joseDurante la jornada de ayer, el ex jesuita Luis García Huidobro fue detenido por el delito de porte ilegal de armas de fuego y receptación. La noticia causó impacto al interior del mundo mapuche, donde el ex religioso mantiene fuertes vínculos. En entrevista con ElDesconcierto.cl, el cientista político José Marimán analizó lo ocurrido y la tensa relación que sostiene el gobierno de la Nueva Mayoría con el pueblo mapuche, a pocos meses de su arribo al poder.

 

¿Qué le parece la noticia de la detención de Luis García Huidobro? En Internet circulan imágenes de él esposado, al parecer su detención fue algo escandalosa….

En la mañana me hicieron llegar la noticia algunos y me llama la atención porque yo no puedo creer, bajo ningún punto de vista, que Luis haya estado metido en cosas armadas, como se le quiere vincular. Yo creo que se trata de policía a los que les gusta jugar, nada más, y perjudicar la imagen de alguien que está trabajando fuertemente en Derechos Humanos, en este caso en relación con familiares, sobre todo, de presos políticos, y ayudando también a aquellos que están encarcelados.

No me cabe duda que Luis es una persona que propicia formas pacíficas de relacionarse políticamente en la sociedad y que esta es una historia más de montajes, larga en la policía de este país.

 

luis-garcia-TWÉl tiene una amplia trayectoria de apoyo al pueblo mapuche, y también, últimamente, ha hecho ruido por sus declaraciones respecto a los fiscales, en casos, por ejemplo, como el de Daniel Melinao. Hay mucha gente que asocia esta detención a eso, ¿le parece que tiene sentido?

Yo no conozco mucho los casos, pero de todas maneras no sólo en el caso de Luis, hay tantos en el que se ha hecho toda una parafernalia poder dar un contexto de culpabilidad a personas que después terminan totalmente desmentidos por la justicia, entonces no sé. Es como difícil creer este tipo de cosas que hace la policía con la ayuda de algunos abogados que trabajan en el sistema.

 

Considerando las palabras del intendente Huenchumilla, quien ha mostrado voluntad de tener un nuevo trato, parece que las nuevas intenciones del Gobierno son contradictorias.

En el caso de Huenchumilla, yo creo que él entró con buena intención, todo el mundo se lo reconoce pero tiene una gran limitante que es que yo creo que él está bastante aislado dentro del gobierno. Yo creo que hay otras fuerzas que siguen el proceso político de la Araucanía, esta confrontación, de una manera mucho más distante y ligada a los intereses de otros actores sociales que a los mapuche.

“Se ha ido comentando esta noticia, el mismo Huenchumilla ha mencionado por ahí que se siente un poco solo. No tiene mucho piso, son conocidas las disputas que tiene con el ministro del Interior (Rodrigo Peñailillo) y otras personas”.

Se ha ido comentando esta noticia, el mismo Huenchumilla ha mencionado por ahí que se siente un poco solo. No tiene mucho piso, son conocidas las disputas que tiene con el ministro del Interior (Rodrigo Peñailillo) y otras personas. Y la verdad es que no sé cuánto más puede hacer Huenchumilla, aparte de hacer un poco de escándalo, como esta frase de que se iba a quemar a lo bonzo.

 

Los montajes policiales eran algo muy asociado a Piñera, sin embargo la Nueva Mayoría ya ha tenido un complejo aterrizaje en el mundo social por este caso de García Huidobro y otros estudiantes acusados. ¿Cómo evaluaría la gestión realizada respecto al pueblo mapuche hasta ahora?

Gran parte de los mapuche organizados miran con un poco de incertidumbre lo que está pasando y desconfianza, porque la verdad es que no es que el gobierno tenga una línea muy clara respecto a la política indígena. Recientemente, Aucan Huilcaman señalaba la política del gobierno en términos de los anuncios que se estaban haciendo como indigenismo tardío y yo estoy absolutamente de acuerdo.

La idea de proponer un ministerio indígena, por ejemplo, cuando la gente está pidiendo autodeterminación hace rato. Además, durante el primer gobierno de Michelle Bachelet se firmó el Convenio 179 que ratifica esta idea y, más encima, la declaración que habla derechamente de los derechos universales de los pueblos indígenas. Entonces, en ese sentido, la política recoge ideas que el pueblo mapuche tenía hace 20 años atrás para tirarlas ahora como algo nuevo, pero la verdad es que no caen bien.

Hay sectores que han demandado un ministerio, pero, como dicen algunos, eso es más burocracia estatal, no resuelve el problema. Ahora, eso es contradictorio también con la idea de formar una comisión descentralizadora que va a diseñar un país cuyas regiones sean centros de poder. Son imágenes contradictorias, yo creo que, en el fondo, lo que hacen ver, es que, así como todos los gobiernos anteriores, este tampoco tiene una política clara, ni la intención de enfrentar el problema como realmente es, en relación con los derechos de autodeterminación de los pueblos, como las Naciones Unidas lo vienen diciendo hace rato.