valparaíso, una ciudad con esta calidad y envergadura. Esta es una ciudad muy querida, pero no por la autoridad. Valparaíso es una ciudad que se cae, se para, se reconstruye siempre. En el porteño hay un espíritu de amor por la sociedad. Es la gente la que hace esta ciudad”.