manuelA tres años de libertad vigilada fue condenado el ex sargento Miguel Millacura por el delito cometido en agosto de 2011 en contra del estudiante Manuel Gutiérrez, en el contexto de un paro nacional de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT).

El caso de Gutiérrez, quien tenía 16 años al momento del disparo y se encontraba observando las protestas del 25 de agosto en la Villa Jaime Eyzaguirre, se transformó en una de las disputas del movimiento estudiantil ante el gobierno de Piñera. Sin embargo, la justicia militar dictaminó hoy que el ex sargento cumplirá su condena en libertad.

La familia, en tanto, dio a conocer un comunicado público donde señalan que la fe cristiana los ha ayudado a enfrentar el dolor de la pérdida, pero que exigen “que se haga justicia y se de fin a la impunidad”.

“El Ex Sargento Miguel Millacura es culpable del delito de haber disparado con un Ametralladora UZI (arma de guerra), provocando la muerte de nuestro querido Manolito. Nadie sale con un Ametraladora UZI “a cazar pajaritos”; por tanto, Millacura debe ser sentenciado por su responsabilidad en este grave delito”, argumentaron. En tanto, la justicia militar absolvió a la teniente Claudia Iglesias, quien fue señalada como encubridora de los hechos.

 

Solicitan reunión con Bachelet y encargados de justicia

La familia del estudiante asesinado solicitó que se aumente la pena actual, de sólo 3 años y un día, a una condena de al menos 5 años de presidio efectivo para Miguel Millacura.

Según lo señalado por los Gutiérrez Reinoso, el ex sargento se encuentra en libertad “gracias al amparo que le da Justicia Militar; sistema judicial que le da privilegios y no asegura una condena proporcional al delito cometido”.

En la declaración pública, la familia solicitó una audiencia con la presidenta de la República, Michelle Bachelet, además de exigir encuentros con el titular de Defensa, Justicia y el presidente de la Corte Suprema, Sergio Muñoz.

“Sea cual sea la sentencia, nada podrá reparar la perdida de nuestro querido Manuel pero, al menos, nos ayudará a nuestra tranquilidad y paz como familia”, recordaron.