acoso callejeroFue un impacto mediático. En febrero de este año, el Observatorio Contra el Acoso Callejero hizo su debut en los medios de comunicación, posicionándose en una leída nota de El Desconcierto sobre el tema. En adelante, el colectivo que forma su directorio ha recibido colaboraciones, testimonios y las felicitaciones de cientos de mujeres.

Sin embargo, en el equipo interdisciplinario de OCAC surgió la idea de realizar un estudio al respecto. Previo a la existencia de la entidad, ningún organismo o institución estaba dedicado al trabajo sobre el acoso callejero en Chile, que ni siquiera es reconocido como una forma de violencia de género.

Los objetivos de la encuesta apuntaron a caracterizar a las víctimas del acoso callejero, describiendo también las formas de abuso y comprobando la existencia de sus consecuencias traumáticas en las mujeres.

Acoso diario y semanal

El estudio fue realizado en febrero de este año, con una muestra de más de 3 mil casos. La cobertura etaria realizada al respecto se mantuvo entre los 12 y 64 años, con una alta presencia de jóvenes entre 21 y 25 años.

Según lo observado, las mujeres comienzan a sufrir acoso a una edad promedio de 14 años, en pleno desarrollo escolar. En la mayoría de los casos –un 90 por ciento-, las formas de acoso más frecuentes corresponden a silbidos, bocinazos, jadeos y miradas lascivas. En tanto, un 60 por ciento de las mujeres reconoció haber sufrido algún tipo de acercamiento intimidante.

Un 17,9% de las encuestadas señaló haber vivido alguna experiencia de exhibicionismo o masturbación en el espacio público.

Además, cerca de un 40 por ciento de las mujeres reveló ser acosada diariamente, mientras que un 77% señaló sufrir acoso callejero al menos una vez a la semana. Al respecto, el estudio de OCAC indicó que muy pocas mujeres responden o increpan a sus acosadores.

En la mayor parte de los casos, el acosador es un hombre desconocido. En tanto, Santiago, Ñuñoa y Providencia son las comunas con mayor nivel de experiencia de acoso callejero traumático en la Región Metropolitana.

Lee el estudio completo aquí.