reforma tributariaHablemos en serio“. Con esa frase parte el video con el que el Gobierno salió a defender la Reforma Tributaria, y rebate los principales argumentos que ha levantado la oposición para criticar el proyecto estrella de la actual administración.

En una campaña que fundamentalmente ha circulado por redes sociales, el Gobierno aseguró que no será la clase media la que pagará el alza de impuestos, asegurando que “no es justo que las grandes empresas y los más ricos de Chile no paguen los impuestos que corresponden”.

Semana de polémicas y tensiones

Tras la aprobación el pasado miércoles de todos los articulados que componen el proyecto de Reforma Tributaria en la Comisión de la Cámara de Diputados, la iniciativa pasará a discusión en Sala la segunda semana de mayo, y desde Hacienda se han mostrado confiados en lograr superar el segundo trámite parlamentario antes del 21.

Sin embargo, la ofensiva desplegada desde La Moneda, comenzó con la presentación del proyecto por las mismas autoridades ministeriales ante diversos públicos durante la semana pasada. Fue así como el ministro Alberto Arenas, el viernes pasado, expuso ante pequeños y medianos empresarios los aspectos fundamentales de la propuesta, respondiendo las dudas y críticas que le fueron planteadas de manera abierta. Al cierre de la jornada, el empresario cercano al bacheletismo, Roberto Fantuzzi, le regaló al titular de Hacienda, a modo de broma, un chupete, afirmando que “pucha que vamos a llorar” con el alza de impuestos al sector. Arenas sonrió para las cámaras, algo incómodo, pero igual llevó el curioso regalo consigo.

No obstante, no todo ha sido en tono irónico, porque el subsecretario del ramo, Alejandro Micco, tuvo un curioso episodio en el Seminario económico y de inversiones organizado por BTG Pactual el jueves pasado. En su exposición, Micco criticó duramente a AES Gener por asegurar que las cuentas de electricidad subirían por efecto de la Reforma, y habló en un duro tono que incomodó a los presentes. Sin aplausos al final de su intervención, Micco habló con los medios presentes y mientras se desarrollaba el punto de prensa, un empresario pasó por atrás del subsecretario utilizando la expresión “Nueva Pillería” a su paso, momento en que el subsecretario giró para pedir “más respeto”.

Una muestra de que el tono de la discusión sigue en alza.