corderoYa van más de 40 denuncias en el Consejo Nacional de Televisión (CNTV) en contra de María Luisa Cordero, a quien se acusa de haber ofendido “la dignidad de las personas”. Los involucrados en este, un nuevo episodio de ofensa pública de la psiquiatra avalado por su espacio en la televisión, son dos de las figuras más queridas del plantel chileno: Alexis Sánchez y Arturo Vidal.

“Yo pienso que ha trabajado muy bien su cuerpo Alexis Sánchez… Él es feísimo, es horroroso ¡Es horrible! ¡Es un indio horroroso! Y el otro, (Arturo) Vidal, es horroroso, y penca y engreído“, declaró Cordero en Bienvenidos, el matinal de Canal 13.

Los polémicos dichos de la psiquiatra fueron emitidos en un horario apto para todo espectador y causaron el silencio de los animadores Martín Cárcamo y Tonka Tomicic. Más tarde, ésta reafirmó su opinión en declaraciones para Las Últimas Noticias, apelando, como siempre en estos casos, a la libertad de expresión.

“Pero si yo encuentro feo a Alexis Sánchez y al otro Vidal un indio horroroso! ¿Me van a prohibir decir mi opinión? (…) Estamos en un país libre, cada uno puede decir lo que quiere. En la época de la dictadura luché por la libertad de expresión”, agregó.

Si bien las denuncias en el CNTV son reflejo de un buen síntoma de la reacción por parte de las audiencias, esto no seguirá viéndose reflejado si el organismo fiscalizador no es capaz de dar buen fin a las quejas. Un ejemplo reciente se vincula al caso del asesor periodístico de la diputada Camila Vallejo, Javier Candia, evidentemente burlado en una nota del periodista Rodrigo Ugarte de Mega.

Pese a las múltiples denuncias y a la molestia ocasionada por el episodio, que festinó en horario prime con la discapacidad visual de Candia, esta mañana el Consejo Nacional de Televisión decidió quitar los cargos formulados al noticiero de Mega, pues, según su perspectiva, los contenidos “no satisfacen a cabalidad los requisitos del tipo infraccional”.

Ante este panorama, las denuncias realizadas por la audiencia al CNTV no hacen más que alimentar la polémica del show televisivo, transformando la discriminación fomentada por sus figuras en hechos anecdóticos.

 

Cara de nanas y caras de indios

BqbKifLIIAEhDKBLos dichos de la doctora Cordero en contra de Sánchez, especialmente por su utilización de la palabra “indio”, rozaron fuerte el pasado y presente racista de Chile. Por un lado, su frase remite al viejo discurso ignorante que ha perpetuado durante años la discriminación hacia los pueblos originarios, y, del otro lado, su perorata evidencia el oxidado racismo que aún vive en la boca de figuras con minutos de sobra en la televisión. Descalificaciones que son pronunciadas en un país que debió legislar, recientemente, en contra de los diferentes tipos de discriminación en la Ley Zamudio.

La importancia de dicha ley se pone en cuestión en un panorama recurrente: hace un tiempo fueron los dichos en contra de la rapera Anita Tijoux, a quien llamaron “cara de nana” en Lolapallooza y en el panel de un programa de farándula. Sin ir más lejos, la propia doctora Cordero señaló recientemente que “la esencia ética del voto censitario es que hay votos diferenciados. El voto de una persona como yo, que tiene una profesión universitaria, que ha trabajado en hospitales públicos -me he desempeñado con los pobres- no va a valer lo mismo que el voto de mi ‘Bertita’, que es mi asesora el hogar“. Para finalizar, agregó que a ella le deberían dar 10 papeletas.

Episodio similar a sus dichos en contra de las votantes de Bachelet, a quienes llamó “unas viejas flojas, guatonas, que ven teleseries y que están esperando los bonos y que no aman este país. Si fueran más lúcidas y tuvieran dos neuronitas más, no pido mucho, sabrían por quién tienen que votar”.

anaMientras Vidal es aclamado “Rey Arturo” en Italia y junto a Sánchez y otros rostros de la selección ganan espacio en el corazón de la hinchada, por estas tierras se arenga con orgullo a un plantel que lleva en el rostro y en sus historias personales parte de la identidad nacional. Uno de los pocos espacios en donde los representantes de Chile terminan siendo verdaderamente representativos.

Así, pese a que el mundo televisivo se esfuerza en sostener visiones despectivas de los rasgos físicos e identitarios del pueblo chileno, jugando sin cuidado con conceptos que buscan menospreciar a trabajadoras e indígenas, éste mismo comienza a avanzar en desmedro de las descalificaciones. El fascismo, que ha vivido libremente cobijado en la tribuna de los medios chilenos, retrocede por la fuerza de la historia y se ve ridiculizado a su modo: “Creo que metí las patas ayer“, sentenció hoy la psiquiatra.