sergioSergio Grez, historiador y académico de la Universidad de Chile, forma parte del movimiento Ciudadanos por la Memoria, que pretende impulsar el saneamiento de los espacios públicos y la remoción de toda apología a las figuras vinculadas a momentos oscuros de la historia nacional. En conversación con ElDesconcierto.cl, Grez relató el desarrollo de la campaña que hoy, en específico, busca el fin de la estatua del general José Toribio Merino.

 ¿Con qué objetivo acudieron hoy a La Moneda?

Hicimos la entrega de la carta en La Moneda junto a los miembros de nuestro movimiento y ahora esperamos una respuesta de la Presidenta de la República en un plazo prudente.

 Son más de 5 mil firmas, es bastante, ¿por qué cree usted que hay tanta adhesión y que es tan importante esta causa?

Porque es inconcebible que a casi un cuarto de siglo de terminada la dictadura de Pinochet, el Estado chileno siga glorificando la memoria de terroristas de Estado como José Toribio Merino Castro, que no sólo fue golpista en el 73, no solamente se abotinó en contra del presidente constitucional Salvador Allende, sino que también protagonizó un motín contra sus propios directores jerárquicos, el almirante Montero, por ejemplo, que como sabemos era constitucionalista.

Con el agravante, de que además de ser un sedicioso y golpista, fue uno de los máximos responsables del terrorismo de Estado y de la violación sistemática de los derechos humanos, que en el caso de la Armada, y ahí están sus huellas claramente marcadas, significó la represión en contra de sus propios amotinados, que fueron detenidos y sometidos a crueles sesiones de tortura.

 

Grez¿Cuál es la importancia de que ustedes cuenten, por ejemplo, con el apoyo de marinos constitucionalistas?

En esta iniciativa participan tanto civiles, como ex uniformados, precisamente la Agrupación de Marinos Constitucionalistas, quienes, a través de su presidente Víctor López, entre otros, están presentes en este movimiento Ciudadanos por la Memoria y en esta petición. Además, conforma nuestra agrupación la asociación que reúne a los miembros de todas las ramas de las Fuerzas Armadas y de Orden. Esto es, de la Marina, de la Aviación, de Carabineros e Investigaciones, que fueron exonerados en 1973 o en fechas posteriores por su oposición al Golpe y a la dictadura.

Todos ellos participaron también en la campaña que buscaba terminar con el nombre de la avenida en Providencia que glorificaba al Golpe de Estado, devolviéndole su nombre original de Nueva Providencia, y en vista del éxito de esa campaña y de la necesidad de continuar esta iniciativa de saneamiento democrático que busca erradicar todo signo de glorificación de la dictadura, hemos decidido continuar, en este caso, con los símbolos más ofensivos para la ciudadanía democrática. Pero hay otros…

 

Eso iba a preguntarle. Hay muchos otros monumentos que se vinculan a la apología de esa época…

Efectivamente y no sólo monumentos, también nombres de calles y otros sitios. Por ejemplo, a muy pocos metros de La Moneda, hay una calle que lleva el nombre de otro de los golpistas de la Armada, el almirante Gotuzzo, que fue ministro de la dictadura. De seguro va a ser objeto de nuestras campañas en el futuro y así sucesivamente. Esperamos que la ciudadanía reaccione y nos haga llegar datos respecto de signos o sitios similares en otros puntos del país, que sabemos que existen.

 

“Desde los primeros días de agosto del mismo año, decenas de marineros antigolpistas que estaban organizados fueron detenidos y cruelmente torturados por los oficiales golpistas”.

Yo le mencionaba a las Fuerzas Armadas porque ellos han estado cargados, en general, de una visión negativa que los asocia a todo lo que ocurrió el 73 y creo que es bueno que la sociedad sepa que hubo muchos de ellos que se opusieron.

Exactamente y fueron los primeros que recibieron la represión al interior de sus propias instituciones, particularmente los marinos, desde los primeros días de agosto del mismo año, decenas de marineros antigolpistas que estaban organizados fueron detenidos y cruelmente torturados por los oficiales golpistas, a cuya cabeza se encontraba Merino. Y eso ocurrió antes de que se concretara el Golpe de Estado.

 

Por último, una pregunta de actualidad. Hace poco salió una noticia que dice que en Puente Alto van a inaugurar una calle con el nombre de Charles Aránguiz, quien anotó el segundo gol frente a España durante el Mundial. ¿Cómo ve este tipo de iniciativas?

Bueno, no aguarda relación con lo que nosotros estamos impulsando. Es un asunto de apreciación, los futbolistas pueden ser una suerte de héroes populares, héroes no de la guerra sino que de la práctica de un deporte. No hay comparación posible. Yo mismo soy hincha del fútbol, admirador de ese futbolista y creo que es una cosa de criterios, pero sin mayor transfondo político. Hay tanto nombre de calle por cambiar en las que se rinde homenaje a colonizadores españoles, por ejemplo, que atacaron salvajemente a los indígenas u otros homenajes a falsos héroes militares que fueron protagonistas de golpes de Estado, de represiones contra su propio pueblo o de guerras injustas entre países hermanos.

 

Yo lo decía desde un punto de vista más sociológico, en el sentido en que en Chile causa extrañeza rendir homenajes que apunten a lo popular, por ejemplo, y lo otro no espanta tanto. Es llamativo.

Sí, ese es un problema de falta de educación ciudadana. Recordemos que la educación cívica ha sido erradicada de los colegios y hay una coincidencia pasmosa entre la obra de despolitización, tanto a nivel de la educación nacional como de los medios de comunicación y de la política del Estado, tanto como de los gobiernos de la Concertación y de la derecha clásica, que se han sucedido en el poder en los últimos 40 años, de manera tal que ahí está la responsabilidad. La responsabilidad está en el modelo económico y social, que es un modelo neoliberal, donde la sociedad se tiende a despolitizar. Pero además es la acción consciente de quienes han tenido la dirección de los asuntos del Estado en los últimos 40 años que no han hecho otra cosa que clientilizar al pueblo chileno y despolitizarlo.