paris 2El Dr. Paris, a diferencia de otros dirigentes del Colegio Médico de Chile (Colmed) se ha perfilado como un personaje mediático, constantemente consultado por los medios ante cualquier acontecimiento en salud. A su diplomacia y perfil académico también se le adjudica una relación cercana al gobierno de Sebastián Piñera, en donde en muchas ocasiones se le vio apoyando las posturas del ministerio en desmedro de los intereses gremiales. Críticas que provienen de parte de otros dirigentes y candidatos de su lista contraria, abren la discusión sobre cuales son los puntos en discusión que entablará la principal dirigencia en salud al alero de un nuevo gobierno.

Sin embargo, una de las principales cartas con las que se presenta la lista que preside, es su desvinculación con intereses políticos: “nosotros lo que proponemos es seguir trabajando con cualquiera que sea y no relacionarnos ni hacernos a fin con un partido político o un gobierno” señaló el candidato. Sin embargo uno de sus integrantes pertenece a la Renovación Nacionaly existen versiones que dan cuenta sobre la cercanía amistosa y política que existió entre el presidente del Colmed y el ex subsecretario de Redes Asistenciales, Dr. Luis Castillo.

Médicos Movilizados

“No estoy a favor de los paros, no estoy a favor de dejar los lugares de trabajo abandonados, estoy a favor de los pacientes y obviamente cuando hay un paro, los que sufre son los pacientes por muy legítima que sean las demandas de nuestros asociados”- declaró Paris

15 médicos fueron desvinculados en 2012 de la ex Posta Central por filtrar información respecto a los casos de infección intra hospitalaria de Clostridium Difficile. El mismo año, el ex ministro de Salud, Jaime Mañalich, anunció la salida del director dicho hospital, Emilio Villalón. En esa ocasión, el entonces presidente del Colegio Médico declaró estar de acuerdo con la decisión.

El Dr. Oscar Orellana, dirigente de la Asociación de médicos de la Asistencia Pública, desvinculado a raíz del caso Clostriduim, aseguró a El Desconcierto que “Estuvimos bastantes desprotegidos en este conflicto, hubo una pérdida de 30 médicos, especialistas en su mayoría, y en esto el colegio médico fue bastante tibio, tuvo algunos acercamientos pero en general estuvo ausente”. Orellana destaca que “de todas las barbaridades que a Mañalich se le ocurrieron en algún momento en contra de los médicos, fueron pocas en las que tuvo una fuerte oposición del Dr. Paris”. Para el Presidente del Colegio sin embargo, la situación de los médicos si fue respaldada por el Colmed, “nosotros apoyamos a la posta central, fui tres veces a asambleas allá y financiamos un inserto en los medios apoyándolos, así que no es verdad que no los hayamos apoyado”, argumentó. El Dr. Ricardo Peña, también dirigente de la Asociación de médicos de la Asistencia Pública y desvinculado de la ex Posta Central, agrega que “no hubo un apoyo, como quien podría esperar, colectivo, contra la situación que se generó contra los dirigentes de la asociación médica de asistencia pública”, y asegura que en medio del conflicto “a nosotros nos parecía que era impresentable de que se siguiera atendiendo sin que se tomaran las medidas correspondientes por parte de la autoridad del gobierno”.

En ese contexto, Paris anunció negociaciones con el ministerio en donde se anunciarían mejoras salariales para los médicos especialistas de los servicios de urgencia. Paris asegura que “logramos un 40% de reajuste para los médicos de urgencia, el incentivo al retiro, entonces me extraña que digan que nosotros no hemos defendido al gremio”. Según Camilo Bas, presidente de la Asociación de Médicos de Atención Primaria, y candidato de la lista contraria a Paris, la decisión de apoyar exclusivamente a los especialistas generó resquemores en el gremio porque constituía una especie de discriminación, dado que “la mayoría de los médicos que trabajan en urgencia, tanto en atención primaria como en hospitales, son médicos generales”.

En la misma línea, el líder del Colegio se mostró abiertamente contrario a las movilizaciones de los médicos de la atención primaria, llevada a cabo en 2013, a pesar de que el apoyo fue votado por la asamblea general del colegio.

Bas asegura que en 2012 y 2013 el colegio médico había decidido apoyar las demandas. “En ese consejo regional se logró que los representantes máximos del colegio médico dieran respaldo exigiendo un proceso de negociaciones urgente (agosto 2013). Sin embargo la mesa directiva del Colmed no hizo nada para conseguir un avance en esta materia. El apoyo que tuvimos fue prácticamente nulo y lo que más me llama la atención es que ahora en campaña dice que en su mandato de tres años nos apoyó”, aseguró el dirigente.

En su defensa, Paris recalcó que no favorecía las movilizaciones, “No estoy a favor de los paros, no estoy a favor de dejar los lugares de trabajo abandonados, estoy a favor de los pacientes y obviamente cuando hay un paro, los que sufre son los pacientes por muy legítima que sean las demandas de nuestros asociados”. Sin embargo, Bas defiende que la situación de los médicos de atención primaria tuvo un periodo de casi dos años en donde no se avanzaron en negociaciones y es por esa razón que decidieron finalmente paralizar.

 

Un pie en Colmed, otro en el Ministerio

La lista B,  está compuesta por la directiva nacional  presidida por Enrique Paris, junto a la Dra. Magali Pacheco, Dr. Luis Velozo, Dr. Nelson Díaz y el Dr. Sergio Rojas. Dr. Pablo Araya, antiguo militante de Renovación Nacional y partícipe del grupo asesor presidencial, Tantauco, es ahora candidato a consejero regional Santiago apoyado por la lista B. Hasta este año, Araya era paris mañalichpresidente del Regional Santiago del Colmed y a su vez tuvo un cargo de confianza en el periodo ministerial de Mañalich. En este contexto se le realizaron fuertes críticas por su doble participación en el gremio y en el ministerio.

Roberto Estay, presidente de la Agrupación de Médicos Residentes, señala que durante el año pasado también sostuvieron problemas de apoyo de parte del Colmed. En esa ocasión, “tuvimos problemas con el ministerio de salud sobre asuntos contractuales entre los residente y el Minsal, ya que cambiaron durante el gobierno de Piñera”, comenta el médico becado.

Sin embargo -a juicio del Dr. Estay- las respuestas del Colmed en relación a sus demanda “eran muy tibias y no había una postura muy clara”. En medio de las negociaciones, el dirigente de Residentes Chile, señala que el Dr. Pablo Araya era el encargado de tomar las decisiones respecto a sus contratos, desde su cargo en el ministerio como director del programa de becas. Según el dirigente, “ocurría la paradoja de íbamos al Colmed y nos recibía él (Araya) y después íbamos el Ministerio a hacer que se cumpliera nuestro derecho y nos recibía nuevamente”.

El diputado Victor Torres (Democracia Cristiana) también realizó una denuncia en donde acusó a Araya de recibir doble sueldo como funcionario público. Según la publicación del diario Cambio21, Araya trabajaba en el Servicio Médico Legal por 44 horas semanales y se sumaba a sus labores en la subsecretaria de salud. En dicho medio, el diputado Torres enfatizó que “estamos hablando de un personaje que ha tenido un sinnúmero de cuestionamientos y ha salido mal evaluado en varios puntos en cuanto a lo médico”. Esto a raíz de que a Araya se le ha acusado de negligencia médica en tres ocasiones. La primera corresponde a la denuncia entablada por Rocío Omegna, antigua jefa de gabinete del ex alcalde de Recoleta, Gonzalo Cornejo porque fue sometida a una cirugía plástica con el médico que derivó en una septicemia y gangrena en el estómago que la mantuvo muy grave.

Según la información de lanacion.cl el médico recibió sanción de parte del Hospital Clínico de la Universidad de Chile por acusaciones de acoso sexual por parte de una doctora. Mediante el acuerdo N° 266, del 13 de junio de 1995, donde fue encontrado culpable y sancionado. Sumado a esto, Araya habría apareció en el primer lugar de una lista de 93 doctores investigados por el Ministerio de Salud que prescribieron recetas de sicotrópicos y estupefacientes, sin justificación alguna en el año 2000.

Las elecciones del Colmed se desarrollarán a fines de mayo y sólo los médicos colegiados podrán escoger su representantes tanto para la directiva como para los regionales.