Asamblea-COnstituyente-Cuarta-UrnaDesde la 9.30 de la mañana, en las dependencias del Senado en Santiago, ubicadas en el ex Congreso Nacional, se dieron cita representantes de diferentes organizaciones sociales, sindicales y políticas del país, entre ellos también varios parlamentarios, con el objetivo de conformar una nueva instancia de coordinación que presione a la actual administración encabezada por Michelle Bachelet, para que convoque a una consulta popular que defina el mecanismo adecuado para redactar una Nueva Constitución.

Entre los parlamentarios asistentes, destacó la presencia de una amplia diversidad partidista, desde los diputados Hugo Gutiérrez, Giorgio Jackson y Daniel Melo; pasando por los senadores Gido Girardi, Alfonso De Urresti, y Antonio Horvarth; hasta las iniciativas ciudadanas que han impulsado la conformación de una Asamblea Constituyente, como “Marca tu voto AC” y el “Movimiento por una Asamblea Constituyente”.

Esteban Maturana, presidente de la Confederación de Funcionarios de la Salud Municipalizada (Confusam), fue uno de los tantos representantes de organizaciones sociales presentes, y comentó a ElDesconcierto.cl que el principal motivo por el cual surgía la instancia de articulación, es que “al calor de la última elección presidencial y parlamentaria, tuvo un apogeo importante y sustantivo en la agenda de la mayor parte de los candidatos, donde estuvo el tema de la necesidad de una nueva constitución política y, específicamente, el mecanismo de la asamblea constituyente”.

Maturana afirmó que “está claro que este es un tema que no puede surgir únicamente de la élite política, sino que es un tema que debe tener el sustrato más importante, que es la ciudadanía, organizado en distintas instancias”, y por agregó que sólo ello puede generar la presión política necesaria para que las instituciones política “se vean obligadas a convocar a una asamblea constituyente”.

Respecto de la participación de representantes políticos, Maturana aseguró que más importante aún es la presión ciudadana para un cambio representativo de la constitución. “Si los políticos ven que esto no tiene mayor expresión ciudadana, no hay una actividad movilizadora sistemática como ocurrió con la educación, la verdad es que se van a hacer los cuchos, y por eso es importante que se articulen este tipo de instancias”, señaló el presidente de la Confusam.

Por su parte, el senador del PPD, Gido Girardi, afirmó que la tarea fundamental de la instancia de coordinación será empujar el Ejecutivo para que se defina mediante plebiscito el mecanismo por el cual se modifique la constitución, sea este una Asamblea Constituyente, o bien la Comisión Bicameral que ha sido anunciada desde el Gobierno. “Aquí no se trata de imponer una asamblea constituyente, sino que la idea es que los ciudadanos definan cual es el mecanismo, ya sea más participativo o inclusivo, porque hay que darle más legitimidad a este proceso”, afirmó.

Respecto del rol de los parlamentarios presentes en la instancia de coordinación, Girardi recordó que el cambio a la constitución estaba planteada en el programa de Gobierno, pero que aún no está cerrado el mecanismo para ello. “Para mí el cómo se haga la Nueva Constitución comunica también respecto de lo participativo, lo inclusivo y lo democrático, y no me da lo mismo si esto se va a hacer entre cuatro paredes en una comisión bicameral, o se va a hacer con una participación mayor a través de una constituyente, o quizá a través de un mecanismo mixto”, señaló el senador PPD.

Finalmente, el senador reconoció que si bien las reformas tributaria y educativa seguirán su curso normal, “igual nos vamos a ver obligados a reformar la constitución en el corto plazo, justamente para garantizar y hacer posible la demanda mayoritaria de los chilenos de educación gratuita y de calidad, más la reforma tributaria que establezca mínimos de igualdad”, finalizó Girardi.

 

La voz disidente de los movimientos ciudadanos

Gustavo Ruz es el Coordinador Nacional del Movimiento por una Asamblea Constituyente, organización que desde hace varios años viene generando discusiones, debates y seminarios para difundir el mecanismo en cuestión, analizó al término de la reunión, la conformación de la instancia de aticulación. Ruz comenzó señalando si bien valoraba la presencia de parlamentarios de todos los sectores, aseguró que su presencia no era aún significativa dado que “no representan sectores mayoritarios ni de la Nueva Mayoría ni menos del resto”.

Para Ruz, la ruta trazada por La Moneda donde la Reforma Tributaria, de Educación, y Electoral, están antes de la Nueva Constitución, implica que el futuro debate constitucional estará condicionado a los avances que se consigan en cada una de esas materias. “Cuando se venga a discutir la nueva constitución, no se va a poder discutir toda ella, sino aquellos artículos que no quedaron circunscritos en cada una de las nuevas leyes. Es decir, no va a ser una nueva constitución, sino una reforma a algunos artículos de la actual constitución, por lo que va a quedar intacto el actual corpus doctrinario, antidemoccrático, discriminatorio y autoritario de la constitución de Pinochet”, señaló Ruz.

Ruz insistió en que el principal objetivo del Movimiento por la Asamblea Constituyente es que “sea el pueblo, el poder constituyente originario, y no el Parlamento, el que redacte la Nueva Consittución”, por lo que insistió en que el único mecanismo que le otorgue legitimidad al proceso constituyente será la asamblea donde todos los ciudadanos pueda participar. “Estamos convencidos que allí prevalecen las ideas de recuperar los recursos naturales, de recuperar una democracia participativa, a tener derecho de iniciativa de ley, a poder revocar el mandato de autoridades, al reconocimiento de los pueblos originarios, los derechos de la mujer, de los niños y los adultos mayores. En definitiva, todo aquello que hoy día no existe o está conculcado en la actual constitución”, afirmó Ruz.

Consultado ante la diferencia entre su postura, y lo expresado por el senador Girardi, Ruz aseguró que no todas las opiniones al interior de la nueva instancia de articulación son unánimes, porque “acá lo que hemos hecho es mirarnos a los ojos y discutir una alternativa, pero que no está detrás de un solo proyecto”, finalizó Ruz.