inbaCon 835 votos a favor, los estudiantes del Internado Nacional Barros Arana aprobaron la decisión de mantener la toma del recinto. El objetivo principal es manifestar rechazo a la reforma educacional liderada por el gobierno, a la que acusan de no atacar los problemas de fondo del modelo educativo.

Recientemente, los secundarios del Instituto Nacional replicaron la decisión, votando por continuar con la toma del liceo emblemático, también en rechazo a la iniciativa de la Nueva Mayoría y sus planteamientos. La información fue confirmada por Xavier Opazo, presidente del Centro de Alumnos, quien señaló que cerca de 1300 alumnos votaron a favor de la ocupación, con 900 votos en contra. La toma será reevaluada en dos semanas más.

En el petitorio de los estudiantes se considera el fin de las pruebas estandarizadas y la profundización de la discusión sobre el fin de la selección en los colegios, entre otros puntos de la reforma. Visiones a las que se suman los alumnos del INBA, quienes además sostienen demandas internas.

“Necesitamos una respuesta concreta de la alcaldesa, no vamos a aceptar nuevos compromisos firmados, exigimos un comunicado público aceptando su error y comprometiéndose, frente a la prensa, a solucionar nuestras demandas”, señaló a La Tercera Marcelo Carreño, vicepresidente del Centro de Alumnos.

En tanto, el Liceo San Martín se mantiene en toma reflexiva, algo parecido a lo que ocurre en el Liceo Victorino Lastarria, donde ya se instaló una comisión política para redactar un documento sobre la reforma. En la discusión participan profesores, estudiantes y directivos.

El Liceo Darío salas inició una toma durante el 21 de mayo pasado, pero fue desalojado rápidamente. La resistencia a las tomas la ha protagonizado la alcaldesa de Santiago, Carolina Tohá, quien ha criticado públicamente las decisiones de los estudiantes.

En esta etapa las tomas no están siendo una herramienta que ayude, además no es necesaria, está abierta la puerta para que en el debate de la reforma educacional, el movimiento social, particularmente los estudiantes, tengan la oportunidad de dar su opinión”, señaló Tohá.

En tanto, ya está programa la próxima marcha convocada por secundarios y universitarios para el 10 de junio. El ambiente, sin embargo, aún se encuentra tenso producto del rechazo de los estudiantes a discutir con la Intendencia Metropolitana. Lo último, dada la participación del organismo en las recientes acusaciones contra los estudiantes de la Universidad de Chile, Bryan Seguel y Camilo Díaz, quien salió este viernes de prisión preventiva.