El próximo mes de agosto vuelve a CJoaquin Sabinahile el Flaco de Úbeda, con un espectáculo titulado “500 noches para una crisis” y en el que cantará íntegro su memorable disco “19 días y 500 noches” de 1999. Aquel álbum supuso la gloría tardía para quien fue puesto a la altura de Serrat 30 años después de que éste ya fuera una celebridad.

Aquí, y por lo general bajo los efectos de los peces de hielo en el whisky on the rocks, el trovador con aire de faquir se refiere a algunos conocidos comunes.

Michelle Bachelet: “Apoyé a Michelle Bachelet porque pienso que ella, al igual que el uruguayo Tabaré Vázquez y un poco como Kirchner y como Lula, está en el lado razonable y europeo de las cosas, y me emocioné mucho cuando ganó las elecciones presidenciales. (Aunque) Zapatero, para Bachelet, es un radical. Salvando las distancias, claro, Pero yo estoy muy contento porque creo que los chilenos han tenido un exceso de sensatez eligiéndola. También es verdad que eché muchísimo de menos que en el discurso de toma de posesión que pronunció nombrara a Allende. Ahora, es mucho mejor eso que Pinochet”.

Felipe VI y Leticia de Borbón: “El caso es que estoy bailando con Leti y le digo al Príncipe a gritos: “¡Oye, Felipe! ¡Saca a bailar a mi novia que tiene un tremendo ataque de cuernos!” y mientras decía eso, mi novia, por detrás, me hacía gestos de no, no, no. Pero el Príncipe la sacó porque es un caballero –no por príncipe, sino por caballero- y bailamos el vals nupcial Leti y yo y el Príncipe y mi novia. Luego me contó mi novia que, cuando acabó el vals, el Príncipe le dijo una sola frase: “Bailas de cojones”. Y eso es casi todo lo que voy a relatar de esa noche. La Leti me contó, casi de entrada, un chiste de Lepe sobre ella muy divertido: “¿En qué se parece Estefanía de Mónaco a Letizia? En que Estafanía de Mónaco folla con un funambulista y Letizia es una fulana muy lista”. Ése es el límite al que puedo llegar sobre aquella noche”.

Joaquin_Sabina-Dimelo_En_La_Calle-Interior_FrontalFidel Castro: “Si yo tuviera una multinacional, le nombraría sin duda relaciones públicas porque es el mejor del mundo en la distancia corta. Ni sus más atroces enemigos niegan eso. Antes de darle la libertad a Heberto Padilla, se presentó en su celda y estuvo discutiendo con él durante cuatro horas. Fidel es un peligro, es goma 2. Si te lo pones cerca estás perdido. ¿Qué pasa en las Cumbres Iberoamericanas? Que absolutamente todas las fotos son para él. En Europa ya no es ninguna bandera, pero en el Caribe y en buena parte de Latinoamérica ¡cómo que sí lo es! Yo no soy un politólogo ni un filósofo ni un analista de la realidad, pero creo que muchos de esos que solucionan la vida con tres frases deberían saber que Fidel no es cualquiera y que Cuba no es cualesquierista”.

Hugo Chávez: “Aún no tengo definida mi opinión sobre Chávez. De hecho, lo primero que le dije a su niña (hija) es que en España la prensa, desde El País hasta La Razón, está en contra y ha hecho, con éxito, la caricatura de su padre diciendo que es un payaso. Así es. También es cierto que de vez en cuando, en letra pequeña, lee uno en El País, o en otros sitios, que si han hecho muchas escuelas, que si la sanidad, que si tal. Muy bien. Pero la batalla mediática la tienen ahora mismo muy jodida, y no voy a ser yo quien mejore eso”.

Ana Belén: “Una noche le hacían un homenaje a Anita en un programa que tenía Julia Otero, creo que en la televisión catalana, y llevaron a una serie de invitados sorpresa, uno de los cuales era yo. Estuvimos pues, en el programa, luego nos fuimos a cenar todos y después al hotel. Debía de ser la una o la una y media de la mañana. Yo había ido a Barcelona con un par de músicos y, desde luego, no estábamos dispuestos a dejar sin explorar la noche barcelonesa. Y Ana me dice de repente: “Oye Joaquín, ¿sabes que no tengo nada de sueño?, ¿Qué vais a hacer vosotros?”, y yo: “vamos a ir a tomar unas copas por ahí, a golfear un poco”. Entonces me propone que la lleve conmigo. A mí me hubiera encantado llevarla, pero en ese momento pensé que si entraba con Ana del brazo a cualquiera de los tugurios a los que pensábamos ir, se transformaría el local. Y, con todo el dolor de mi corazón, le dije que no. Ella se acordará de eso porque se enfadó mucho. De hecho, es la única vez que le he dicho que no a Ana Belén. Claro, si ella en vez de eso me hubiera dicho: “¿y por qué no la última copa en mi habitación?”, yo le hubiera contestado en el acto: “¡Sí!”.

Diego Armando Maradona: “Vi todas las cagadas y tal, pero con respecto a Diego, soy de la barra brava de Boca. Haga lo que haga, incluido dispararle a periodistas, estoy con él. Es mi lado fan. Diego ganó el Nobel a los 20, pero lo que le espera aún es duro. Te digo desde aquí, Diego: “Yo, un incondicional””.

Ricardo Arjona: ““Hace 20 años atrás acá en Guatemala, la noche antes del concierto estuve tomando copas en un bar, del cuyo nombre no quiero acordar. Y me hablaron de un cantante que estaba empezando, que carajo ese cantante guatemalteco ha acabado con todos nosotros. Lo digo porque esta canción ‘Corre dijo la tortuga’ un día me dijo que le hubiera gustado escribirla a él, así que se la mando con un gran beso a Ricardo Arjona.”

N. de la R.: Si no entendió la ironía, escuche la letra aquí:

Los más grandes nombres vivos de la canción de autor: “Cada vez que hablo de esa lista, digo que tengo otra lista. Las normas son que uno no puede nombrarse a sí mismo ni puede nombrar al que le está incluyendo en la lista. Para mí, insisto, los más grandes son Silvio, Pablo, Serrat, Juan Luis Guerra y Charly García”.

Chavela Vargas: “Cuando vi por la televisión, encendida sin sonido, la imagen de Chavela, di voz al aparato. Se nos fue, escuché. Y me cogió un llanto irreparable. Lo que nunca me había sucedido. Siempre me culpé por no ser capaz de llorar con la muerte de mis padres, pero esta vez me venció el desconsuelo. Yo nunca me tomé copas con mis ídolos: Bob Dylan, Leonard Cohen o Brassens. Y sí, con Chavela, con la que he cantado, nos hemos abrazado y reído hasta hartarnos. Todas esas veces cuentan y contarán siempre entre las más grandes cosas que me han sucedido en la vida”.