naschla aburman melissa sepulvedaHasta altas horas del domingo, los representas de la federaciones de estudiantes que conforman la Confech se mantuvieron delineando las directrices del movimiento en una semana clave para la reforma educacional, donde además de la presentación de ayer de la primera parte del proyecto del Ejecutivo, se realizará la primera cuenta de Michelle Bachelet en su segundo periodo como presidenta.

Sin embargo, antes del término de la extensa sesión, una olla a presión se destapó al interior de la mesa que conduce la Confech. Ya desde temprano, Naschla Abruman había solicitado el apoyo unánime del grupo de dirigentes que lidera la conducción a una declaración enfática contra los actos violentistas. La molestia de la estudiante de Arquitectura venía desde la marcha del 8 de mayo, donde mostró con mayor claridad su condena ante la violencia que algunos grupos ejecutaron durante la marcha.

Aburman contó de amenazas que habría recibido en su propio departamento, con un mensaje anónimo que dejaron bajo su puerta. “Melissa es del pueblo, tú no. Se va a caer el imperio del NAU”, decía el papel. A pesar de esto, el plenario no pudo resolver un problema de antigua data al interior del movimiento estudiantil.

Cuando la vocera presionó al plenario para aprobar la declaración de prensa, no obtuvo la respuesta esperada, y decidió retirarse anticipadamente junto a sus compañeros de militancia.

“Desconocemos las circunstancias que llevaron a Naschla a hacer esto, pero estamos tratando de determinarlo en la interna”, comentaron desde una federación que forma parte del bloque de conducción de la Confech.

Aburman, miembro del NAU, se retiró junto a Tomás Leighton, vocero de la Cones y militante Revolución Democrática (RD), movimiento que surgió del colectivo de la UC con el liderazgo del diputado Giorgio Jackson y del actual asesor del ministerio de Educación, Miguel Crispi.

La cercanía entre RD y el NAU genera tensiones al interior del Confech, específicamente por la interpretación política que se hace de los puestos que ocupa al interior del gobierno de Michelle Bachelet.

 

Acción orquestada

reunion confech eyzaguirreFue muy evidente que estaba orquestado esto por alguna otra razón, porque a pesar de que todas las palabras respaldaron a Naschla como vocera, se hizo la única salvedad de que no se podía destacar, ante la prensa, esta situación por sobre los puntos que se querían posicionar. Discutieron eso por 40 minutos, cuando no obtuvo el respaldo a su comunicado, se paró y se fue. Fue muy evidente que fue a eso”, comentó uno de los asistentes a la reunión del domingo.

La lectura que sacan algunos dirigentes es compleja de asumir. No lo dicen en público y menos ante la prensa, pero la cercanía del NAU con el oficialismo -donde también ubican a las Juventudes Comunistas -origina parte importante de las tensiones con el grupo de estudiantes de la UC. Al interior de RD, la determinación en torno a los cargos de gobierno fue definida como una “colaboración crítica”, pero la gravitación de los cargos, especialmente en el caso de Crispi, han inclinado las posturas hacia una participación activa en la reforma, decisión resistida desde los grupos más desconfiados de las autoridades de gobierno.

De hecho, una reunión privada entre Crispi y los miembros de la Feuc, previa a la jornada del domingo, levanta sospechas entre miembros de “Crecer”, movimiento interno de la UC que reúne a militantes de FEL y UNE. Fuentes de la agrupación aseguran que la reacción de Aburman formaría parte de una estrategia consensuada con Crispi, con el fin de mantener un control al interior de la Confech.

Aburman explicó en una carta dirigida a los miembros del Consejo UC las razones de su actuar en la jornada del sábado, asegurando que “propusimos al CONFECH aprobar una declaración que condenara la violencia, con el objetivo de preservar la sintonía con la ciudadanía chilena, o tomar una postura clara, porque creemos que en estos temas no deben haber matices”, y agrega que ante la indefinición del plenario para condenar los hechos de violencia “ser parte de la mesa ejecutiva y con ello, ser vocera, significa amedrentamientos en mi casa, amenazas previas a las conferencias de prensa”, escribió.

 

Reunión extraordinaria del zonal

confech 2014 sede fechLa carta de Aburman explicitó que su acción sólo se circunscribió a la jornada del domingo, por lo que no había renunciado a la vocería. La decisión quedó postergada para una reunión extraordinaria del zonal metropolitano, el cual se llevó a cabo la tarde del lunes en la sede de la Fech.

Allí, una fumata de humo blanco pareció haber despajado las tensiones tras la confirmación de la presidenta de la Feuc en la vocería de la Confech. A la salida, Sepúlveda rechazó el quiebre interno y habló fuerte y claro contra las acciones “de matonaje y violencia”, ratificando el apoyo a Abruman dentro del bloque de conducción.

Rechazamos enfáticamente estas actitudes cobardes de sectores que no sabemos quiénes son. No sabemos sus motivaciones, pero esto no lo vamos a permitir, porque entendemos que son amedrentamientos al movimiento social frente a un proceso en el que tenemos que mostrarnos más unidos que nunca”, indicó Sepúlveda.

Aburman se defendió las críticas que la señalan como una dirigente cercana al Gobierno, afirmando que “se han instalado temas imaginarios que no son ciertos” y agregó que “entendemos que hay diferencias pero hoy hemos resuelto las posturas que hemos mencionado y no nos perdemos en ese sentido”, concluyó la ratificada vocera.