Tomas hirschEl jueves 25 de abril se reunió en el Centro Cultural Umbral un grupo de dirigentes y artistas de izquierda para formalizar un documento de 12 puntos, lo cual se inserta en el proceso de rearticulación de las distintas sensibilidades del sector luego de las pasadas elecciones presidencial y parlamentaria. La creación de una nueva Constitución mediante Asamblea Constituyente, el reconocimiento de los pueblos originarios, el Estado como garante de derechos básicos gratuitos y de calidad, descentralización y legislación laboral con dignidad para los trabajadores, son algunos de los temas incluidos. Entre los adherentes a este pacto, se encuentra Tomás Hirsch, ex candidato presidencial y vocero del Movimiento Humanista en Chile.

¿Cómo se gesta este acuerdo?

Este acuerdo surge como resultado de un dialogo que venimos sosteniendo desde enero, con distintos personajes de la izquierda política y social chilena. Todos preocupados por la necesidad de avanzar en una dirección de convergencia, todos con la sensación de que compartimos ideales, pero asumiendo que en el proceso electoral estuvimos fragmentados en distintas candidaturas y en diversos espacios. Junto con esa reflexión, con ese diálogo, fuimos llegando a la convicción de que debiéramos ser capaces de reflejar la discusión en un documento que ayudara a converger. Decidimos poner el acento en las propuestas, en los temas esenciales para Chile, más que en potenciar individuos particulares. Al mismo tiempo, decidimos que no queríamos formar una nueva orgánica, un nuevo partido, puesto que muchos de nosotros ya pertenecemos a organizaciones políticas, sociales, culturales, étnicas u de otro tipo, por lo tanto más bien esto es un encuentro de personas representativas de distintos mundos de la izquierda, que compartimos un ideario que nos parece fundamental para avanzar y profundizar en el Chile de hoy. Así es cómo llegamos a este grupo de 21 firmantes y a estos 12 puntos, que fueron consensuados en muchos intercambios con cada uno de sus participantes, que representan esta diversidad de la izquierda actual.

Con este pacto sellan un compromiso. Ahora, ¿de qué manera creen que van a avanzar en esa dirección?

La verdad es que después de la primera reunión conjunta que tuvimos el jueves recién pasado, todos coincidimos en una gran cantidad de iniciativas. En primer lugar, estamos planificando un lanzamiento público de los 12 puntos -probablemente para el 14 de mayo, como fecha tentativa. En segundo lugar, queremos organizar debates sobre distintos temas que incluyen los 12 puntos; sobre la anulación de la Ley de Amnistía, sobre la recuperación del cobre, sobre la relación del Estado con los pueblos originarios, en fin, distintos seminarios que permitan ampliar la discusión de estos puntos, para después traducirlos en propuestas concretas hacia el gobierno. En tercer lugar,vamos a establecer un programa de diálogos, de conversación con el gobierno, con parlamentarios, organizaciones sociales y partidos políticos, presentándoles los 12 puntos y estudiando las posibilidades de avance conjunto. Nosotros quisiéramos que el gobierno integre estos temas de manera efectiva, puesto que muchos de los puntos están en su programa pero de forma mucho más tibia, mucho más tenue, y creemos que eso no va a permitir un avance sustantivo para el país. Así que nuestra agenda es muy extensa, y estamos recién en una etapa de construcción.

Dentro de estos 12 puntos hay varios temas que plantean cambios estructurales en distintas dimensiones y que claramente el gobierno actual no estará dispuesto a realizar. Entonces, ¿De qué manera se enfrentarán a eso?

Por cierto. Pero hay que considerar lo siguiente: estos 12 puntos forman parte de una suerte de patrimonio histórico de la izquierda política social chilena. No los inventamos nosotros. Tenemos que reconocer que estamos recogiendo las luchas que se han dado en nuestro país, en algunos casos hace 100, 50 o 20 años. Los derechos de la mujer, los derechos de la diversidad sexual, la salud y la educación, los pueblos originarios, son algunos de ellos. Por lo tanto creemos que sí deberían haber oídos para avanzar , tal vez no con el gobierno como un todo, pero sí con algunos parlamentarios de la Nueva Mayoría y, sin duda, con parlamentarios independientes como Vlado Mirosevic, Giorgio Jackson y Gabriel Boric, con los cuales creemos que vamos a encontrar gran eco. Es decir, aquí hay que aunar fuerzas; aquí hay que construir una gran fuerza. Y, por cierto, vamos a estar muy cerca de los movimientos sociales y sus movilizaciones durante este año, porque compartimos claramente esta aspiración.

¿Podríamos decir que este pacto tiene un camino y un horizonte común, que podría ser trascendente en el tiempo?

Absolutamente. Si bien nosotros no estamos pensando en una nueva orgánica, en armar un partido, referentes políticos o candidaturas de ningún tipo, sí creemos que este pacto se puede proyectar en el tiempo. Hay muchos que ya nos han preguntado de qué manera se pueden integran a este grupo de los 12 puntos, y hemos dicho que queremos hacerlo de un modo nuevo. Queremos ir formando grupos de los 12 puntos en distintas ciudades, distintos barrios, y que se vaya promoviendo, sin depender organicamente del grupo original. En torno a los 12 puntos, ojalá se vayan configurando distintos grupos que impulsen estas propuestas. Recientemente estuve en la Octava Región. Tanto en Concepción como en Coronel, quedaron muy entusiasmados con conformar un grupo que comience a impulsar este documento en la zona. Ese creemos debe ser el camino.