Captura de pantalla 2014-05-26 a las 17.22.01Justo hace una semana, El Desconcierto publicó una entrevista al renombrado académico de la Casa de Bello, Roberto Román, a raíz de la presentación de la Agenda Energética del nuevo Gobierno y sus consecuencias en el sector de la hidro electricidad, ejemplificando con casos como el proyecto Alto Maipo e HidroAysén, y sobre el primero, declarando que “Alto Maipo va”.

Es importante recordar que, al igual que HidroAysén, el Proyecto Hidroeléctrico Alto Maipo, de la transnacional Aes Gener, ha presentado una serie de imprecisiones en su estudio, siendo aprobado bajo vicios e irregularidades por parte de nuestros servicios sectoriales.

El objetivo de esta “especie de respuesta” a sus dichos es simplemente reflexionar, y hacerlo ante temas tan relevantes como la creciente pérdida de vocación pública que muchas de nuestras casas de estudios superiores y profesionales universitarios han sufrido.

Este pequeño gran problema, casi ha pasado inadvertido ante la opinión pública, no así ante comunidades en conflictos socio ambientales, el movimiento estudiantil y dirigentes del mismo, quiénes han advertido la clara vinculación entre el mundo académico y las grandes corporaciones transnacionales que socavan y corrompen nuestro territorio. Dada la crisis en la educación, muchos representantes del mundo de la ciencia se escudan en que al no tener recursos importantes para sus investigaciones, deben recurrir al mundo privado para lograr avances. Evidentemente no es así con todos, siempre existen excepciones, pero pareciera que el destacar en el gran mundo de la ciencia obstaculiza realizarse preguntas básicas como ¿a quién estoy aportando realmente? Desde esta cúpula de la ciencia, ¿se tiene la misma recepción hacia las comunidades que tanto necesitan de sus conocimientos? Creo que la respuesta se anuncia por sí sola.

Continuando con la reflexión y respuesta, nos encontramos con lo contradictorio del argumento de Román.

El profesor ratifica lo que desde hace tiempo ya la Coordinadora Ciudadana Ríos del Maipo ha denunciado incansablemente; la preocupación que despierta los escuetos niveles de caudal mínimo con el que fue aprobado Alto Maipo, por una parte, y por otro, la inseguridad en el suministro de agua potable para Santiago. Esto último de suma importancia, ya que en un comienzo Aguas Andinas rechazaba tajantemente el proyecto Alto Maipo por poner en riesgo su infraestructura y calidad de agua, pero tras un acuerdo económico, Aguas Andinas negocia (con Alto Maipo) el acceso a las principales reservas de agua potable para Santiago a partir de un convenio secreto. Convenio que luego de un largo proceso entablado por la CCRM, se logró hacer público. Esto concluyó, por el momento, con el pronunciamiento de la Superintendencia de Medio Ambiente indicando que de mantener tal acuerdo y materializarlo, las obras hidráulicas que se deben construir deben ser ingresadas por medio de un EIA al SEA.

Además de esto, R. Román se refiere también a los impactos sinérgicos que se prevén para la cuenca del Maipo, cuenca por cierto estratégica, siendo enfático en que debería declarase como una cuenca agotada. Algo que también, como fuerza opositora a Alto Maipo, hemos declarado parte de nuestra preocupación. Todo esto bajo un contexto de cambio climático irreversible, lo que complejiza aún más el panorama para el Cajón del Maipo y para Santiago.

Por último, y un tema tanto o más importante que los anteriores y sobre el cual el académico hace mención, es el innegable impacto de este tipo de mega proyectos en el tejido social de las comunidades.

¿Quién se preocupa por la división de los vecinos?

¿Quién se hace cargo de todos aquellos impactos sociales que no son considerados ni medidos?

¿Seguiremos justificando nuestro crecimiento y desarrollo a costa de zonas de sacrificio, no sólo en términos ambientales, sino que también sociales?

Finalmente, nos preocupa que un vecino del Cajón del Maipo, como lo es el profesor Román (quién tanta confianza desató durante el 2011 desmitificando el proyecto HidroAysén en cuanto foro hubo al respecto), pudiendo ser un gran aporte para dicho territorio, de un espaldarazo al Alto Maipo. Y más aún, que manifieste abierta y públicamente su interés por trabajar a futuro en las mitigaciones del mismo proyecto.

Que el profesor R. Román declare abiertamente que el enfoque de la oposición al Alto Maipo no responde a una “buena agenda”, es sólo un síntoma más de lo lejos que estamos de ser un país al servicio de quiénes más lo necesitan y de la poca comunicación que existe entre las comunidades vulneradas y el mundo académico.

Como Coordinadora Ciudadana Ríos del Maipo reiteramos nuestra convicción ante los numerosos antecedentes que vaticinan las serias consecuencias que traerá Alto Maipo, no sólo a nivel de cuenca, sino también para gran parte de la Región Metropolitana, tal como, sin querer, lo expone Román…Muchas gracias profesor, usted no hace más que darnos la razón.

INFÓRMATE, MOVILÍZATE, RESISTE, NO ALTO MAIPO.

Entrevista en cuestión: http://eldesconcierto.cl/experto-energetico-y-coletasos-de-la-agenda-energetica-alto-maipo-va-hidroaysen-por-ahora/