La Comisión de Evaluación Ambiental de la Región Metropolitana rechazó este martes la Declaración de Impacto Ambiental (DIA) presentada por CCU para construir una planta productora de bebidas y cervezas en la comuna de Paine, que demandaría una inversión de US$300 millones.

La iniciativa controlada por el holding de inversiones del grupo Luksic y la multinacional Heineken, abarcaría 50 hectáreas de la comuna y pretende extraer 24 millones de litros de agua al día con el objetivo de producir 4.109.589 litros de bebida y cervezas diarios.

El Servicio de Evaluación Ambiental (SEA) rechazó la DIA por considerar que era insuficiente para analizar el impacto de la iniciativa en la zona. De este modo si la compañía,  quiere avanzar en la iniciativa, deberá presentar un Estudio de Impacto Ambiental (EIA), lo que abre nuevos plazos y herramientas para la participación y observaciones ciudadanas.

Por ello, la resolución de la Comisión de Evaluación Ambiental supone una gran noticia para los habitantes de Paine, quienes en reiteradas ocasiones han manifestado su preocupación por la escasez de agua que podría ofrecerles el futuro y las múltiples consecuencias que la instalación de la planta de CCU podría generar en sus hogares.

ccu-en-paine-620x330La oposición de los vecinos al proyecto es respaldada por la municipalidad, la cual emitió una declaración en la que sostiene que “el proyecto Planta CCU Paine declaraba el uso de más de 400 litros de agua por segundo indefinidamente, constituyendo una amenaza para la sustentabilidad de nuestro territorio. Además, gran parte de esta agua extraída sería devuelta a los caudales en forma de residuos líquidos (riles), lo que implica un impacto masivo para el ecosistema y su capacidad de recuperación”.

A su vez la declaración indica que “el proyecto presentado implicaba la pérdida de suelo de alta aptitud agrícola para construir una planta industrial en 50 hectáreas de terreno”.