barros luco

4 mil millones de dólares de inversión en infraestructura destacó como una de las principales medidas para hacer crecer la salud pública: 20 hospitales, 132 Servicios de Urgencia de Alta Resolutividad, 100 nuevos centros de salud familiar y 100 nuevos centros comunitarios de salud, serán construidos para alivianar la actual sobrecarga de los servicios de urgencias y hospitales.

Para cubrir el déficit se necesitan alrededor de 8.800 millones de dólares -según el investigador Matías Goyenechea- lo que significaría que el anuncio realizado este 21 de mayo cubriría la mitad de la brecha. Si bien el cientista político calificó la política como “positiva porque significa una expansión del sector público”, aseguró que “quedan cosas sin mencionar que son complejas, por ejemplo el financiamiento que recibe la actual Red de Salud”.

“Cada día que se hace un día cama, el hospital se hace más pobre y se endeuda y es por eso que tenemos un problema estructural de la deuda hospitalaria que todos los años es gigantesca”

Asimismo, Goyenechea aseveró que “si estamos en una política de inversión masiva, como la que se está anunciando, me parece que hubiese sido adecuado acompañarlo con una redefinición de los mecanismos con los cuales debiesen ser financiados los hospitales, para hacer sustentable la actual red, como para también poder manejar un crecimiento de esta naturaleza”.

El experto se refiere específicamente a la deuda hospitalaria que tiene el actual sistema de salud pública, una tarea pendiente que hasta el momento no han existido referencias respecto de cómo subsanarla.

A comienzos de mayo, la subsecretaria de Redes Asistenciales, Angélica Verdugo señaló que “el sistema nacional de servicios de salud está en una situación de endeudamiento preocupante, que es además evidencia de un déficit estructural complejo”. La autoridad emitió dichas declaraciones tras presentar ante la Comisión de Salud del Senado una proyección de deuda hospitalaria de 264 mil millones de dólares en caso de no tomar medidas.

Goyenechea explica que “hoy día tenemos una red que funciona como el mercado, con competencia de manera interna, y que ni siquiera alcanza para hacer sustentable el mismo modelo”. Sobre esto, declaró que “es paradójico, los precios del sector público no alcanzan a cubrir los costos reales. Esto pasa porque Fonasa genera unos aranceles que son inferiores a los costos y esto es bastante brutal”

Para retratar, el director de Creando Salud, ejemplifica que para un día cama en la UCI, Fonasa paga 130 mil pesos al hospital, pero el costo real de esa atención,está sobre los 300 mil pesos. “Cada día que se hace un día cama, el hospital se hace más pobre y se endeuda y es por eso que tenemos un problema estructural de la deuda hospitalaria que todos los años es gigantesca”, aseveró Goyenechea.

A esto problema se le incorpora la compra de prestaciones a clínicas privadas, que tras el informe del actual Ministerio de Salud, alcanzaron sumas millonarias, donde se destinaron 6.636 millones solamente a la Clínica Las Condes.

La gran deuda: Participación

El director de Creando Salud señala que si bien a su organización se le ha invitado a la comisión para la creaciparo saludón de una Ley de Isapres, le parece negativo que en general no tomen parte en la creación de las políticas sectoriales, los trabajadores de la salud, gremios y pacientes.

“Uno vuelve a ver una cierta actitud de parte del gobierno de generar política desde la lógica del despotismo ilustrado, de hacer políticas que quizás puedan ser buenas, pero sin reconocer la participación de actores sociales”, aseguró el especialista enfatizando en que, por ejemplo, en la actual comisión para Ley de Isapres participan gerentes de tres isapres y la Asociación de Clínicas, pero no así los gremios de la salud, los pacientes o académicos.