trabajadores_IBMDesde el 9 de mayo, 274 empleados de la empresa IBM se mantienen en huelga. La paralización, que tiene por objetivo alcanzar una serie de mejoras salariales, de seguridad y desempeño laboral, ha sido prácticamente ignorada por la empresa que no los reconoce como a sus empleados.

Por más extraño que parezca, los trabajadores sindicalizados están contratados por ITBlue, filial cuyo dueño mayoritario –cerca del 90 por ciento- pertenece a IBM y tiene a la misma empresa por único cliente.

Las autoridades al mano de IBM han rechazado negociar con el argumento de que ITBlue no les pertenece y que, por ende, no tienen obligaciones con los trabajadores movilizados.

Sin embargo, como aseguró recientemente el presidente del Sindicato de Trabajadores de ITBlue, según los balances de la compañía, “todos los sueldos de la gente de ITBlue sale de IBM. Todo lo que son las decisiones respecto al trabajo a contrataciones o despidos, también sale de IBM. Pero al momento de negociar, la empresa dijo que nosotros no pertenecíamos a IBM y que éramos una empresa externa y aparte de ellos”.

Los trabajadores denuncian que los empleados de IBM cuentan con mejores condiciones laborales y salariales para un mismo cargo. En tanto, al alero de ITBlue, algunos no cuentan con bonos de colación, transporte o seguros de vida a la hora de trabajar en terreno.

Hasta el momento, la empresa sólo ha hecho un ofrecimiento muy lejos de las expectativas de lo que piden los huelguistas. Además, se encargaron de quitar el logo de IBM del edificio (ubicado en Salvador) para evitar daños a su imagen pública. El año pasado, la trasnacional fue mencionada como una de las 5 mejores empresas para trabajar.

La curiosa actuación de Carabineros

Ya van 19 días de huelga legal, pero ITBlue ha insistido en que no puede satisfacer el petitorio de los trabajadores. Sin embargo, según los trabajadores, no se encuentran solicitando mejorías a dicha filial, sino que se espera que las medidas sean tomadas por IBM, la empresa a la que ellos dicen pertenecer.20140509_0935191.-b

“Nosotros le pedimos la plata a IBM, una de las empresas más ricas del mundo y con más empleados después de Wallmart”, explicó Eduardo Araya, trabajador sindicalizado.

Pese a que han sido respetuosos de los márgenes legales de la huelga, marchando incluso con autorización de la Intendencia, los trabajadores han denunciado el acoso del jefe de seguridad de la empresa, Cristián Álvarez.

“Este caballero utilizó un dispositivo con corriente y se lo aplicó a un trabajador que estaba bloqueando el acceso y eso está constatado en la comisaría”, explicó Araya.

En tanto, durante esta mañana, y sin previa provocación, los trabajadores fueron desalojados violentamente por personal de Fuerzas Especiales, en una inexplicable maniobra pese al carácter legal de la huelga. Según Eduardo Araya, quien participa de la paralización, parar la producción “es la única alternativa legal que tenemos”.

El desalojo fue realizado con carro lanza aguas y zorrillo y terminó con la detención de cerca de 6 trabajadores sindicalizados. Entre ellos, el presidente del sindicato, Guillermo Zamorano, quien se encontraba aún en dicha condición cuando intentamos contactarlo.

Sin embargo, pese a la inexplicable irrupción policial, los trabajadores se mantienen movilizados y denunciando la omisión mediática de la que han sido parte. “Todo lo que subimos se nos baja, la empresa es dueña de tecnología de información y pocos medios han venido a vernos. Facebook es la única herramienta que nos queda.”, comentó Araya.