Cuenta la historia que alguna vez el pueblo mapuche derrotó en la cancha a Alemania en plena Segunda Guerra Mundial. El borrado evento fue en realidad todo un conjunto de increíbles episodios que hacen dudar su veracidad.  En el documental “El mundial olvidado” de Lorenzo Garzella y Filippo Macelloni se reconstruye este episodio futbolístico. Lejos de aclarar si el mundial patagónico es un mito o es realidad, entrega datos que nos hacen creer que en un momento de la historia alguien pudo contra la FIFA.

Para pmundial patagónartir, la trama se inicia con el descubrimiento de un esqueleto humano abrazado a una cámara en un área arqueológica entre restos de dinosaurios; los huesos pertenecerían a quien estuvo encargado de documentar la “Copa Mundial Italia Real Patagonia”

Se suman a la lista de hechos curiosos que el arbitraje lo realizó el hijo de un conocido recuperador de trenes y bancos estadounidenses. El árbitro que era un lector de Hegel y desertor del ejército argentino, a falta de pito usó una pistola para dirigir los partidos. Su juez de línea fue un pariente del escritor Osvaldo Soriano, el tío Casimiro, de quien sacó los antedecentes para narrar el evento en un texto. La final del encuentro fue entre Alemania y el pueblo Mapuche quienes, a falta de himno nacional, realizaron un baile ritual que impidió que los arios continuaran ejerciendo el control de todo lo que se les cruzaba en el camino, dejando la copa en manos de los weichafe.

¿Sucedió? La palabra es suya.